Cómo crear relaciones más allá de la experiencia del club

El equipo de redes sociales de Rotary en el Global Citizen Live de París. De izquierda a derecha: Pauline Amiel, Tamara Gojkovic, Hanh Minh y Mona Mousa

Por Tamara Gojkovic, expresidenta y tesorera del Club Rotaract de Banja Luka, Bosnia y Herzegovina. 

Antes de unirme a Rotary, solo había oído su nombre. No sabía nada más. Entonces uno de los asistentes de mi universidad me preguntó si quería unirme a su club. Él advirtió lo activa que era en la universidad y en varias organizaciones no gubernamentales y pensó que Rotaract encajaría muy bien conmigo. Le agradezco mucho que lo haya hecho, porque eso abrió una nueva etapa en mi vida. De eso hace ya casi cuatro años. 

Una de las cosas que me gustan de Rotaract y de nuestra comunidad rotaria en mi ciudad es que trabajamos mucho juntos. Nos reunimos al mismo tiempo que nuestro club rotario, en salas contiguas. Tenemos una gran comunicación, colaboramos a menudo, y varias veces al año, socios del club rotario vienen a nuestras reuniones para hablarnos sobre temas como inversiones, negocios, economía y arte. 

Una de las cosas que más me gustan de Rotary son los increíbles proyectos que realiza cada día en todo el mundo. A nivel local, nuestro club ayuda en un refugio de animales, dona caramelos a los niños durante las fiestas y, durante la pandemia de COVID, colocó frente a las principales instituciones de Banja Luka  carteles para recordar al público que debe mantenerse la distancia física de seguridad. A nivel internacional, donamos fondos para la construcción de pozos en África y para Move for GECAF (Give Every Child a Future) de Rotaract Oceanía. Otra de mis cosas favoritas es la gente increíble de Rotary y Rotaract que no tendría la oportunidad de conocer de otra manera. He conocido a estudiantes y profesionales de los negocios, la medicina, la economía, el arte, la música, la moda, la diplomacia y muchas otras áreas. 

El pasado mes de septiembre, en el Global Citizen Live de París, formé parte de un «escuadrón social» organizado por la presidenta electa de Rotary International, Jennifer Jones. La idea era que nuestro grupo de cuatro personas (Mona Mousa, Pauline Amiel, Hanh Minh y yo) se hiciera cargo de las historias de Instagram de Rotary para mostrar la participación de Rotary en eventos mundiales.

Antes del evento, nuestro escuadrón delegó tareas para asegurarse de que estábamos preparados. Nos pusimos en contacto con las Agencias Informativas Multidistritales de Rotaract (AIM), clubes Rotaract y socios de Rotaract y Rotary para difundir información sobre este evento. Mona se encargó de crear los posts y añadir los pies de foto, mientras yo los compartía en las páginas que administro para mi club Rotaract y World of Rotaract. Además, debido a mi pasión por la fotografía, tomé las fotos y los videos durante el evento. 

Me enorgullece mi capacidad de organización, algo que desarrollé a través de varias ONG en las que participé antes de unirme a Rotaract. Desde que me afilié a Rotaract, esa habilidad ha evolucionado aún más al enfrentarme a los retos que conllevan los diferentes proyectos. Uno de esos desafíos fue asumir el cargo de presidenta apenas un año después de haber ingresado. Otra de mis habilidades es la organización y gestión de conferencias y eventos masivos en línea con más de 300  participantes, a los cuales tuve que asignar diferentes sesiones de trabajo virtuales. También gestiono desde hace años varias páginas de redes sociales. Estos conocimientos constituyen una combinación perfecta para que me permitió hacerme cargo de la promoción en las redes sociales. Todos los miembros del equipo aportaron algo importante y eso nos llevó a una gran colaboración.

