Cambiemos de paradigma e incluyamos a las personas con discapacidades

Nota del editor: En septiembre de 2020, Rotary creó un grupo de trabajo sobre diversidad, equidad e inclusión encargado de evaluar el estado actual de la misma en Rotary y de elaborar un plan de acción integral para ayudarnos a valorar y vivir sus principios en toda la organización. Esta es la cuarta entrega de una serie de entradas de blog en las que se pregunta a los miembros del grupo de trabajo sobre su labor en el comité y por qué es fundamental que la diversidad, la equidad y la inclusión estén arraigadas en todo lo que hacemos como organización. 

Jeremy Opperman

Jeremy Opperman se afilió al Club Rotario de Newlands en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) en 2020. Nació con retinosis pigmentaria, una enfermedad ocular que provoca ceguera total. Es conferenciante, escritor y consultor sobre temas como la manera de conseguir que las organizaciones confíen en las habilidades de las personas con discapacidades, las razones empresariales para promover el acceso universal y la adopción de un enfoque estratégico para la inclusión de las personas con discapacidades (lee aquí su biografía completa).

¿Cómo ha influido tu condición en tu perspectiva sobre las cuestiones relacionadas con la discapacidad? 

No me convertí en un profesional de la diversidad y en especialista en equidad para personas discapacitadas porque fuera ciego. Tuve una excelente carrera durante más de 10 años antes de eso. Pero lo que hizo mi ceguera fue darme credibilidad en el tema. Me permitió comprender personalmente una deficiencia que contribuye en gran medida a la ceguera o al mundo de la discapacidad. Como resultado, he podido dedicarme a estos temas con mayor comprensión y empatía. 

Fundaste tu propia consultoría de marketing de recursos humanos y te has centrado en cuestiones de diversidad y discapacidad, con un interés particular en la integración de las personas con discapacidad en las actividades cotidianas. ¿Cuáles son algunas de las lecciones o ideas que esperas compartir con los líderes de Rotary de todos los niveles mientras trabajamos para crear una experiencia más inclusiva para todos en nuestra organización? 

He aprendido mucho de mis clientes y empecé a ver tendencias casi de inmediato, independientemente de que fueran una ONG, un gobierno o una empresa. Es importante transmitir esas lecciones a una organización como Rotary para que no cometamos los mismos errores. Una de las razones más evidentes por las que las empresas tienen problemas con la discapacidad y la diversidad es porque sus líderes no están verdaderamente involucrados. Es vital que nuestros líderes se involucren y estén informados sobre la diversidad, y especialmente sobre la discapacidad, porque se trata de temas complejos, llenos de matices y que requieren verdadera implicación. Lo interesante de la equidad en lo relacionado con las discapacidades es que todo el mundo puede identificarse con ella bastante bien porque la discapacidad es algo que puede ocurrirle a cualquiera. 

Otra lección que he aprendido es que a menudo las organizaciones actúan en el campo de la diversidad, pero lo hacen de forma ad hoc o reactiva. Es importante no caer en la trampa de hacer pequeñas cosas aquí y allá. Además, se tiende a trabajar en silos, por lo que las actividades en el campo de la diversidad de una organización pueden quedar confinadas a ciertos silos mientras que otros sectores de la empresa ocupan silos que no se relacionan. Es muy importante asegurarse de que todos los pilares de una organización como Rotary estén integrados. Debe ser una medida estratégica, no solo algo que se hace aquí y allá. 

Has escrito sobre las diferencias entre una comprensión superficial de la accesibilidad -como el acceso para sillas de ruedas- y una comprensión más completa de lo que significa la equidad para los discapacitados ¿Cuáles son algunas de las barreras que las personas en general y los rotarios en particular suelen pasar por alto a la hora de crear entornos en los que todos puedan sentirse cómodos y participar en igualdad de condiciones? 

Existe una importante barrera actitudinal que nos impide incorporar las personas discapacidades a la corriente social dominante porque, durante generaciones y generaciones, hemos mantenido un paradigma que favorecía la exclusión, no muy diferente del paradigma que ha mantenido a las mujeres relegadas durante milenios. Nos encontramos cerca de superar esta situación, pero es difícil cambiar ciertas mentalidades. 

