Rotaractiana ucraniana describe su salida de Kiev y la creación de una plataforma en línea para contribuir a las labores de socorro

Por Iryna Bushmina, Representante de Rotaract del Distrito 2232 (Ucrania)

Salí de Kiev en las primeras horas de la guerra. En el coche iban mi hermana, su marido, su bebé de tres meses y un gato. Cuando llegamos a la frontera, a los hombres ya no se les permitía salir del país, así que seguí con mi hermana y mi sobrinito. Estuvimos cinco días viajando en automóvil, seis días hasta llegar a Viena.

Todavía estaba en el automóvil cuando se me ocurrió la idea de movilizar a Rotaract Europa. Me di cuenta de que no era la única que necesitaba ayuda y apoyo. Mi hermana conducía y yo tenía las manos libres. Empecé a escribir sobre la situación en Ucrania en todos los chats que conocía donde había rotaractianos. Muchos respondieron al instante. La gente creó inmediatamente grupos con diferentes objetivos y me ayudaron a dirigirlos. No eran proyectos perfectamente pensados, pero eran proyectos que empezaron a funcionar desde el primer día.

Rotaract respondió muy rápidamente, y me di cuenta de que teníamos que empezar muy pronto con los pequeños proyectos para ayudar a los rotarios y rotaractianos de Ucrania a encontrar alojamiento en otros países. Hoy en día, el proyecto ha crecido y estamos ayudando a muchos ucranianos a encontrar un nuevo hogar. Hemos reunido a más de 2000 familias anfitrionas para que reciban a los refugiados.

Las solicitudes que estamos tramitando van desde la ayuda para el traslado hasta la búsqueda de alojamiento, pasando por la prestación de otro tipo de ayuda humanitaria. En este momento, las fuerzas de defensa solicitan cascos, cámaras térmicas, chalecos antibalas, etc.

Algunas ciudades piden cosas sencillas: comida y agua. Y eso es lo que más duele. Especialmente cuando todos nos damos cuenta de que el ejército ruso nos impide llevar ayuda humanitaria a los civiles y estos mueren de hambre y deshidratación.

Tan solo en mi equipo internacional hay más de 100 personas y en el equipo ucraniano unas 50 más. No sé exactamente cuántos rotaractianos participan en labores de ayuda a Ucrania. Cada país tiene sus propios proyectos. Algunos clubes también organizan la ayuda por separado. Algunos se involucran más, otros menos, pero incluso la más pequeña contribución es valiosa y podría salvar vidas.

Trabajamos en cuatro áreas:

1. Distribuir información veraz sobre la situación en Ucrania

2. Buscar alojamiento y anfitriones para los ucranianos que huyen de la zona de conflicto

3.  Enviar ayuda humanitaria

4. Conseguir ayuda financiera para los que la necesitan

No todos escriben o expresan su gratitud. Pero, para ser sincera, no lo espero. Después de lo que han pasado estas personas -el miedo, el estrés, pasar tres o cuatro días en la frontera- no necesitamos que nos digan «gracias». Solo tenemos que asegurarnos de que estas personas estén a salvo y de que reciban lo que necesitan para sobrevivir y ayudar a los demás.

Ahora es el momento de ser comprensivos. Por supuesto, siempre es un placer cuando alguien escribe para expresarnos su agradecimiento.

La Fundación Rotaria ha creado un canal de ayuda humanitaria directa en la región de Ucrania. Sigue la información actualizada sobre cómo los socios de Rotary proporcionan ayuda humanitaria en Twitter, Facebook, Instagram, y LinkedIn, así como en Rotary.org y Mi Rotary.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s