Siete consejos para aumentar el número de socios

Por Dave Rhylander, presidente del Club Rotario de Collierville

Socios del Club Rotario de Collierville posan con el Premio a la Organización Sin Fines de Lucro del Año que recibieron de la Cámara de Comercio por sus proyectos de servicio en la comunidad.

¿Es posible hacer crecer el club en medio de una pandemia? La respuesta es un sí rotundo. A pesar de todos los problemas que la COVID-19 ha planteado a los clubes rotarios y al mundo entero, existen posibilidades de entusiasmar a los socios, participar en el servicio y, mediante la creatividad, atraer a personas interesadas en unirse a nosotros como gente de acción. 

El pasado mes de junio nos fijamos el objetivo de crecer un 20 %, y hasta ahora hemos incorporado 13 nuevos socios. ¿Por qué un 20 %? A principios de la década de 2000, nuestro club tenía 100 socios. Pero con el paso de los años el número de socios fue disminuyendo. Si crecemos un 20 % cada año, pensamos que podemos volver a tener 100 socios en tres años, o incluso antes. Sabíamos que sería un reto, pero, como ocurre en los negocios o en el deporte, hay que fijarse un objetivo y elaborar un plan para alcanzarlo.

Así es como lo hicimos: 

  1. Comenzamos a ofrecer la variedad de afiliación de membresía corporativa el pasado mes de julio. Esto nos ha ayudado a conseguir nuevos socios ya que más de una persona puede asistir a la reunión. Tomamos como modelo para nuestra membresía corporativa las directrices proporcionadas por Rotary en las que se indica que existe un socio principal, pero si este no puede asistir, envían a un sustituto. Esto nos ha ayudado a atraer a socios que de otro modo no se hubieran afiliado. Varias de las empresas tienen su sede en Collierville como Muellar, MCR Safety o Alston Construction. Esto nos ha servido para mejorar el club, ya que ahora contamos con más recursos y contamos con la posibilidad de atraer a otras empresas y potenciar la imagen de Rotary. 
  • A fin de no parecer “el club de los viejos”, nos propusimos atraer a más mujeres y jóvenes profesionales. Pusimos a las socias y a los socios más jóvenes a cargo de proyectos que aumentaran su visibilidad en la comunidad y los convertimos en embajadores para atraer a otros socios potenciales. Cuando la gente vio que contábamos con jóvenes profesionales y mujeres en nuestro club, se sintió atraída. Además, estos posibles socios vieron la utilidad de lo que hacíamos. De nuestros 13 nuevos socios, seis son mujeres.
  • Creamos una solicitud en línea que hacía muy fácil a los interesados proporcionar toda la información requerida. 
  • Organizamos proyectos de servicio que dieron a conocer el club y ayudaron a atraer a personas que quieren servir. Este año hicimos sonar la campana del Ejército de Salvación en uno de los lugares elegidos por esta organización y esta iniciativa logró una gran participación de los socios y sus familias. Nos pusimos la meta de recaudar en ese lugar más dinero que en cualquier otra de las ubicaciones elegidas por el Ejército de Salvación en el área metropolitana de Memphis, y logramos alcanzar nuestro objetivo. Mientras hacíamos sonar la campana, varias personas se acercaron a preguntar cómo podían unirse a Rotary porque querían participar en algo así. El Ejército de Salvación es una gran causa porque ayuda a muchas personas necesitadas y la mayor parte de los fondos se destinan a los necesitados en lugar de a conceptos como administración y gastos generales. Además, todos los que tocan la campana te dicen que es una experiencia personal muy gratificante. Muchos traen a sus hijos para que participen y sean testigos de este ejemplo de servicio a los demás. Gracias a nuestro servicio, la Cámara de Comercio nos otorgó el el Premio a la Organización Sin Fines de Lucro del Año.
  • Contamos nuestra historia en las redes sociales para que los no rotarios vean lo que hacemos para ayudar a nuestra comunidad, quieran formar parte de un equipo exitoso y se afilien a Rotary. Cada semana publicamos el perfil de un socio con información sobre esta persona para que la gente pueda ver quiénes son los socios de Rotary. También publicamos en Facebook cada vez que se realiza una reunión del club para proporcionar información sobre los oradores o las personas a las que se brindará reconocimiento. Cuando tenemos eventos como nuestra colaboración con el Ejército de Salvación, tomamos fotos de los socios que hacen sonar la campana y animamos a la gente a donar. Esto hace que el nombre de Rotary llegue a la gente, ya que es “el secreto mejor guardado”, como dicen algunos de nuestros socios. 
  • Excepto en diciembre y enero, celebramos reuniones de modo presencial con la opción de asistir por Zoom si no se podía asistir en persona. Seguimos las directrices del Departamento de Salud y las publicamos el día antes de la reunión, para que los rotarios supieran en todo momento qué esperar. Nuestro condado prácticamente cerró en los meses de diciembre y enero debido a un aumento de casos de COVID y nuestros oradores tuvieron que limitarse a realizar sus discursos en Zoom. 
  • Apostamos por la diversidad.  La diversidad aporta más energía y nuevas ideas. Disponer de proyectos atractivos ayuda a atraer a socios jóvenes. Además, estos tienen hijos y entienden el valor de las vacunas para prevenir la polio, de entregar regalos en Navidad, de hacer sonar la campana del Ejército de Salvación o de apadrinar a un niño para que sea operado del corazón en Honduras en colaboración con la organización Gift of Life. 

