En Nigeria, Rotary salva vidas de madres y niños.

Por John Townsend, presidente de RMCH y el profesor. Emmanuel Lufadeju, coordinador nacional de RMCH Nigeria

El Dr. Salawuddeen explica una imagen ecográfica a una futura madre en el Hospital General de Sumaila (Estado de Kano, Nigeria).

Gift, una joven madre embarazada, se encuentra sola en una comunidad rural de Nigeria y está preocupada por la rápida hinchazón de sus pies y sus cada vez más frecuentes dolores de cabeza. Le preocupa que algo vaya mal en su embarazo y que el niño que crece en su interior esté en peligro. Peor aún, Gift piensa en lo que le ocurriría a su hija de tres años si muriera durante el embarazo. Otras mujeres de la comunidad han muerto trágicamente por causas evitables durante el embarazo. Así que consulta a su madre y a una comadrona de la comunidad en busca de ayuda.

Con la muerte de una madre, su recién nacido corre un riesgo especial de morir también. Y por cada mujer que muere, casi 30 sufren complicaciones que requieren atención sanitaria adicional y gastos considerables. Esto es crítico en un país con más de 206 millones de habitantes que crece a un ritmo del 2,5% anual, y que representa casi el 20% de las cerca de de 300 000 muertes maternas anuales en todo el mundo. En este contexto, solo un 12% de las mujeres casadas pueden utilizar un método anticonceptivo para evitar embarazos no deseados, y solo un tercio de la demanda se satisface con los servicios habituales.

A nivel mundial, se calcula que se lograría una reducción del 30% de las muertes maternas si todas las mujeres interesadas en la planificación familiar pudieran utilizar métodos anticonceptivos modernos para espaciar sus partos. En Nigeria, durante el primer año después de un parto, casi el 60% de las mujeres quieren espaciar su siguiente nacimiento, pero no pueden hacerlo porque los suministros de anticonceptivos son a menudo irregulares e impredecibles, y muchos centros siguen careciendo de proveedores cualificados. Las mujeres pobres y marginadas son las que corren mayores riesgos.

Afortunadamente, el Grupo de Acción de Rotary sobre Salud Reproductiva, Materno- Infantil (RMCH) ha estado trabajando con los líderes de la comunidad local, los proveedores de salud y los ciudadanos a través de diálogos, la participación en los sistemas de salud y la formación de los proveedores de salud locales para hacer frente a estas disparidades. Afortunadamente, la madre de Gift y su comadrona formaron parte del esfuerzo de formación del Grupo de Acción para abordar los síntomas asociados a la preeclampsia y garantizar que Gift tuviera un parto seguro y que tanto ella como su recién nacido recibieran una atención de calidad después del parto.

Durante los últimos 25 años, el Distrito 9125 (Nigeria) ha colaborado con el Distrito 1860 (Alemania) y los ministerios de salud federal y estatal de Nigeria para garantizar que las madres no tengan que morir innecesariamente mientras dan a luz.  Alcanzando a 46 millones de beneficiarios a través de la formación de proveedores y la divulgación, educando a las comunidades sobre los beneficios de la atención materno-infantil de calidad, y asegurando el suministro de medicamentos que preservan la vida, Rotary está marcando la diferencia a gran escala. En este esfuerzo, colaboramos estrechamente con la Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Nigeria (SOGON), la Asociación de Pediatría de Nigeria (PAN) y la Asociación Nacional de Enfermeras y Parteras de Nigeria (NANNM) en la realización de nuestras actividades, así como con otros socios de la sociedad civil para mantener los logros alcanzados a nivel nacional. Es especialmente importante el apoyo a la plataforma nacional de garantía de la calidad obstétrica del Ministerio Federal (NOQA-Network), que hace un seguimiento de las muertes maternas e infantiles y supervisa la disponibilidad de anticonceptivos en las cadenas de suministro estatales y locales.

“Ahora podemos aportar pruebas sobre el número de anticonceptivos distribuidos y cuántas personas han recibido los productos. Podemos hacer un seguimiento de cómo se utilizan productos como los inyectables y los implantes”.
Prof. Emmanuel Lufadeju,  RMCH Nigeria National Coordinator on the digital platform NOQA-Network

RMCH se ha comprometido a demostrar el impacto y la sostenibilidad de este programa de salud materno-infantil en Nigeria y a compartir la experiencia con otros clubes y distritos rotarios de todo el mundo para ampliar este exitoso programa. No aceptaremos la muerte de otras madres como Gift o de sus hijos cuando se puede prevenir. Con el apoyo de los Ministerios de Salud, el sector privado y el equipo de SMI de Rotary en Nigeria, este esfuerzo tendrá un impacto significativo en los indicadores de salud y en las vidas de innumerables familias en el país más grande del África subsahariana.

Para obtener más información sobre este esfuerzo o ideas sobre cómo participar en el área de interés de SMI, póngase en contacto con el Prof. Emmanuel Lufadeju, coordinador nacional de RMCH Nigeria, o con John Townsend, presidente de RMCH.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s