Me ha sorprendido cómo los socios de Rotary pueden seguir estableciendo conexiones tan sólidas durante una pandemia. Al comienzo de la COVID-19, un rotaractiano italiano, quien ahora es un amigo querido, compró una licencia de Zoom y dispuso una sala abierta las 24 horas del día para cualquier socio de Rotaract que quisiera unirse, pasar el rato y sentirse menos aislado durante estos tiempos difíciles. Me uní sin conocer a nadie y no sabía qué esperar, pero no tenía la intención de pasar mucho tiempo. Sin embargo, encontré una comunidad acogedora de personas increíbles, y seguí volviendo.

Desde entonces, se me ha pedido que me haga cargo de esa cuenta de Zoom y que me una al equipo. Estamos organizando charlas todos los domingos, en las que traemos a alguien de Rotaract o de Rotary para que hable sobre un tema determinado. Uno de nuestros primeros oradores fue la presidenta electa Jennifer Jones. También hemos celebrado fiestas todos los sábados con varios DJ, hemos organizado noches de cine, clases de baile, noches de concursos, Zumba, conciertos, capacitaciones y muchas otras cosas. Tenemos casi 900 personas inscritas, y me enorgullece decir que la sala Zoom sigue funcionando varios días a la semana. 

Gracias a nuestro éxito, otros clubes rotarios que quieren convertir sus eventos presenciales en virtuales nos han pedido ayuda. Mi increíble equipo técnico de World of Rotaract y yo hemos ayudado a organizar en línea la EUCO (Convención Europea), la MEDICON (Convención Mediterránea), dos REM (Reunión de Rotaract Europa), el teletón Kickout 2020 de Rotaract, la fiesta de clausura de la Asamblea Internacional y mucho más. Aparte de la experiencia profesional, esto nos ha proporcionado a todos nosotros conexiones en todo el mundo. Los participantes del grupo de la sala Zoom se han convertido en grandes amigos, incluso los llamaría mi segunda familia. 

Obtén más información sobre cómo Rotary crea relaciones significativas que traspasan continentes y cómo puede proporcionar encuentros significativos a las personas de tu club rotario, descargando nuestra nueva guía de recursos del Plan de Acción

Sobre la autora: Tamara Gojkovic trabaja como profesora de piano en una escuela de música y cursa simultáneamente dos maestrías: una en teoría musical y otra en pedagogía musical en la Academia de Artes de la Universidad de Banja Luka.

Por qué vale la pena afiliarse a Rotaract

Por María Valentina Belo, socia del Club Rotaractact Ing. Boris Walter (Venezuela)

Me llamo María Valentina Martínez Belo. Soy venezolana y socia del Club Rotaract Ing. Boris Walter. Desde hace ocho años, y gracias a mi club, llevo a cabo un proyecto de servicio que ha cambiado mi vida y la de muchas personas para mejor.

El nombre del proyecto es Rotaract Juntos por una VIDA color de Rosa, o Proyecto Rosa. El proyecto dedica todo el mes de octubre a mejorar la vida de las pacientes de cáncer de mama, tratando de alcanzar cuatro objetivos:

Sigue leyendo

Cuatro formas de aprender otro idioma para ayudarte a servir mejor

Por Connor Kane

El autor de esta entrada de blog con otros estudiantes durante su experiencia con el Programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary en Chile.

Aprender un idioma puede ser un reto, pero no tiene por qué ser aburrido o frustrante.

Una de las cosas más importantes que obtuve de mi año como estudiante de Intercambio de Jóvenes de Rotary en Chile en 2009-2010 fue un amor más profundo por los idiomas y una mejor comprensión de cómo aprenderlos. Los socios de Rotary generan cambios duraderos en las comunidades de todo el mundo. Y esto a menudo implica viajar a nuevos lugares y culturas y/o trabajar en idiomas diferentes a la lengua materna, ya sea como estudiante de intercambio, en un programa de becas o en un proyecto de servicio. Después de haberme beneficiado de mi intercambio de jóvenes, he querido devolver el favor compartiendo algunas prácticas que me han resultado útiles para ampliar mis conocimientos de idiomas en español, portugués, francés y, ahora, alemán.

1.  No esperes

El objetivo final es una comunicación fácil y segura con las personas con las que te relacionas. Puedes alcanzar ese objetivo más rápidamente si construyes (o mejoras) una buena base en el idioma antes de que lo necesites.