No hemos terminado de crecer este año. Espero que consigamos otros cinco u ocho nuevos socios antes de que termine el año. Recordaremos el año de la COVID-19 como el año en que registramos un crecimiento de dos dígitos en el número de socios. ¿Ha pasado lo mismo en tu club? 

Tres cosas que debes saber para impulsar el aprendizaje-servicio de los jóvenes

Por Caitlin Cangialosi, especialista de Programas e Involucramiento de Rotary International

Cada año, más de 350 000 jóvenes participan en los programas para jóvenes de Rotary. Sin embargo, hasta hace poco, Rotary no contaba con recursos que los involucraran directamente en el servicio, hecho que me sorprendió cuando comencé a trabajar para el equipo de Programas para Líderes Jóvenes de Rotary International en 2019.

A menudo alentamos a los interactianos, participantes en RYLA, estudiantes de Intercambio de Jóvenes y a sus mentores a participar en el servicio, pero ellos nos comentaron que necesitaban más orientación sobre cómo empezar, el tipo de proyectos que deberían hacer y estrategias eficaces para lograr su involucramiento.

Por eso no dudé en participar en una nueva colaboración con el National Youth Leadership Council (Consejo Nacional para el Liderazgo Juvenil o NYLC por sus siglas en inglés), organización líder en el campo del involucramiento de los jóvenes, para desarrollar nuevos recursos para los participantes de nuestros programas para jóvenes y sus consejeros adultos.

Utilizando el amplio conjunto de destrezas y conocimientos del NYLC, trabajamos juntos durante el año pasado para desarrollar nuevos recursos utilizando un enfoque innovador para el involucramiento de los jóvenes, conocido como aprendizaje-servicio. El aprendizaje-servicio faculta a los jóvenes para que promuevan un cambio real en sus comunidades combinando el servicio a la comunidad con objetivos de aprendizaje. También se ha demostrado que este enfoque contribuye directamente a mejorar el rendimiento académico y la comprensión de la responsabilidad cívica.

Junto con el NYLC, hemos creado recursos interactivos orientados a la obtención de resultados que ofrecen una orientación personalizada a los jóvenes participantes y a sus consejeros adultos.

