Membresía de los cónyuges: una “venta fácil” 

Por Maris Brenner, socia del Club Rotario de Sandusky, Ohio (EE.UU.)

Como profesional de las ventas y el marketing, sé que siempre es más fácil «cerrar una venta» cuando nuestro cliente potencial ya está familiarizado y aprecia nuestro producto. Es lo que llamamos una «venta fácil».

La mayoría de los clubes rotarios ya cuentan con socios potenciales cuya afiliación podría considerarse una “venta fácil”.

En mi Club Rotario de Sandusky, Ohio, tenemos la suerte de contar con socios que consiguen que sus cónyuges participen cada año como voluntarios en nuestra actividad de recaudación de fondos. El Pizza Challenge (Desafío de la Pizza) necesitaba muchas personas para trabajar codo con codo con los socios. Los sábados de septiembre a noviembre, estos mismos cónyuges también están dispuestos a servir como voluntarios en nuestro proyecto anual “Clothes Kids” en el que se les asigna un niño para que vayan juntos a comprarle ropa. Lo sé porque cada uno de los cinco sábados, a las 7:30 de la mañana, estos cónyuges esperan ansiosos para saber con qué niño saldrán a comprar. 

Además, todos los cónyuges de nuestros socios asistieron al almuerzo anual navideño para disfrutar de la actuación del coro de nuestra escuela secundaria. Ellos también colaboran en el picnic anual. La presidenta del Comité de Membresía del club invitaba a su esposo Bill a la mayoría de los eventos. Él estaba a punto de jubilarse de su cargo público y Judy comenzó a discutir la posibilidad de que se convirtiera en socio de pleno derecho.

El problema era el coste. Como club de 100 socios, debemos garantizar cierto número de comidas al Club Náutico en donde nos reunimos para asegurar que este cuente con suficiente personal y comida. Las cuotas semestrales, las cuotas de RI, las cuotas del distrito, una donación para financiar becas y 25 comidas semanales prepagadas representan un costo anual de 800 dólares que, para muchas familias, resultaba demasiado caro.

Afortunadamente, Judy siguió trabajando con nuestro Comité de Membresía para buscar otras opciones. Al mismo tiempo, Rotary International comenzó a promover formatos alternativos para la afiliación. Estudiar estas alternativas resultó de gran ayuda. El comité dedicó meses a hablar con los socios y con sus cónyuges que participaban con más entusiasmo en nuestros eventos y proyectos de servicio.

Por ello, introdujimos una opción de afiliación para los cónyuges que resulta muy ventajosa: la exención del requisito de pagar por adelantado las comidas. En nuestras entrevistas descubrimos que los cónyuges no vendrían a todas las comidas ya que esa no era su principal motivación.

En el plan para cónyuges/parejas, las comidas se pagan en función de la asistencia real y se facturan en la siguiente declaración semestral, no por adelantado. Las cuotas de RI y del distrito se mantuvieron en el precio del plan. 

Presentamos el nuevo plan en septiembre de 2019. Ese octubre, los primeros nuevos socios cónyuges fueron Bill, el esposo de nuestra presidenta del Comité de Membresía, y Dale, pareja desde hace muchos años de la rotaria Carole Romp. Ellos estaban encantados, y también lo estaba el club.

A partir de ahí el entusiasmo se contagió. En enero de 2020, dimos la bienvenida a otros cuatro cónyuges. La lista de pendientes era de cinco más. El club necesitaba de estos nuevos y entusiastas socios ante la llegada de la COVID-19. Este año hemos perdido socios por fallecimiento y traslado de sus trabajos. El próximo mes, seis más se unirán oficialmente a nuestro club.

Pero no solo se trata de una cuestión de cifras.

 Estos nuevos socios son profesores y enfermeras en activo y jubilados, un miembro de la comisión del condado jubilado y dirigentes de pequeñas empresas. Puede que no asistan a todas las reuniones, pero son los que más trabajan. En noviembre, nuestro proyecto “Clothes Kids” pudo atender a todos los niños ya que este año contamos con aún más voluntarios.

Estoy convencida de que alcanzar el éxito con la iniciativa Cada socio trae un socio podría resultar tan sencillo para los clubes como pedir a esos amigos especiales que ya se sienten socios que se unan a la familia de Rotary.  

¿Quieres promocionar Rotary en tu comunidad?, utiliza carteles de bienvenida

Por Eva Palmer, asistenta de gobernador (Distrito 7280, Pensilvania, EE.UU.) y expresidenta del Club Rotario de Oil City.

Nuestro club ha asumido el compromiso de trabajar con la comunidad y dar a conocer Rotary. Es algo que forma parte de todo lo que hacemos, incluido el plan estratégico del club. Por eso, cuando me enteré de que la ciudad quería actualizar los carteles de bienvenida que llevan a nuestra ciudad, aproveché la oportunidad para contribuir al embellecimiento de nuestra ciudad, apoyar las iniciativas turísticas y promover Rotary al mismo tiempo.

Dado que la ciudad de Oil City tiene tres carreteras principales de entrada y salida, necesitábamos reemplazar los tres carteles de bienvenida y renovar las plantas situadas alrededor de cada uno de ellos, todo ello por unos 3500 dólares. El Distrito 7280 de Rotary proporciona subvenciones para apoyar proyectos locales, siempre que el club utilice su logotipo adecuadamente, de acuerdo con las pautas de la marca Rotary, y el proyecto se publicite ante el público externo, como, por ejemplo, a través del periódico local. Nuestro club recaudó la mitad del dinero necesario y la subvención del distrito cubrió el resto.

Queríamos que el nombre de nuestro club, y no solo la rueda de Rotary, figurara de forma destacada en los carteles. Así que recurrimos al Brand Center para asegurarnos de que nuestro logotipo fuera el correcto.

Este proyecto supuso también una gran oportunidad para apoyar a las pequeñas empresas de nuestra comunidad. Una empresa local fabricó e instaló los carteles. Incluso crearon varias opciones para que pudiéramos elegir, las cuales presenté a los socios para asegurarme de que todos pudieran opinar sobre el diseño final. También contratamos a un club de jardinería y paisajismo para actualizar las jardineras con flores de temporada.

Una vez instalados los carteles, promocionamos nuestra labor en el sitio web y las redes sociales del club. Nuestro periódico local también publicó un artículo sobre los nuevos carteles y la Cámara de Comercio local también lo hizo en sus sitios web y páginas de redes sociales. Nuestro canal de televisión pública local incluso utiliza los carteles para promocionar una serie de álbumes virtuales que, en estos momentos está en fase de desarrollo, llamada Our Town: More Stories from Oil City.

Los carteles son bonitos, alegres y cordiales, que es exactamente lo que deben ser los carteles de bienvenida. Además, el logotipo de nuestro club aparece claramente en ellos, ¡no puedes perdértelo!

Utiliza la plantilla para la creación de logotipos en el Brand Center para asegurarte de que el logotipo de tu club se ajuste a las pautas de la marca Rotary y recurre siempre a un concesionario autorizado de Rotary cuando necesites encargar artículos o carteles con la marca Rotary.