Por qué nuestro club se centra en los proyectos WASH

Por Chris Bloore, presidente fundador, Ciberclub de WASH Distrito 9980 (Nueva Zelanda)

Chris Bloore, presidente fundador del Ciberclub de WASH en Nueva Zelanda.

Hace una década, los proyectos de agua, saneamiento e higiene (WASH) de Rotary tenían resultados dispares y una sostenibilidad limitada. La creación de un Ciberclub dedicado a WASH fue una forma de aplicar la disciplina de la psicología del trabajo humanitario a los programas de ayuda basados en el voluntariado para abordar estos problemas. Al adaptar cuidadosamente las aptitudes, la experiencia y la personalidad de los voluntarios a las necesidades reales de los proyectos sostenibles de agua y saneamiento, los proyectos de Rotary podrían dar mayor valor al tiempo, dinero y esfuerzo invertidos.

¿Cómo? 

El ciberclub fue una idea del expresidente de RI Bill Boyd, a través de conversaciones en la convención con el expresidente del Club Rotario Dunedin Central, Steve Atkins, a partir de un proyecto de investigación de Smart-Aid cofinanciado por Rotary. Se necesitaron casi dos años para organizar los clubes patrocinadores, reclutar a los socios y seleccionar a los funcionarios y todas las tareas administrativas habituales necesarias antes de que nos constituyéramos el 5 de octubre de 2016. Fue crucial el apoyo activo y entusiasta de tres gobernadoras de distrito sucesivas: Karen Purdue, Trish Boyle y Janice Hughes, y de la asistenta de gobernador Lesley Brook, quien nos orientó durante nuestros dos primeros años de funcionamiento. También contamos con un gran apoyo de los principales líderes de Rotary, tales como el expresidente de RI Bill Boyd, Nicholas Mancus, Ron Denham y Anna Shepherd (secretaria ejecutiva del Grupo de Acción de Rotary de Agua y Saneamiento).

Desafíos

Nos enfrentamos a muchos retos: ser un ciberclub en lugar de un club presencial, tener una membresía distribuida por todo el mundo y ser uno de los primeros clubes rotarios centrado en una causa en el mundo. 

Los ciberclubes ya estaban establecidos en Rotary, por lo que adaptar nuestros estatutos y reglamentos no fue demasiado complicado. Tuvimos que crear un sitio web, una plataforma de redes sociales y un foro para reuniones en línea (inicialmente GoToMeeting y posteriormente Zoom).

El hecho de que los socios fueran de todo el mundo exigió una reflexión creativa sobre los horarios de las reuniones, complicada por el horario de verano en las distintas zonas horarias. Tuvimos que abrir una cuenta bancaria en Nueva Zelanda con un tesorero en el extranjero y con firmantes de banca por internet en diferentes países. Organizar la capacitación de los funcionarios del club exigía la cooperación con los diferentes distritos en los que vivían. Tuvimos que inventar formas de recaudar fondos con los socios distribuidos por todo el mundo, como la noche de juegos de preguntas y respuestas para recaudar fondos a través de Zoom.

Sugerencias para otros clubes 

Los clubes rotarios se forman, crecen y prosperan adaptándose, aprendiendo y cambiando. Aprender haciendo mantiene a nuestro club relevante, sensible a las circunstancias cambiantes y es muy divertido. Al igual que en todos los clubes, es vital encontrar tareas para todos los socios a fin de garantizar el compromiso. En los clubes con un único objetivo existe el riesgo de ser “capturados” por intereses especiales, como, en nuestro caso, por las ONG. También es importante seguir siendo un club rotario. Nuestra presidenta, Heidi, insiste en la necesidad de mantener a los socios “identificados con Rotary”.

Ventajas de centrarse en un tema  

Tener un único enfoque significa que todos los socios están comprometidos con él, y emplean sus diferentes habilidades y experiencia para realizar una tarea común. También nos da acceso a personas con mayor especialización en el tema a través de un Grupo de Acción de Rotary relacionado con nuestro enfoque (WASRAG), y a una variedad de asociaciones profesionales y ONG alineadas con nuestros objetivos. Esto nos hace más eficaces y nos ayuda a captar nuevos socios.

Nuestro impacto

Estamos desarrollando la capacidad de ayudar a los clubes con las solicitudes de subvenciones distritales y globales para proyectos relacionados con WASH. Lo hacemos mediante la revisión de las solicitudes de subvención, el desarrollo de herramientas para ayudar a los clubes a cumplir con los requisitos de la Fundación Rotaria, y herramientas para ayudar a los equipos de proyectos en el campo. Estamos implementando una subvención global para WASH en escuelas en Nigeria. Asimismo, estamos realizando evaluaciones de las necesidades de la comunidad con el fin de obtener subvenciones distritales para el suministro de agua en hogares en Sudán del Sur y WASH en centros de salud en Malawi. Esto nos ayuda a conocer de primera mano qué recursos son más eficaces.

Geoff Elliott, socio del Ciberclub en Ecuador.

El suministro de agua, el saneamiento y la educación sobre la higiene son necesidades básicas para gozar de un ambiente saludable y una vida productiva. Obtén más información a este respecto en: Rotary suministra agua, sanemiento e higiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s