Por qué defiendo la equidad de género

El presidente de Rotary International 2021-2022, Shekhar Mehta, reflexiona sobre la importancia de empoderar a las niñas

Dejongh Rokiatou, de cinco años, aprende matemáticas en Costa de Marfil, en 2022. Durante la pandemia de COVID-19, millones de escolares de todo el mundo se vieron privados de la enseñanza presencial. Algunos todavía se ven afectados por el cierre prolongado de las escuelas. Las niñas tienen menos probabilidades que los niños de volver a la escuela después de la pandemia.

Como señalan los especialistas del programa de Unicef en Ghana en una entrada de blog del pasado mes de enero, «cuando las niñas están sanas y reciben educación, sociedades enteras se benefician del crecimiento económico, la reducción de la pobreza y la mejora del bienestar de los niños, lo que refuerza las perspectivas de la próxima generación» , y yo no podría estar más de acuerdo.

Tengo la suerte de venir de una familia en la que las mujeres y las niñas tenían las mismas oportunidades que los niños y los hombres. Mi madre fue una de las primeras mujeres en graduarse en la Universidad Nacional de Jodphur y mi propia hija está cursando un doctorado. Sin embargo, no todas las mujeres y niñas de la India o del mundo tienen las mismas oportunidades ni los mismos recursos. Por cada chica que se esfuerza por recibir una educación, hay otra que se ve obligada a centrarse en el cuidado y el trabajo para mantener a su familia, y he sido testigo de esta disparidad en zonas empobrecidas de mi propia ciudad, a pocos kilómetros de mi casa. También soy consciente de cómo estas desigualdades se han visto exacerbadas por la pandemia.

Unicef informa que los niños en edad escolar de todo el mundo han perdido unos 1800 millones de horas de aprendizaje presencial desde el comienzo de la pandemia, y esa cifra sigue aumentando. Más concretamente, los estudios muestran que las interrupciones provocadas por la pandemia afectan en mayor medida a las niñas, ya que se ven obligadas a centrarse más en las tareas domésticas y tienen menos acceso al apoyo familiar para los recursos educativos, como tutores o dispositivos móviles, en comparación con los niños, lo que en última instancia hace que sean las menos propensas a volver a la escuela después de la pandemia. Por eso estoy de acuerdo con la nueva campaña de Unicef USA, titulada «Keep Girls in School» (Mantengamos a las niñas en la escuela), cuyo objetivo es sensibilizar a la población sobre el momento crítico que se produce con la reapertura de las escuelas para garantizar que las niñas vuelvan a sus antiguas aulas y reciban todos los beneficios y la seguridad que estas aportan. En particular, el Fondo Malala estima que otros 20 millones de niñas podrían abandonar la escuela debido a la pandemia, lo que se suma a los casi 130 millones de niñas de todo el mundo que ya no asisten a las aulas de clases.

Esta es también la razón por la que Rotary se centra cada día en el empoderamiento de las niñas en todo el mundo. Desde el aprendizaje virtual, el desarrollo de la primera infancia, la mejora de la infraestructura escolar y el saneamiento para mejorar las tasas de alfabetización en la India, hasta la mejora de la salud menstrual y los recursos de higiene para las niñas en Kenia para mantenerlas en la escuela, nuestros 1,4 millones de socios reconocen que hay muchas maneras de generar un cambio positivo y apoyar a las niñas en todo el mundo.

El club de Shekhar Mehta, presidente de Rotary International 2021-2022, ha construido unos 7000 retretes en aldeas donde la gente no dispone de baños en sus casas. Aquí, él y sus compañeros, (de izquierda a derecha) Pranay Agarwal y Sandeep Shah, ayudan a construir uno.

A pesar del éxito de estos proyectos —y de muchos otros—, reconocemos que trabajar por la equidad de género a nivel mundial (tal y como se indica en el Objetivo de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género) requiere un compromiso más amplio y continuo por parte de los gobiernos, las instituciones públicas y privadas y otras organizaciones no gubernamentales y sin fines de lucro.

Para ello, debemos seguir aplicando las lecciones aprendidas de las iniciativas que emplean una perspectiva de equidad de género, tales como la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio (GPEI), en la que Rotary colabora con Unicef, la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., la Fundación Bill y Melinda Gates y Gavi, la Alianza para las Vacunas.

La Estrategia de Erradicación de la Polio 2022-2026 de la GPEI reconoce claramente el papel fundamental que desempeñan las trabajadoras de la salud en la generación de confianza de la comunidad y en la aceptación de la vacuna. En Afganistán y Pakistán —los dos países restantes en los que el poliovirus salvaje continúa siendo endémico— reclutar, formar y conservar a las mujeres como vacunadoras, movilizadoras de la comunidad y funcionarias de vigilancia… se considera esencial para el éxito de la campaña.