Estas son tres cosas que debes saber sobre el aprendizaje-servicio:

  1. Está dirigido por los jóvenes. Con la guía de un consejero adulto, los participantes son responsables de su experiencia de servicio. Ellos adquieren habilidades de liderazgo en el mundo real mientras realizan una evaluación de las necesidades de la comunidad, desarrollan e implementan un plan de acción y evalúan el impacto de sus proyectos de servicio.
  2. Perfecciona las habilidades de los jóvenes. Se ha demostrado que el aprendizaje-servicio ayuda a los jóvenes a desarrollar importantes habilidades para la vida como el pensamiento crítico, la autogestión y el liderazgo.
  3. Tiene un impacto duradero en las comunidades. Los jóvenes aprenden a identificar y abordar las necesidades reales de la comunidad, implementar cambios reales y garantizar un impacto sostenible y duradero.

Visita el Centro de Formación de Rotary para encontrar cursos en línea y guías prácticas interactivas que te ayudarán a ofrecer oportunidades de aprendizaje por medio del servicio a los líderes jóvenes de tu club y distrito. Y no te olvides de compartir tu experiencia con nosotros en youngleaders@rotary.org.

Nuevo club rotario se propone erradicar la trata de personas

Por Usha Reddi, presidenta del Club Rotario de Community Action Against Human Trafficking (Acción Comunitaria contra la Trata de Personas)

Como profesora, supe de niños de mi escuela con apenas seis años que eran explotados sexualmente por dinero, y me sentí impotente para hacer algo al respecto. Esto ocurría dentro de las familias como negocio y para costear hábitos de consumo de drogas. Los niños eran separados del hogar en que tenían lugar los abusos, pero volvían a ser entregados a la misma familia.

También he hablado con estudiantes universitarios que compartieron sus experiencias sobre cómo fueron reclutados para “posar” o “bailar” por falsas agencias de modelos o estudios de danza. La mayoría de las estudiantes, independientemente de su edad, se sentían avergonzadas y tenían miedo de contárselo a alguien, especialmente a las fuerzas del orden.

La trata de personas es un problema real más cercano de lo que probablemente piensas. En el verano de 2019, Patti Mellard convocó una reunión de socios de varios clubes rotarios para que se reunieran en Topeka para debatir sobre la injusticia social que constituye la trata de personas y qué podrían hacer al respecto. Dos años después se fundó el  Club Rotario de Community Action Against Human Trafficking (CAAHT), constituido oficialmente 27 de enero de 2021, como el primer ciberclub de Kansas centrado en una causa y uno de los primeros del mundo enfocado en la erradicación de la trata de personas.

Tengo el honor de ser la primera presidenta del club, ya que este tema tiene carácter personal para mí. Hace unos años, como integrante de la Junta Legal del Departamento de Policía del Condado de Riley, asistí a una conferencia sobre la trata de personas y me sorprendió la prevalencia de la trata sexual en nuestra comunidad y lo poco que se hacía al respecto.

En 2019, como comisionada de la ciudad, colaboré con nuestra exalcaldesa Linda Morse,  terapeutas de masaje, el personal de la ciudad, el fiscal del distrito y el Departamento de Policía del Condado de Riley para aprobar la ordenanza Licencia para ejercer como terapeuta de masaje a fin de prevenir la trata de personas. Aquel era un negocio no regulado y algunos traficantes sexuales lo utilizaban para la trata de personas. El fiscal del distrito Barry Wilkerson escribió una carta sobre el tráfico sexual en nuestra comunidad en la que mostraba su apoyo a esta ordenanza municipal y alentaba a poner fin a estas actividades. Si bien se trata solo de una pequeña pieza de la solución, me dio esperanza y me inspiró a trabajar diligentemente con personas y organizaciones para erradicar la trata de personas y la explotación sexual a todos los niveles.

La trata de personas es un problema complejo que a menudo no se denuncia. Cualquiera puede convertirse en víctima, independientemente de su raza, situación socioeconómica, sexo, orientación sexual, educación o edad. Nuestra causa, nuestra misión, es poner fin a la trata de personas.