Una de las cosas que me gusta decir o escribir es que las barreras físicas no se hacen solas. Tu edificio inaccesible no se hizo solo; lo hicieron las personas. Y si la gente pensara más en la inclusión de las personas con discapacidades, habría menos situaciones de inaccesibilidad. A eso me refiero cuando hablo de una barrera actitudinal. Para superar las barreras físicas, tenemos que superar las actitudinales. Y ese es nuestro mayor reto.  

También es vital que reconozcamos que hay problemas de accesibilidad digital, que afectan no solo a los ciegos, sino a los que tienen problemas de visión o dislexia, o a las personas mayores que tienen dificultades con todas las interfaces digitales. Debemos asegurarnos de que nuestro espacio digital, nuestro Internet, la infraestructura, etc., sean más accesibles. Y tenemos que ser bastante firmes como organización en nuestro modo de abordar eso 

¿Por qué sería beneficioso para todos hacer de la equidad en materia de discapacidad una prioridad en todo lo que hacemos? 

Porque la inclusión tiene más sentido que la exclusión. Si excluimos categóricamente a la gente, aunque lo hagamos sin darnos cuenta, excluimos a más de una persona. Por ejemplo, imaginemos un restaurante. A todos nos gusta comer fuera, ¿verdad? Supongamos que hay un grupo de cuatro personas que quieren salir. Y digamos que uno de los cuatro está en una silla de ruedas. Esta podría ser una situación temporal, tal vez se rompió la pierna recientemente. Ahora la pregunta que debes hacerte es ¿podrían ir a sin problema a cualquier restaurante que eligieran? Y lo más probable es que no fuera así por un problema de accesibilidad. ¿Ese restaurante perdió solo una comida, o perdió cuatro? Y esto es lo que llamamos un argumento comercial. 

La inclusión de las personas con discapacidades tiene sentido desde el punto de vista comercial. Por eso observamos más atención a la accesibilidad en los centros comerciales y otros lugares, porque la gente se ha dado cuenta de ello. Desde la perspectiva de Rotary, si queremos crecer más, no podemos permitirnos el lujo de perder gente por desconsideración y descuido, o incluso por exclusión tácita. Tenemos que adoptar la idea de la inclusión para atraer a más personas de las que pensábamos en un principio.

 

Conversaciones con los integrantes del Grupo de trabajo de Rotary sobre diversidad, equidad e inclusión (DEI) 

Nota del editor: En septiembre de 2020, Rotary creó un grupo de trabajo sobre diversidad, equidad e inclusión encargado de evaluar el estado actual de la misma en Rotary y de elaborar un plan de acción integral para ayudarnos a valorar y vivir sus principios en toda la organización. Esta es la segunda entrega de una serie de entradas de blog en las que se pregunta a los integrantes del grupo de trabajo sobre su labor en este y por qué es tan importante para la organización

Valarie Wafer, presidenta del grupo de trabajo, es vicepresidenta de Rotary International 2021-2022 y socia del Club Rotario de Collingwood-South Georgian Bay, Ontario (Canadá). Ella ha prestado servicio como líder de capacitación de RI, integrante de la Comisión Organizadora Anfitriona de la Convención de Toronto 2018, asistente del coordinador regional de La Fundación Rotaria y representante del presidente de RI. (Consulta aquí su biografía

Su negocio, una franquicia de Tim Hortons, ha recibido reconocimiento por sus prácticas de contratación inclusivas. Usted ha tenido una visión de primera mano sobre cómo las empresas/organizaciones adquieren una ventaja competitiva cuando priorizan la inclusión. ¿Qué beneficios a largo plazo puede obtener una organización como Rotary al hacer que la DEI forme parte de su cultura y enfoque operativo? 

Nuestra empresa recibió reconocimiento por contratar a personas con discapacidades de todo tipo en todos los puestos, desde el personal de primera línea hasta la gerencia. Construimos una cultura de inclusión manteniendo conversaciones intencionadas y comprometidas con cada uno de los empleados para asegurarnos de que cuentan con las herramientas necesarias para alcanzar el éxito. Nuestros clientes nos decían que preferían acudir a nosotros porque nuestro personal representa a la comunidad.

A menudo comparo a Rotary con una franquicia. Cada franquicia opera en una comunidad y, aunque la oferta principal de productos en cada uno de esos locales se ajusta a la marca corporativa, puede modificarse en parte para adaptarse en función a su mercado. Y esto es muy cierto en el caso de los clubes rotarios. Tenemos una marca fuerte y reconocible, pero nuestra cultura y experiencia rotaria pueden variar incluso entre clubes de una misma ciudad. Representar a la comunidad es bueno para los negocios, y es bueno para los clubes rotarios porque cuando entras por la puerta y sientes que puedes ser tú mismo y te sientes valorado, es más probable que te quedes. 

