Un esfuerzo innovador da lugar a dos nuevos clubes

Por Yvonne Kumoji, gobernadora de distrito 2020-2021 del Distrito 9102

Como gobernadora entrante, mi participación en el evento anual de capacitación de enero de 2020 en San Diego, California, incluyó información sobre la creación de nuevos clubes y modelos de club. Las palabras que el presidente de Rotary International, Holger Knaack, compartió con nosotros resonaron en mi mente, palabras como innovación, adaptación, cambio, ser diferente. Entonces pensé en Toastmasters, y luché para ver cómo encajaban esos pensamientos.

Junto a un integrante de mi equipo de liderazgo visité un evento de Toastmasters en mi país, Ghana, y busqué a su director de División, el equivalente en Toastmaster de un gobernador de distrito. Papa Arkhurst es un hombre increíble, comprometido y apasionado, con don de palabra. Su entusiasmo es contagioso. Me presenté, pero, por supuesto, él ya sabía todo sobre nuestra nueva colaboración estratégica. Rápidamente se corrió la voz de que “Rotary” estaba en la sala. Intercambiamos datos de contacto y acordamos reunirnos para comer y conversar.

Unos días más tarde, durante el almuerzo, sugerí que organizáramos un evento: “Una noche con los Toastmasters”, protagonizada por nuestras dos organizaciones. También sugerí que invitáramos a los clubes del otro a nuestras reuniones para iniciar el proceso de vinculación, con presentaciones sobre lo que cada organización representaba.

Me pareció que esta iniciativa era ideal, ya que los rotarios podían beneficiarse del gran arte de hablar en público y de las habilidades comunicativas de los Toastmasters. A su vez, los Toastmasters podrían beneficiarse del impulso humanitario de los rotarios al introducirlos en el lema “Dar de sí antes de pensar en sí“. Ambos grupos tenían un enfoque común en la formación de líderes.

Se distribuyeron folletos con antelación para fomentar el entusiasmo. Hablé a través de Zoom a los miembros de Toastmasters sobre “Por qué soy rotaria”. Otro día, Arkhurst hizo una presentación a los rotarios sobre “La experiencia Toastmasters”. Al final de cada presentación se respondieron preguntas y quedó claro que ambas partes no tenían muy claro lo que la otra representaba realmente.

Sugerí que nos ayudáramos a formar un nuevo club de rotario y Toastmaster. La invitación se hizo llegar a todos los socios, y en poco tiempo empezó a surgir una lista de socios potenciales. Esperábamos contar con 25 socios para formar el núcleo de los nuevos clubes. Seleccionamos a los asesores de los clubes para que formaran a los nuevos socios como rotarios y Toastmasters. El exgobernador de distrito Sam Worentetu, presidente del Comité de Extensión de Clubes de Ghana, y su equipo ya habían creado un programa de formación y se lanzaron a ayudar a captar y formar a los nuevos socios de Rotary.

Toda la capacitación se hizo virtualmente mediante Zoom debido a la COVID-19. Añadimos a todos los futuros socios a una plataforma de WhatsApp para que los asesores del club pudieran compartir información con ellos.

Doce semanas más tarde, el Club Rotario de Accra-SpeakMasters y el Club New Age Toastmasters recibieron sus cartas constitutivas de sus respectivas organizaciones. El 20 de enero de 2021, el Club Rotario de Accra-SpeakMasters se unió con orgullo a la familia de Rotary. Tanto Arkhurst como yo somos orgullosos socios de la organización de cada uno.  Este modelo ha abierto mi pensamiento y mi enfoque para buscar nuevos socios. He contactado a otras organizaciones y asociaciones, como ingenieros, aseguradoras, ecologistas, la industria del petróleo, el gas y la aviación para que consideren la posibilidad de unirse a Rotary. Las oportunidades parecen ahora infinitas.

Ingresa al Centro de Formación en Mi Rotary para acceder a los cursos creados por Toastmasters. Estos los puedes encontrar ingresando a la opción Desarrollo profesional.

Por qué Toastmasters beneficia a los clubes rotarios

Terry_Beard_217.jpg

Terry Beard

Por Terry Beard, socio del Club Rotario de Portland

Puede que hayas oído decir que la mayoría de las personas preferiría morir antes que pronunciar un discurso. Sin duda, hablar en público aterroriza a muchas personas.

Durante 49 años yo también tuve miedo de hablar en público, el pánico era tan intenso que me ponía a sudar y tenía que abandonar la sala. En esas ocasiones yo buscaba excusas o pedía a otras personas que hablaran en mi lugar. Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para evitar tener que hablar en público. Un par de malas experiencias al comienzo de mi vida cimentaron este miedo, pero me fijé como objetivo superarlo. Hace quince años, con 50 años de edad, un buen amigo me presentó a Toastmasters, y desde entonces soy socio de esa organización. Sigue leyendo