Lo más importante es crear un hábito diario de interacción con la lengua extranjera. El acumular hábitos, un concepto sobre el que escribió James Clear, consiste en añadir un nuevo hábito a uno ya arraigado en tu rutina.

Por ejemplo, «Antes de lavarme los dientes, abriré mi cuaderno de español y estudiaré durante 1 minuto». O, «Después de servirme la taza de café, veré un vídeo de YouTube en polaco».

Unos 25 minutos al día es un objetivo realista para la mayoría de la gente. Pero incluso cinco minutos es mejor que nada y ayuda a reforzar lo que estás aprendiendo.

2.  Mejora tus habilidades a través de tus intereses

Si estás empezando a aprender un idioma, elige un recurso diseñado para principiantes y utilízalo a diario durante tres meses. Me encanta la serie Coffee Break Languages, que tiene lecciones divertidas y gratuitas, y opciones asequibles de pago para materiales adicionales. La serie Rocket Languages también es un recurso atractivo disponible en 14 idiomas.

Una vez que hayas superado la etapa de principiante, encuentra algo que te interese cada día y aprende sobre ello en tu idioma de destino. YouTube es mi favorito. Si te gusta la cocina, sigue un canal de YouTube de cocina en tu idoma extranjero. Si te gusta el ciclismo, busca un canal sobre ciclismo. Dedica 25 minutos al día a ver uno de esos videos y anota algunas frases que quieras recordar. Puedes añadir esas frases a una aplicación como Anki para repasarlas más tarde. No te estreses: al ver y escuchar activamente, estás absorbiendo más de lo que crees.

3.  No pienses en la gramática

Cuando empieces, puede que tengas la tentación de memorizar las reglas gramaticales. ¡No lo hagas!

Tu objetivo es comunicarte con la gente, no sacarte la mejor puntuación del salón de clases. Por suerte, comunicarse con la gente es también la mejor manera de aprender. Cometerás errores y a veces parecerás tonto, pero los hablantes nativos te perdonarán los errores que cometas.

A medida que vayas avanzando en el idioma, verás y entenderás la gramática en su contexto, y te resultará mucho más clara. Y al aprender nuevo vocabulario en contexto («Se comió una manzana» en lugar de «La manzana»), aprenderás gramática sin darte cuenta.

Cuanto más leas y escuches a los hablantes nativos a lo largo del tiempo, mejor intuirás el idioma.

4.  Empieza a usar el idioma

Si tienes la increíble oportunidad de viajar o vivir en un país donde se habla el idioma que quieres aprender, sumérgete en él y empieza a utilizarlo a diario.

Adopta la cultura y los sonidos desconocidos de la nueva lengua. Busca música, comediantes y libros originarios de tu país de acogida. Aprende algo de su historia. Aprende a cocinar algo de su gastronomía.

Puede que todo esto no parezca relacionado con el aprendizaje de idiomas, pero lo es. Cuanto más te conectes con la cultura, más aceptarás el idioma y sus diferencias. Tendrás un mejor acento y entenderás mejor cómo piensa la gente.

Escucha, lee y habla todo lo que puedas. Mientras haces esto, tu cerebro está absorbiendo el idioma. Entonces, un día, una conversación ocurrirá sin ningún esfuerzo, y te sorprenderás de tu progreso.

Connor Kane es un exestudiante del programa de Intercambio de Jóvenes de Rotary. Ahora se dedica a escribir sobre el aprendizaje eficaz de idiomas en usinglanguages.com

Rotaria australiana alza la voz contra la violencia familiar

Por Dorothy Gilmour, Club Rotario de Melbourne, Australia

Como terapeuta de duelo, he asistido a personas afectadas por el suicidio. Mi trabajo como terapeuta y como conferencista en las áreas de trauma, pérdida y consejería sobre el duelo incluía explicar a la gente cómo no podemos «salvar» a una persona suicida nosotros mismos, sino que tenemos que derivarla a profesionales capacitados.