 ¿Cuáles son algunas de las características que tienen en común las organizaciones con una cultura sobre DEI sólida y establecida? ¿Y qué puede aprender Rotary de esas organizaciones? 

Creo que esto se resume en atraer, conservar e involucrar, lo que en última instancia redunda en beneficios para las organizaciones. Más importante que sus políticas son sus prácticas y contar con un liderazgo realmente comprometido con este propósito. No basta con limitarse a decir algo, sino que hay que hacerlo. Una cultura centrada en la DEI es aquella en la que no hay miedo a cometer errores, arriesgarse a adoptar ideas ambiciosas y no ser castigado por ello, lo que conduce a una mayor innovación. Una empresa conocida por este tipo de cultura tiene más probabilidades de atraer y mantener a personas talentosas. 

La atracción, la conservación y el involucramiento son las principales prioridades de Rotary. La declaración sobre la DEI de la Directiva en 2019 refleja la opinión expresada por los rotarios. Los rotarios y rotaractianos de todo el mundo nos dicen que quieren que Rotary no solo hable de la DEI, sino que tome medidas significativas al respecto. Por lo tanto, el grupo de trabajo se constituyó con el objetivo de elaborar un plan continuado para impulsar acciones significativas y cambios cuantificables.  

Es emocionante ver a nuestros clubes y distritos tomar la iniciativa de establecer comités sobre DEI para sensibilizar a sus socios y conectar con aquellos grupos que en la actualidad no cuentan con representación en su comunidad. Sabemos que se trata de un proceso continuado y que tenemos que escuchar a nuestros socios.  

Parte del mensaje de la Directiva y de nuestros líderes es que Rotary no considera que la diversidad, la equidad y la inclusión sean de naturaleza política. ¿Qué queremos decir con esto? 

La política no desempeña ningún papel en los derechos humanos. Estos no son propiedad de ningún partido o gobierno en particular. La historia, los prejuicios, los estereotipos y el odio no son exclusivos de ninguna generación, pero todos podemos contribuir a desmantelarlos. La educación y el diálogo son esenciales. Y los valores fundamentales de Rotary y La Prueba Cuádruple pueden ayudarnos a guiar nuestros propósitos. 

Al estar presente nuestra organización en tantos países y culturas, Rotary es geográfica y culturalmente diversa. ¿Por qué es también importante que Rotary se preocupe por crear una experiencia inclusiva? 

La diversidad por sí sola no es suficiente para considerar que una organización es inclusiva. No todos son necesariamente bienvenidos o se les da el espacio para ser ellos mismos y aportar sus perspectivas y experiencias únicas en todos los clubes. La Directiva de RI aprobó recientemente la recomendación que hizo el grupo de trabajo de ampliar nuestra anterior declaración sobre la DEI. Creo que esta medida resume nuestra intención de mirar hacia adentro y hacia afuera. Renovamos nuestro compromiso con nuestra declaración de 2019, y la ampliamos para reconocer que históricamente algunos socios han tenido que superar barreras, y queremos asegurarnos de que nuestros socios promuevan la equidad al mismo tiempo que celebran la singularidad de cada persona. La sinceridad de nuestra declaración en la que explicamos que seremos transparentes y seguiremos aprendiendo y mejorando, refleja que este es un proceso con el que estamos comprometidos como líderes. 

¿Qué podrían hacer los clubes rotarios para proporcionar un entorno inclusivo en las comunidades de todo el mundo? 

Somos conscientes de que el enfoque en materia de diversidad es diferente en África que en la India, que en Europa o que en Norteamérica. Y esta es una de las razones por las que el grupo de trabajo contrató a una empresa consultora externa como colaboradora para lanzar nuestra encuesta sobre la DEI, así como los grupos de opinión y las entrevistas a los líderes. Era importante que comprendiéramos quiénes somos hoy para obtener resultados cuantificables en el futuro. El grupo de trabajo explorará ahora algunos temas generales clave como las oportunidades para desarrollar políticas, capacitación y educación, así como el apoyo a las comunidades de todo el mundo para ofrecer ese entorno inclusivo. Nos queda trabajo por hacer, y tenemos que apoyar y escuchar a todos nuestros socios.