En estos momentos, nuestro club es uno de los patrocinadores de una solicitud de subvención global orientada a lograr la reintegración en la sociedad de los supervivientes de la explotación y el tráfico sexual. Patti Mellard, socia del Club Rotario de Topeka South y Lynette Stassen, socia del Ciberclub de Cape town, en colaboración con Faron Barr, gobernador del Distrito 5710 y los clubes rotarios de Leawood, Lenexa y Melkos planean proporcionar capacitación, recursos, mentoría y apoyo a los sobrevivientes mediante la organización Rended Heart.

Estoy encantada de participar en este nuevo proyecto. Los rotarios son gente de acción y sé que este club se movilizará para acabar con la trata de personas.

Para más información, visita el sitio web del Club Rotario de CAAHT o síguenos en https://www.facebook.com/CAAHTRotary, Twitter o Instagram

Lo que todo club rotario debe saber sobre cómo organizar reuniones virtuales y presenciales

Por Jim Marggraff, empresario y socio del Club Rotario de Lamorinda Sunrise, California (EE.UU.).

Hace cuatro años, mi esposa MJ me sorprendió con esta pregunta:

«¿Cómo podríamos mantener a los astronautas que se dirigen a Marte conectados con sus seres queridos en la Tierra?».

Esta pregunta me hizo emprender un viaje, aunque no a Marte. En cambio, me embarqué en un viaje para entender el aislamiento social en la Tierra, desarrollar nuevas formas de conectar a los seres queridos a distancia utilizando tecnologías avanzadas, fundar mi séptima empresa, Kinoo.familyinvolucrarme aún más en Rotary

Si bien es probable que pocos rotarios se encuentren dirigiéndose hacia el planeta rojo, muchos de nosotros entendemos la sensación, si no el riesgo, del aislamiento social y el deseo de permanecer en contacto con nuestros amigos y familias.

Sorprendentemente, a los pocos meses de los cierres provocados por la COVID-19 en 2020, casi el 80 % de los clubes rotarios adoptaron Zoom, u otro software para realizar videoconferencias, para celebrar las reuniones del club de manera virtual y mantener a los socios conectados.

Reconociendo tanto una oportunidad como una necesidad, Rotary International encargó a un Grupo de Trabajo Presidencial que estudiara cómo se puede utilizar la conectividad virtual de cara al futuro de Rotary, y tuve el honor de ser invitado a formar parte de dicho grupo. Como inventor y empresario creador del sistema de aprendizaje LeapFrog, el bolígrafo inteligente LiveScribe y, más recientemente, una empresa de seguimiento ocular, Eyefluence (financiada inicialmente por rotarios) que vendimos a Google en 2016, me siento cómodo aplicando tecnología punta a la resolución de problemas espinosos. 

Con las reuniones de Zoom surgió la oportunidad de que los clubes captaran a oradores lejanos de renombre mundial, llevándolos a sus reuniones en un entorno virtual. Algunos clubes incluso empezaron a redefinir las reuniones, explorando de forma creativa las capacidades de la conectividad virtual, en lugar de forzar actividades incompatibles, tradicionales y presenciales en una pequeña pantalla. 

Inspirado por nuestras discusiones en el Grupo de Trabajo sobre la Pandemia, me puse en contacto con otros rotarios para hacerles llegar una idea.  Rápidamente encontré el apoyo de Rotary International, de mi Club Lamorinda Sunrise en el Área de la Bahía de San Francisco, y de una organización rotaria sin fines de lucro de la cual fui cofundador, The Global Impact Group (TGIG.org.). La idea era producir un video para ayudar a los clubes a ver lo fácil que puede ser organizar una reunión “híbrida”, o virtual/personal, en la que los socios puedan participar tanto físicamente como a distancia. 

Comprendimos que, a la conclusión de los períodos de encierro, con el regreso de los clubes a las reuniones en persona, algunos socios seguirían sintiéndose incómodos o inseguros a la hora de regresar rápidamente a las reuniones presenciales del club. Además, en ciudades de todo el mundo, las encuestas han demostrado que algunos rotarios prefieren participar ocasionalmente a distancia mientras viajan o para evitar el tráfico en los desplazamientos. Por último, las conexiones virtuales han abierto la posibilidad de contar con algunos extraordinarios oradores a distancia, que están encantados tanto de realizar presentaciones a los rotarios a través de plataformas de videochat, como de responder a las preguntas a distancia. 

