Nuestro impacto en las comunidades rurales de Etiopía

Por Samson Tesfaye Woldetensaie, exasistente de gobernador inmediato del Distrito 9212, Addis Abeba (Etiopía).

La importancia de las pruebas y los datos 

Mi club, el Club Rotario de Addis Abeba Central-Mella, trabaja actualmente en un proyecto para construir pozos en 24 comunidades rurales del sur de Etiopía. Las pruebas y los datos que hemos recopilado nos han ayudado a identificar las necesidades de estas comunidades y a determinar la mejor manera de abordarlas. 

Samson Tesfaye Woldetensaie

Este proyecto pretende mejorar la calidad de vida de los residentes y sus rutinas diarias una vez que tengan acceso al agua potable. Estas comunidades suelen recorrer largas distancias para llegar a una fuente de agua que suele estar sucia y ser portadora de enfermedades.

Evaluación de las necesidades de la comunidad

Todo proyecto de Rotary comienza con una evaluación que aborde las carencias y necesidades de una determinada comunidad. A menudo nos enteramos de las necesidades de una comunidad concreta a través de las organizaciones no gubernamentales (ONG) locales que operan en esa zona, oficinas regionales del gobierno o la propia comunidad.

Para nuestro proyecto actual -en el que colaboramos con el Club Rotario de Northwest Austin y otros aliados locales e internacionales- nos enteramos de las necesidades de la comunidad a través de una ONG local. Visitamos la zona para aprender, ver y hablar con la comunidad y los interesados. Experimentamos de primera mano cómo las mujeres y los niños dedican unas 3 horas al día a recoger agua. El tiempo que esos niños dedican a esta tarea podría utilizarse para asistir a la escuela, participar en actividades extraescolares o realizar tareas domésticas.

Los residentes de la zona sede del proyecto comparten el mismo problema de la mayor parte de las comunidades rurales de Etiopía: la falta de acceso al agua potable. Los residentes suelen carecer de conocimientos y prácticas para una buena higiene y saneamiento. Esto aumenta las enfermedades transmitidas por el agua, como los problemas estomacales, la diarrea y la fiebre tifoidea. Los residentes no tienen acceso a servicios sanitarios cercanos, por lo que recorren largas distancias para obtener tratamiento médico de alto costo. 

Todos estos son puntos cruciales para entender los problemas de esa zona.

Recopilación de datos

Para recoger datos, primero observamos. Por ejemplo, vemos la fuente y cómo recogen el agua. Luego caminamos con ellos para ver cuánto tiempo les toma llevarla a sus hogares. A veces intentamos llevar el agua, aunque es muy pesada. Otra forma de recopilar datos es mediante entrevistas. Preguntamos quiénes son los miembros más activos de la comunidad. Normalmente son las mujeres, porque son las que se encargan de recoger el agua. 

Entrevistamos a habitantes de la comunidad para obtener diferentes perspectivas. Preguntamos quién es el más influyente, el más popular o administrador de la comunidad. Intentamos entrevistar a diferentes segmentos de la comunidad. Utilizamos el formato proporcionado por Rotary International para nuestras herramientas de evaluación. Allí se da respuesta a la mayoría de nuestras preguntas, pero a veces tenemos que modificarlo.

Compartimos nuestras experiencias con diferentes socios y partes interesadas. Por ejemplo, al colaborar con una ONG local o internacional centrada en el agua nos ayuda a elaborar un plan exitoso. Estas ONG tienen experiencia y capacidad. En nuestro caso, observamos y nos aseguramos de que todo se haga correctamente. Sin embargo, contar con la debida experiencia es esencial. 

Compartimos periódicamente nuestra experiencia sobre los diferentes proyectos de agua que hemos realizado con otros clubes rotarios de Etiopía. Algunos se han acercado a nosotros para conocer los pasos para llevar a cabo un proyecto con éxito.

Evaluación del impacto mediante datos empíricos

Hace dos años, culminamos un proyecto de agua en otra parte de Etiopía. 

Un par de meses después, vimos el pozo de agua; estaba funcionando y era utilizado por la comunidad. Hablamos con los niños y nos dijeron que ya no faltaban a la escuela porque tenían agua potable a su disposición y no tenían que dedicar mucho tiempo a conseguirla como antes. Cuando hablamos con la agente de extensión sanitaria de esa región, nos dijo que antes alguien se enfermaba en esa zona cada dos días. Pero ahora no ha oído hablar de nadie que haya sufrido por enfermedades transmitidas por el agua.

Este es el impacto que hemos generado en la comunidad. Lo he visto con mis propios ojos. Hemos visto el grifo y el agua potable y también la hemos bebido. Ser testigos de esto hace que todo nuestro esfuerzo valga la pena. En eso consiste Rotary, y por eso somos gente de acción. 

Samson Tesfaye Woldetensaie es un gestor certificado con más de 20 años de experiencia en comunicación, organización de eventos y coordinación de proyectos. Ha trabajado en organizaciones privadas e internacionales, en las Naciones Unidas y ha sido propietario de una empresa. Actualmente es consultor del Grupo del Banco Mundial. Samson se afilió a Rotary como rotaractiano en 2002 y fue presidente fundador del Club Rotario de Addis Abeba Central-Mella en 2008. Es exasistente del gobernador de distrito y en julio de 2015 fue nombrado representante de Rotary International ante la Unión Africana y la Comisión Económica de las Naciones Unidas para África.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s