Paz con uno mismo y con todos

Nota del editor: En septiembre de 2020, Rotary formó un grupo de trabajo encargado de evaluar la situación actual sobre la diversidad, la equidad y la inclusión (DEI) en Rotary y dar forma a un plan de acción integral para ayudarnos a valorar y vivir esos principios en toda la organización. Esta es la quinta de una serie de publicaciones en el blog de los miembros del Grupo de Trabajo sobre Diversidad e Inclusión que reflexionan sobre su labor en el comité y por qué es fundamental para la organización.

Brian Rusch ha dirigido organizaciones para el arzobispo Desmond Tutu y el Dalai Lama, ambos galardonados con el Premio Nobel de la Paz. Con los conocimientos que aprendió de ellos, ha creado programas para inspirar a los jóvenes a explorar la ética y redefinir las conversaciones sobre la paz, la igualdad y el perdón. Fue estudiante del Programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary, se afilió a Rotary a los 20 años y ayudó a crear el primer club de cultura LGBT de Rotary. Lee aquí su biografía completa.

¿Cuáles son las lecciones más importantes que aprendiste al trabajar con el arzobispo Desmond Tutu y el Dalai Lama y que han contribuido a tu forma de pensar sobre la DEI?

Gran parte de lo que hago profesionalmente gira en torno a diálogos interreligiosos, conversaciones que me exigen crear un espacio para puntos de vista diferentes a los míos. Empecé a trabajar para el arzobispo después de trabajar con el Dalai Lama, justo cuando estaban escribiendo El libro de la alegría. Es un diálogo asombroso entre los dos sobre lo que han experimentado en sus vidas, incluidas similitudes y diferencias. También es sorprendente cómo ambos tienen mensajes que impactan los jóvenes, inspirándolos a ser la mejor versión de ellos mismos. Esto también es relevante para Rotary cuando vemos que se duda en trabajar con los jóvenes como socios en igualdad de condiciones. Estuve hablando con una integrante de Interact quien participará en un gran evento de Rotary y se autodenominó líder del mañana. Y yo le dije: «No, tú eres la líder de hoy».

«Muestras tu humanidad por la forma en que te ves a ti mismo, no como algo separado de los demás, sino desde tu conexión con los demás».

DESMOND TUTU, EL LIBRO DE LA ALEGRÍA: alcanza la felicidad duradera en un mundo de cambio

Hablas del concepto de paz con uno mismo y con todos. ¿Cómo podemos aplicar estos conceptos a la DEI?

En pocas palabras, se trata de la idea de que cuando descubrimos lo que nos da paz interior, podemos tener relaciones interpersonales más pacíficas y, en última instancia, la paz entre las naciones. Parte del camino hacia la paz interior es realizar una autoobservación sincera que incluya tus puntos fuertes y dónde tienes espacio para crecer. Esto es totalmente aplicable al recorrido que está haciendo Rotary para enfatizar y priorizar la diversidad. Incluso cuando pensamos que estamos haciendo las cosas bien, descubrimos que todavía hay más trabajo por hacer. Por ejemplo, cuando Jeremy Opperman, que es ciego, se unió al Grupo de Trabajo de DEI en julio, descubrimos que muchos de los recursos sobre la DEI dentro del Centro de Formación no eran accesibles para él. Siempre habrá más trabajo por hacer.

Hablas con pasión sobre la eliminación de las barreras a la afiliación: ¿qué significa eso?