El acceso a los niños que necesitan ser vacunados depende a menudo de la incansable labor de las trabajadoras de la salud, y lo he visto de primera mano en la India a lo largo de los años, ya que he tenido el honor de participar con dichas trabajadoras tanto en las Jornadas Nacionales de Vacunación, como en las campañas de vacunación puerta a puerta en todo el país, desde Bengala Occidental hasta Bihar. Para potenciar una fuerza de trabajo dirigida por mujeres al frente de las tareas de vacunación, se necesita una mayor inversión para mejorar el acceso de las mujeres a las oportunidades de empoderamiento y para responder a las necesidades específicas de las mujeres.

Está claro que la GPEI avanza en el camino correcto, ya que los casos de polio se han reducido en un 99,9 % desde que se lanzó la iniciativa hace más de 30 años, y me inspira a seguir aplicando una perspectiva de equidad de género a todas las iniciativas y proyectos liderados por Rotary y sus socios. En ese sentido, en nuestro evento anual con las Naciones Unidas —este año con Unicef— estamos discutiendo las múltiples dimensiones de las desigualdades de género y ofrecemos acciones concretas que los integrantes de nuestra audiencia pueden tomar para ayudar a empoderar a las niñas.

Aunque queda mucho trabajo por hacer, confío en que, si seguimos centrados en abordar estas desigualdades y en destacar el valor que las mujeres tienen dentro de la sociedad, juntos podremos mejorar realmente la situación de las niñas en todo el mundo.

Entérate cómo la Paz Positiva puede ayudar a la protección del medioambiente

Por Oscar Perales, rotaractiano del Distrito 4130 y Activador de Paz Positiva de Rotary

El deterioro del medioambiente y el cambio climático son temas que toman gran relevancia en nuestros días. Es por ello que en los últimos años el desarrollo de proyectos con este enfoque se ha convertido en una necesidad prioritaria. Rotary busca atender esta necesidad y refuerza su compromiso con nuestras comunidades al incluir la protección del medioambiente como una de sus áreas de interés.

Sin embargo, en muchas ocasiones se atiende de forma reactiva al desarrollar estos proyectos y no se modifican muchos de los patrones estructurales y culturales de esta problemática. La paz y el medioambiente son temas que trabajan en conjunto y la Paz Positiva ofrece una herramienta de análisis sobre actores estratégicos o áreas de interés donde pudiéramos crear proyectos para mitigar el deterioro de medioambiente.

Es importante recordar que la Paz Positiva analiza las actitudes, instituciones y estructuras que crean y mantienen sociedades pacíficas. Mide el nivel de desarrollo socioeconómico y el nivel de resiliencia sin recurrir a la violencia. Esta resiliencia es una herramienta fundamental para países que se enfrentan a amenazas ecológicas. A través de la alianza estratégica que Rotary emprendió con el IEP, se busca difundir información, metodologías y herramientas concretas para el desarrollo de acciones que fomenten comunidades más pacíficas en función a ejes temáticos estratégicos. Una de estas herramientas y un actor clave en el desarrollo de proyectos son los Activadores de Paz Positiva de Rotary.

Sigue leyendo

Entérate cómo los Pilares de Paz Positiva pueden ayudar a recuperarnos de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19

Pilares de Paz Positiva

Por Oscar Perales, rotaractiano del Distrito 4130 y Activador de Paz Positiva de Rotary

Cuando trabajamos en temas de construcción de paz, en muchas ocasiones pareciera ser un trabajo titánico debido a que la paz resulta ser un concepto abstracto y depende de muchos factores y de las realidades de los individuos para encontrar formas de abonar al desarrollo de comunidades más pacíficas.

A través de las diversas metodologías del Instituto para la Economía y Paz, el cual ha generado una alianza estratégica con Rotary International, hemos podido aterrizar este concepto abstracto a formas concretas de desarrollar actividades y proyectos enmarcados en la creación de la Paz Positiva. Aunado a esto, Rotary International creó el programa de Activadores de Paz Positiva, el cual busca desarrollar una red internacional de constructores de la paz, los cuales contarán con habilidades para educar, capacitar y acompañar a los rotarios y rotaractianos en el mejor entendimiento de la Paz Positiva y cómo desarrollar proyectos con un enfoque sistémico de paz. La Paz Positiva se define como las actitudes, instituciones y estructuras que crean y mantienen sociedades pacíficas. Mide el nivel de desarrollo socioeconómico, la capacidad de recuperación y de resolución de conflictos sin recurrir a la violencia.  Los ocho Pilares de Paz Positiva son los factores que permiten mayor resiliencia y adaptación al cambio y estos factores nos podrían ayudar a tener enfoque más claro de cómo recuperarnos de esta crisis sanitaria.