Un día se me ocurrió que el mismo modelo podía aplicarse a la violencia familiar. He visto a cientos de mis clientes, tanto hombres como mujeres, luchar contra los efectos de los daños psicológicos y físicos de los maltratos o violencia de su pareja, los cuales pueden extenderse por toda la familia, incluidos los niños que los presencian.

Como socia del Club Rotario de Melbourne, me pidieron que activara un programa llamado «Bystanders» (“espectadores”), y a partir de ahí creamos el programa SAFE Families en 2019. El proyecto busca educar a la gente sobre cómo identificar la violencia familiar y remitir a las personas a la organización de apoyo adecuada.

Sabía que los socios de Rotary serían ideales para SAFE Families, ya que son gente de acción comprometida con marcar la diferencia en el mundo. Los 21 distritos rotarios de Australia, los 1100 clubes y los más de 30 000 socios crean un potencial dinámico para difundir nuestro modelo de prevención de 3 pasos: Reconocer el maltrato, manifestar preocupación y remitir a las personas a una organización de apoyo capacitada.

Las estadísticas son impactantes. En promedio, una mujer es asesinada cada semana por su pareja o expareja en Australia. Los hombres también pueden ser víctimas. Los incidentes de maltrato no se denuncian. Los malos tratos a la familia y a los ancianos son temas «tabú». Al igual que el suicidio, nos callamos.

Conseguir que la gente hable del tema fue una batalla ardua, y encontrar el enfoque adecuado una experiencia de aprendizaje. Mary Barry, expresidenta de Rotary Melbourne, directora ejecutiva de un centro de salud y presidenta del Comité de Bienestar de la Comunidad, se unió a mí para redactar un manual detallado, un kit de herramientas y tarjetas de bolsillo sobre cómo abordar los maltratos. A continuación, creamos dos películas impactantes y cortos promocionales, financiados por una generosa organización filantrópica. Nos sorprendió que muchas personas quisieran hablar del maltrato a los ancianos en nuestra comunidad, así que creamos una película independiente de 20 minutos sobre cómo el maltrato a los ancianos suele ser perpetrado por alguien de su propia familia en quien confía.

He dado charlas en persona o virtualmente en más de 50 clubes de Australia, compartiendo nuestro mensaje SAFE. La Fundación Rotaria de Australia, el Distrito 9800, los clubes rotarios, el Ejército de Salvación y Senior’s Rights Victoria han respaldado nuestro esfuerzo. A principios de 2021, invitamos a los clubes a formar parte de una voz colectiva y unirse a nuestro programa de embajadores. Nuestro sitio web ofrece un lugar para incluir los eventos y proyectos de los clubes participantes y obtener recursos como nuestras películas, el manual y el kit de herramientas.

Con 30 000 rotarios en toda Australia, podemos generar un impacto poderoso y de gran alcance en la lucha contra la violencia familiar. Ve nuestro video promocional SAFE Families o envíame un mensaje a info@rotarysafefamilies.org.au

Rotary ayuda al empoderamiento de las niñas en México

Sofía Brega fundó Activadores de Paz Ciudad Juárez, un grupo que forma a otros agentes de cambio y desarrolla contenidos de Paz Positiva para las escuelas.

Habiendo crecido en Ciudad Juárez, México, siempre supe que quería trabajar en el empoderamiento de las niñas y los derechos de las mujeres. Quería ser una activista por los derechos de las mujeres, así que decidí trabajar con Girl Up, una organización que se esfuerza por promover oportunidades para que las niñas sean líderes, decidi . Se trata de una iniciativa basada en un club que apoya proyectos centrados en los derechos de las mujeres y crea conciencia sobre los desafíos actuales de las mujeres en México y en otros lugares.

Poco después de involucrarme con esta organización, fundé un club Girl Up en Ciudad Juárez: Girl Up Fronterizas. Quién iba a decir que todo lo que se necesitaba era una búsqueda en Google y un grupo de mujeres con aspiraciones que estaban comprometidas con el empoderamiento de las niñas.