Me gustaría que habláramos con más sinceridad sobre las barreras socioeconómicas que existen para que alguien se afilie a Rotary. En muchos lugares no se puede ser socio de Rotary si no se es adinerado. En One Rotary Center tenemos esta increíble galería Arch Klumph que celebra las contribuciones financieras, pero ¿cómo honramos a aquellos que no pueden contribuir financieramente, pero que contribuyen con innumerables horas de servicio? Hay una socia de mi club que entregó 4000 kilos de comida a la población transgénero sin hogar de Delhi en tan solo un mes. Es una persona increíble, pero no puede pagar las cuotas. Y si pudiera, no lo haría porque está invirtiendo el dinero en comprar más comida. Este es un tema importante para mí. Aunque ahora me encuentro en una posición muy afortunada, cuando me afilié por primera vez a Rotary, me resultaba difícil encontrar los 25 dólares para el almuerzo. Cualquiera debería poder afiliarse a un pequeño club como el mío y los líderes deberían crear oportunidades para apoyar a sus socios.

¿Qué papel desempeñan nuestros líderes en la conversación sobre la DEI?

Los líderes deben maximizar el papel que tienen para dar cabida y elevar nuevas voces. Mi personalidad es tal que puedo hacerme un lugar en cualquier espacio en el que entre, pero no todo el mundo es así. Así que, como líderes, debemos ser conscientes de ello. Tenemos que evolucionar la forma en que pensamos sobre los líderes y el liderazgo. Porque ahora mismo, hay un camino muy establecido para que la gente se convierta en líder en Rotary, y ese camino hacia el liderazgo excluye a mucha gente. Conozco a muchas personas que serían excelentes líderes de alto nivel, pero nunca llegarán a ser gobernadores de distrito, porque simplemente no tienen el tiempo o el interés. A menudo hablamos de que Rotary no es una organización política, pero somos una organización muy política. Somos una organización no partidista, pero hay mucha política en Rotary que puede hacer que la gente sienta que no se puede mostrar tal y como es. Y tenemos que apoyar a las personas que están dispuestas a hacerlo.

«Eres una persona hecha para la perfección, pero aún no eres perfecta. Eres una obra maestra en ciernes».

DALAI LAMA XIV, el libro de la alegría

¿Qué te gustaría que los clubes pensaran de forma diferente en relación con la DEI?

Una de las preocupaciones que escucho a menudo es que podemos perder socios debido al enfoque en la diversidad, la equidad y la inclusión. Pero uno tiene que preguntarse cuántos socios hemos perdido ya porque la DEI no ha sido el centro de atención. ¿Cuántas personas han estado expuestas a Rotary y han decidido que no era para ellos porque simplemente no era un espacio al que sintieran que pertenecían? También escucho a la gente decir que si la conversación es incómoda, no deberíamos tenerla. En mis 33 años en Rotary, he estado en algunas situaciones incómodas. He tenido que sentarme y no hablar de mi esposo, quien por cierto es increíble, porque iba a incomodar a alguien en una reunión. He sentido que no podía invitarlo a algo porque sería incómodo para él. Pero creo que si nuestro intento de hacer que la gente se sienta bienvenida está haciendo que alguien se sienta un poco incómodo, quizá sea el momento de que ese alguien se sienta un poco incómodo, porque muchos de nosotros hemos estado incómodos durante mucho tiempo.

El arzobispo Desmond Tutu falleció recientemente a la edad de 90 años. ¿Cómo te afectó su fallecimiento?

El fallecimiento del arzobispo es una enorme pérdida para todo el mundo. Sabía que este momento era inminente, pero cuando sucedió, todavía fue un shock. Se puede saber mucho de una persona y de su vida por el legado que deja. No me refiero a fundaciones, edificios u honores. Me refiero a la forma en que han transformado a las personas, inspirándolas a actuar de la mejor manera, a SER mejores. A lo largo de mi vida he tenido el honor de conocer a muchas personas -líderes mundiales o activistas comunitarios- cuyas vidas han sido transformadas por el arzobispo Desmond Tutu y su legado se refleja en su gran labor. Rezo humildemente para que, de alguna manera, su legado pueda reflejarse en mi forma de vivir la vida y en mi trabajo.

Ve la presentación de Brian Rusch durante la Asamblea Internacional 2020

Obtén más información sobre la declaración de Rotary sobre la Diversidad, Equidad e Inclusión y conoce a otros miembros del grupo de trabajo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s