Sigue leyendo

El importante papel del agua en la lucha contra la COVID-19

Dos niñas se lavan las manos en un grifo público en Santa María, Guatemala.

Dos niñas se lavan las manos en un grifo público en Santa María, Guatemala.

Por Ron Denham, presidente emérito del Grupo de Acción de Rotary de Agua y Saneamiento (WASRAG) y socio del Club Rotario de Toronto Eglinton (Canadá)

Desde hace mucho tiempo, Rotary International se ha comprometido a brindar acceso al agua potable y el saneamiento como una de nuestras áreas de interés. La realidad es que la mayoría de los centros de salud en los países en desarrollo no tienen un acceso adecuado al jabón, el agua y el saneamiento. Estas condiciones afectan a dos mil millones de personas en todo el mundo en un momento en el que lavarse las manos es crucial para reducir la propagación de la pandemia de COVID-19.

Juntos, podemos ayudar a proporcionar condiciones seguras tanto para el personal  médico como para los pacientes.

Cuando las circunstancias lo permitan, acérquense a sus centros de salud locales, los cuales son el corazón de la salud de cada una de nuestras comunidades. ¿Son capaces de mantener la higiene y el lavado de manos adecuados? Pregunten si tienen cantidades adecuadas de agua y jabón, desinfectante de manos a base de alcohol y suministros de limpieza. ¿Están ayudando a educar a los pacientes y a la comunidad en general sobre el lavado de manos adecuado, que será de vital importancia durante esta pandemia?

Los clubes rotarios y Rotaract pueden trabajar con los administradores de los centros de salud y los funcionarios locales para ayudar a satisfacer las necesidades y marcar una verdadera diferencia. Pueden colaborar con empresarios, pequeñas empresas e iniciativas de microfinanciación en sus comunidades para aumentar el suministro de jabones fabricados y distribuidos localmente. Podemos apoyar a nuestros centros de salud para que sean puntos de distribución tanto de mensajes sobre higiene como de jabón en las comunidades circundantes, y ayudar a asegurarnos de que nuestros amigos y vecinos comprendan la importancia de lavarse las manos frecuentemente con jabón durante todo el día. Consideren la posibilidad de seleccionar en sus clubes a una persona de contacto a cargo de las labores relacionadas con la COVID-19 para que responda inmediatamente a las situaciones de crisis. Los socios de Interact también tienen importantes papeles que desempeñar y pueden involucrar a sus propios líderes en el campo de la lucha contra la COVID-19.

Al tender la mano, tenemos la oportunidad de aprender más sobre las necesidades de nuestros centros de salud y comunidades, y cómo nuestros clubes pueden ayudar ahora y en el futuro. Va a ser necesario que todos trabajemos juntos para reducir esta pandemia en cada una de nuestras comunidades y prevenir futuros brotes.

Los socios de Rotary se unen por la verdad, la justicia, la buena voluntad y la amistad para el beneficio de todos. Tenemos una oportunidad única de marcar la diferencia y unir nuestras voces y visibilidad a nivel mundial en nombre de la salud y el cuidado de la salud en todas partes.

Cómo apoyar a los estudiantes del programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary durante la pandemia

Por el personal de Intercambio de Jóvenes y Protección de la Juventud de Rotary International

Mientras el mundo se enfrenta a extraordinarios desafíos en medio de la pandemia de coronavirus, los estudiantes de Intercambio de Jóvenes de Rotary en todo el mundo se enfrentan a desafíos únicos. Rotary International ha estado trabajando en conjunto con los líderes de los clubes y distritos del programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary para asegurar que la salud y seguridad de los estudiantes siga siendo la prioridad, tanto para los estudiantes que se refugien en su país anfitrión como para los que regresen a su país de origen.

Esta dedicación a la seguridad de los estudiantes incluye brindar apoyo emocional a los estudiantes que están pasando por una experiencia muy diferente a la que habían esperado cuando viajaron a su intercambio. Recogimos los consejos de dos líderes de Intercambio de Jóvenes de Rotary para ayudar a aquellas personas que estén considerando la mejor manera de apoyar a sus estudiantes de intercambio durante estos momentos excepcionales. Sigue leyendo