Así que mi esposa y yo limpiamos nuestro garaje, y con la colaboración de algunos aplicados socios del club que usaron mascarilla y mantuvieron las medidas de distanciamiento social, transformamos nuestro garaje en un estudio para filmar una reunión virtual/personal en vivo para mostrar lo fácil que puede ser incluir a participantes remotos en una reunión en persona o viceversa. Esto nos permitió a todos disfrutar del compañerismo e intercambiar opiniones en tiempo real. 

Sin embargo, pronto advertimos que nuestro entusiasmo por enseñar a los clubes cómo organizar estas reuniones híbridas podría no bastar para atraer la atención generalizada de los clubes de todo Rotary. Sabíamos que necesitábamos otro gancho para conseguir que más rotarios vieran nuestro video y convencerlos de que imitaran nuestro método en sus clubes. 

Entonces se nos ocurrió otra idea: ¿Y si pudiéramos atraer a algunos oradores extraordinarios para ayudar a los rotarios a mirarse en un espejo y ver quiénes somos realmente en momentos de crisis, cuando el mundo más nos necesita?

Con esta idea en mente, me puse en contacto con mi amigo y colega, el Dr. Sten Vermund, decano de la Escuela de Salud Pública de Yale, y en pocas semanas, organizamos una serie de entrevistas en Zoom con expertos en salud mundial y celebridades del mundo de Rotary que van desde el Dr. Anthony Fauci, pasando por el secretario general de Rotary John Hewko y el presidente de Rotary International Holger Knaack. 

Los dos videos resultantes están disponibles en TGIG.orgVirtual/In-Person Meeting es un video de 25 minutos de nuestra reunión en el garaje con los oradores famosos mencionados anteriormente, y algunos más, que está pensado para mostrarse en una de las reuniones del club. El segundo video, Quick Start Video, tiene una duración de dos minutos y muestra lo fácil que es organizar una atractiva reunión virtual/presencial. Gracias a Rotary International, este video ahora está disponible en ocho idiomas. 

Por lo tanto, no es necesario que planees un viaje a Marte, pero soñar con llegar a las estrellas podría provocar un momento rotario y ayudarte a iniciar tu próximo camino rotario. 

Cómo establecer relaciones de colaboración internacional durante una pandemia

Por el personal de Servicio e Involucramiento en Rotary

Encontrar oportunidades significativas para el servicio y proyectos impactantes a los que brindar ayuda ya es una tarea de enormes proporciones. Esta tarea se vuelve aún más complicada ahora que las necesidades crecen debido a la pandemia mundial. A menudo, participar en proyectos de servicio internacional puede ser un desafío, y especialmente durante una pandemia ya que las posibilidades de realizar viajes internacionales son limitadas. Apoya las prioridades de servicio internacional de tu club realizando un viaje virtual asistiendo a una feria de proyectos.

Las ferias virtuales de proyectos ofrecen la oportunidad de conocer otras realidades, viajar y disfrutar del compañerismo desde la seguridad y la comodidad de tu hogar. Asimismo, ofrecen una excelente manera de descubrir otras culturas y hacer nuevos amigos al mismo tiempo que conoces a patrocinadores de proyectos y buscas proyectos internacionales en los que tu club podría participar. 

Experimenta la calidez y la vibrante cultura de América Central y del Sur, infórmate sobre los proyectos de servicio de los clubes locales, establece contactos con posibles colaboradores internacionales y reúnete con viejos amigos mientras conoces a otros nuevos participando en uno de estos eventos: 

*Nuevas fechas. Originalmente planeada para enero de 2021

Si te las perdiste, todavía puedes visitar estas ferias virtuales recientes:

Para encontrar la información más actualizada sobre las próximas ferias de proyectos, visita https://my.rotary.org/es/exchange-ideas/project-fairs