Un par de meses más tarde, me enteré de que Rotary y el Instituto para la Economía y la Paz estaban organizando un taller de Paz Positiva en México. Después de asistir al taller y a una capacitación posterior para instructores, fui aceptada en el programa de Activadores de Paz Positiva de Rotary y me puse en camino para convertirme en Activadora de Paz Positiva de Rotary. No tenía ni idea del impacto que esto tendría en mis objetivos, en mi trabajo con Girl Up, y en la forma en que veía los temas de empoderamiento de las niñas y los derechos de las mujeres.

Sigue leyendo

Vive la experiencia Rotary

Cuando nos tomamos en serio la calidad de ser rotario, esta puede abarcar, empoderar y mejorar una vida entera, así como las vidas de los demás. Aquí compartimos los testimonios de socios que vivieron experiencias transformadoras en Rotary.

Comparte tu secreto con los socios del club

El día que iba a compartir mi secreto con los socios del club, me sentía un poco solo. Me levanté y hablé, y realmente estoy un poco sorprendido de no haberme atascado cuando mencioné el nombre de Steve. No me tembló la barbilla. Cuando les dije a todos que tenía un hijo con sida, hubo un grito ahogado colectivo. La gente como yo no tiene hijos con sida. Esa era la percepción. Así que creo que eso les sorprendió. Pude verlo en la expresión de sus caras.

Si nadie me hubiera demostrado empatía, creo que habría muerto. Pero gracias a Dios, la gente lo hizo. Se me acercaron llorando. Algunas personas muy importantes dieron un paso adelante, incluida la mayoría de los expresidentes de nuestro club.

¡Eso fue un gran alivio! Creo que nunca le dije a ese grupo lo que hicieron. No solo crearon el Proyecto Rotario de Sida de Los Altos, sino que también eliminaron mi depresión. Había pasado seis meses tratando de ocultar esos sentimientos, seis meses llevando este secreto. Nadie debería tener que cargar algo tan pesado solo, ni los afectados por el sida ni sus seres queridos. Steve murió en noviembre de 1989.

DUSHAN “DUDE” ANGIUS (2016). Club Rotario de Los Altos, California (Dushan Angius falleció en 2017)

Revelé mi identidad transgénero a mi club rotario

Al igual que la mayoría de las personas transgénero, al principio me di cuenta de que algo no estaba bien. No encajaba del todo donde la gente intentaba ponerme. Cuando tenía tres o cuatro años, mi madre me sorprendió desfilando con algunos de sus vestidos. Me hicieron ver que esto no era una buena idea. Después de esa experiencia, decidí esconder todo lo relacionado con esto, pero seguía presente todo el tiempo.

Hace cinco o seis años, uno de nuestros amigos cercanos murió de cáncer, y aquello me hizo pensar: “Si alguna vez voy a revelar mi identidad, tiene que ser pronto, porque no queda mucho tiempo”. Mi esposa y yo decidimos “salir del clóset” [como pareja femenina]. Esperábamos mucha resistencia de la comunidad y especialmente de nuestro club rotario, el cual es muy conservador.

Fui a decírselo al presidente actual y al presidente entrante. Me dijeron que me apoyaban al 100 por ciento. El presidente dijo: «Si alguien te causa problemas, renunciaré”. Eso fue asombroso. Poco después, el club realizó una parrillada. Mi esposa y yo no asistimos, pero escribí algo sobre mi “salida del clóset” para que el presidente lo leyera durante el evento. Hubo un silencio total, seguido muy rápidamente por aplausos, que alegraron mi corazón cuando me lo contaron.

Poco tiempo después, recibí flores y correos electrónicos de rotarios expresándome su apoyo. No esperaba eso en absoluto. Cuando llegó el primer ramo de flores, pensé: «Sí puedo hacerlo. Esto va a funcionar».

MONICA MULHOLLAND

Club Rotario de Queenstown, Nueva Zealanda (2017)

Cómo esquiar hacia el corazón de Rotary

Estaba esquiando con amigos en Val d ‘Isère, Francia, cuando ocurrió el accidente. Los dos primeros días fueron gloriosos: buena nieve, condiciones ideales. Al tercer día, apareció una densa niebla, por lo que decidimos descender tomando una ruta más fácil y concluir nuestro día de esquí. Las pistas estaban tranquilas y sin gente. Yo estaba adelante, así que corté a la derecha y miré detrás de mí para ver si podía ver a alguien. Corté a la izquierda y volví a mirar hacia atrás. ¿Dónde estaban?

Cuando miré hacia adelante de nuevo, un poste de señalización estaba directamente frente a mí. Intenté una maniobra de emergencia para evitarlo, pero no funcionó. Golpeé el poste con fuerza.

Mi amigo Bernard me encontró. Tenía mucho dolor y mucho frío. Había demasiada niebla para que un helicóptero me evacuara de la montaña, así que el equipo de respuesta de emergencia me subió a un trineo para bajar deslizándome hacia un teleférico que me llevó el resto del camino a una ambulancia que esperaba por mí. Mis lesiones eran demasiado complicadas para que las trataran los dos hospitales más cercanos, así que me trasladaron a un hospital universitario en Grenoble para que me operaran.

Mi esposa, Daniela, estaba en Roma en ese momento. Ella se apresuró a viajar a Francia, pero para cuando llegó a Grenoble, ya me habían llevado al quirófano. Se esperaba que la operación fuera muy larga, por lo que el personal le aconsejó que regresara al hotel.

De vuelta en el hotel, Daniela advirtió el logotipo de Rotary; el portero le dijo que el Club Rotario de Grenoble-Belledonne se reunía allí. De hecho, su reunión estaba a punto de comenzar. Daniela también es rotaria, y la coincidencia se sintió como una bendición. Necesitaba pasar unas horas entre rostros amistosos, incluso si eran desconocidos. Decidió asistir.

Los socios del club la recibieron afectuosamente, y cuando les habló de mi accidente, nos mostraron lo que significa ser parte de Rotary. El tema de la reunión pasó de los asuntos propios del club a cómo ayudar a Daniela. Un socio ofreció el departamento de su hija, que estaba temporalmente desocupado. Otro llevó a Daniela de vuelta al hospital. Cuando me contó todo esto después, me conmoví mucho. Me di cuenta que Daniela había ganado fuerza para lidiar con sus temores por mi salud, sabiendo que podía contar con amigos, incluso los que acababa de conocer, para ayudarla.

Pasé cuatro meses recuperándome en Francia. Los rotarios nunca dejaron de acompañarme. Sus visitas me traían un poco del mundo exterior, y por eso, estaba muy agradecido. Cuando finalmente empecé a moverme en silla de ruedas, le pedí permiso a mi médico para asistir a la reunión del club de Grenoble-Belledonne. Entre lágrimas, les agradecí por cuidar de mí y de mi familia.

GUIDO FRANCESCHETTI. Club Rotario Rome International (2020)

“Si aceptan hospedar a un estudiante de un país extranjero durante varios meses en su hogar, lo hospedarán en su corazón por el resto de sus vidas”.

RANDY Y JANET WILSON
Club Rotario de Sauquoit, Nueva York
“Anfitriones de dos generaciones de estudiantes de Intercambio de Jóvenes” (2020)

Créditos de imágenes: Harry Campbell; Sébastien Thibault

Estos testimonios fueron publicados en la edición de marzo de 2021 de la revista Rotary 

Rotary vive y prospera en Kirkintilloch (Escocia)

Por Bob Tomlinson, presidente del Club Rotario de Kirkintilloch (Escocia)

Capture

Bob Tomlinson

La pandemia de COVID-19 es estremecedora. Las vidas perdidas no son sólo estadísticas. Cada muerte es una vida truncada y una familia y amigos en duelo. Esta realidad es algo que nunca debemos olvidar. Nuestra forma de vida ha sido profundamente afectada.

A organizaciones como Rotary, se le pregunta: Si sobrevivimos esta crisis, ¿cómo cambiará Rotary? “Nunca antes hemos vivido algo como esto”. Como personas, muy pocos de nosotros han vivido algo así. Sin embargo, Rotary International sí lo ha vivido, varias veces y lo ha superado. Por ejemplo, la pandemia de la gripe española en 1918, la Gran Depresión de 1930, la segunda guerra mundial, las guerras de Corea y de Vietnam, etc.

A continuación te contamos la manera en que un club se esfuerza por superar la pandemia de COVID-19:

Sigue leyendo

Un aloha virtual

Por Celia Giay, presidenta del Comité de la Convención 2020 de Rotary International y ex vice presidenta de RI

CaptureCuando hace dos años y medio, el ahora expresidente de RI Mark Maloney me invitó a presidir el Comité de la Convención 2020, acepté el honor, consciente de la responsabilidad que significaba ser la primera mujer rotaria en servir en dicho cargo. Sin embargo, estaba muy motivada por la oportunidad de organizar este evento tan importante.

Dirigidos por Mark Maloney, trabajamos arduamente para organizar nuestra convención en la hermosa ciudad de Honolulu, Hawái. Pero surgió la pandemia mundial de COVID-19 y tuvimos que cancelar este evento presencial para dar prioridad a la salud y seguridad de los participantes. Fue un momento triste, sobre todo porque durante mucho tiempo hemos creído que Rotary está en su mejor momento cuando nos reunimos y servimos juntos libre y abiertamente.

Sigue leyendo

Buscar oportunidades en la adversidad

Por Rajeev Wadhwa, presidente del Club Rotario de Rowville-Lysterfield, Melbourne (Australia)

Cuando las reglas de distanciamiento social entraron en vigor en nuestra zona, pasamos a las reuniones virtuales sin perdernos ni una sola reunión. Sabíamos que necesitábamos mantener a los socios del club comprometidos y felices en estos tiempos de incertidumbre. Así es que aunque algunos de nuestros eventos planeados no podían continuar, sabíamos que un evento era demasiado importante para dejarlo pasar. De tal modo nos pusimos creativos y descubrimos una forma de organizar nuestra primera exposición de arte virtual.

Muestra de Arte Virtual Knox

El Club Rotario de Bayswater ha dirigido la muestra de arte físico de Knox durante los últimos 45 años. Este año, este evento se llevó a cabo como una colaboración entre los clubes rotarios de Rowville-Lysterfield y Bayswater. La muestra tiene normalmente dos componentes; una galería de arte físico y una oportunidad de ver el arte en línea a través del sitio web www.Gallery247.com.au. Cuando se hizo evidente que no podíamos seguir adelante con nuestra exposición física, nuestros tableros combinados se reunieron y descubrieron que nuestro vendedor – Galería 247, está bien equipado y es capaz de llevar la exposición de arte 100% en línea.

Ya habíamos recibido todas las obras de arte en formato digital de nuestros artistas. Nuestro juez estaba dispuesto a hacer su evaluación en línea. Discutimos la idea con nuestros patrocinadores y artistas, y ellos estaban encantados de que la exposición siguiera adelante.

Para promover el cambio, nosotros:

– Elaboramos pegatinas que anunciaban la Muestra de Arte Virtual y las colocamos en los carteles físicos que estaban por la ciudad

– Creamos nuevos carteles

– Actualizamos nuestra página web

– Extendimos la duración del espectáculo a dos semanas (en lugar de 2 días)

– Enviamos boletines a artistas, patrocinadores, amantes del arte, familia y amigos

No fue difícil organizarlo. Gallery247 ofreció tanto apoyo técnico como de implementación, y uno de nuestros rotarios pudo montar la galería virtual sin tener conocimientos de programación.

En este, nuestro 46º año de celebración de la muestra de arte Knox, tuvimos más de 300 artistas que participaron. Tuvimos más de 5 100 visitantes en la galería en línea, cinco veces más de lo que normalmente recibimos durante los cinco años anteriores. La gente pudo comprar tanto pinturas como fotos de las obras de arte en línea.

Aprendimos mucho en un tiempo limitado y estamos ansiosos por tener una muestra de arte tanto virtual como en persona el próximo año.

Recientemente realizamos un servicio virtual de ANZAC (25 de abril) para honrar y rendir homenaje a todos aquellos que han servido a nuestra nación en tiempos de guerra, conflictos y operaciones de mantenimiento de la paz. Hicimos que 95 personas se registraran, y el servicio fue incluso puesto en una pantalla grande en un pueblo de jubilados para que todos los que estuvieran allí pudieran asistir. ¡Fue recibido muy bien! Ahora estamos interesados en llevar a cabo este servicio cada año y ponerlo a disposición de grupos más amplios, incluyendo muchas aldeas de retiro.

Si bien las nuevas situaciones como la pandemia COVID-19 plantean desafíos, también ofrecen oportunidades. Y como rotarios, tenemos que estar preparados para aprovecharlas. Algunas de las oportunidades que encontramos a través de tener un formato en línea fueron:

– Poder invitar fácilmente a rotarios de otros clubes, sin importar la distancia física.

– Invitar a oradores de cualquier parte del mundo, elevando el listón de nuestras presentaciones.

– Involucrando a las comunidades y sectores vulnerables de nuestra sociedad que pueden sentirse aislados e incapaces de conectarse en persona con sus redes de apoyo habituales.

En estos tiempos difíciles, me gustaría animar a todos los clubes rotarios a que se reúnan en línea, apoyen a los socios a través del compañerismo continuo y busquen las nuevas oportunidades que están surgiendo para aprovecharlas.

Hemos descubierto el lema «Cuando la vida te arroja limones, haz limonada», espero que ustedes también lo hagan.

Los Ciberclubes ayudan a otros clubes a reunirse en línea durante la pandemia

Por Diana White, tesorera del club y exgobernadora del Distrito 7020

Durante los primeros días del brote de coronavirus, el presidente del club, Brent Leerdam, junto a los socios del  Ciberclub del Caribe  brindaron asistencia inmediata a los clubes rotarios del distrito. El club ofreció establecer horas de reuniones para que otros clubes se puedieran reunir en línea, utilizando la cuenta Zoom del club hasta que estos pudieran encargarse de hacerlo personalmente. La meta era ayudar a los clubes a que no perdieran tiempo y pudieran mantener su rutina de reuniones de compañerismo semanales. La otra meta era empoderar a los clubes para que crearan planes de acción de manera inmediata y así asistir a sus comunidades, todo dentro de un ambiente en línea seguro.

Capture

Motivados por la gobernadora del Distrito 7020, Delma Maduro, los socios del ciberclub produjeron un video breve donde explican las ventajas de reunirse en línea durante la pandemia de COVID-19. Luego extendieron una invitación a todos los clubes en el distrito para asistir a una reunión donde explicarían los componentes esenciales de una reunión en línea interesante y exitosa. El ciberclub continúa ofreciendo apoyo, sugerencias y orientación. Asimismo, ha invitados a todo el distrito a eventos en línea para presenciar oradores invitados.

El Ciberclub del Caribe ha estado utilizando Zoom durante los últimos 7 años y posee bastante experiencia sobre esta plataforma. Con el generoso 20 por ciento de descuento que Zoom ha ofrecido a Rotary, esta plataforma para realizar reuniones en línea está probando ser una herramienta clave para muchos.

Muchos distritos en el mundo cuentan con ciberclubes. Comunícate con ellos para solicitarles ayuda en cuanto a la manera de realizar reuniones en línea lo más pronto posible. Ellos ya tienen práctica y experiencia en el dominio de estas herramientas. Los grupos de clubes pueden compartir una cuenta en línea, y los asistentes de gobernador pueden ayudar a los clubes a conectarse entre sí para que se puedan comunicar en línea rápidamente.

La “Gente de acción” toma el control en tiempos de cambio. Nosotros estamos sirviendo de guía, siendo líderes en nuestras comunidades. Permite que tu ciberclub te muestre el camino en la medida que buscamos nuevas e innovadoras formas de conectar al mundo y abrir oportunidades.