Por qué nuestro club se centra en los proyectos WASH

Por Chris Bloore, presidente fundador, Ciberclub de WASH Distrito 9980 (Nueva Zelanda)

Chris Bloore, presidente fundador del Ciberclub de WASH en Nueva Zelanda.

Hace una década, los proyectos de agua, saneamiento e higiene (WASH) de Rotary tenían resultados dispares y una sostenibilidad limitada. La creación de un Ciberclub dedicado a WASH fue una forma de aplicar la disciplina de la psicología del trabajo humanitario a los programas de ayuda basados en el voluntariado para abordar estos problemas. Al adaptar cuidadosamente las aptitudes, la experiencia y la personalidad de los voluntarios a las necesidades reales de los proyectos sostenibles de agua y saneamiento, los proyectos de Rotary podrían dar mayor valor al tiempo, dinero y esfuerzo invertidos.

¿Cómo? 

El ciberclub fue una idea del expresidente de RI Bill Boyd, a través de conversaciones en la convención con el expresidente del Club Rotario Dunedin Central, Steve Atkins, a partir de un proyecto de investigación de Smart-Aid cofinanciado por Rotary. Se necesitaron casi dos años para organizar los clubes patrocinadores, reclutar a los socios y seleccionar a los funcionarios y todas las tareas administrativas habituales necesarias antes de que nos constituyéramos el 5 de octubre de 2016. Fue crucial el apoyo activo y entusiasta de tres gobernadoras de distrito sucesivas: Karen Purdue, Trish Boyle y Janice Hughes, y de la asistenta de gobernador Lesley Brook, quien nos orientó durante nuestros dos primeros años de funcionamiento. También contamos con un gran apoyo de los principales líderes de Rotary, tales como el expresidente de RI Bill Boyd, Nicholas Mancus, Ron Denham y Anna Shepherd (secretaria ejecutiva del Grupo de Acción de Rotary de Agua y Saneamiento).

Desafíos

Nos enfrentamos a muchos retos: ser un ciberclub en lugar de un club presencial, tener una membresía distribuida por todo el mundo y ser uno de los primeros clubes rotarios centrado en una causa en el mundo. 

Los ciberclubes ya estaban establecidos en Rotary, por lo que adaptar nuestros estatutos y reglamentos no fue demasiado complicado. Tuvimos que crear un sitio web, una plataforma de redes sociales y un foro para reuniones en línea (inicialmente GoToMeeting y posteriormente Zoom).

El hecho de que los socios fueran de todo el mundo exigió una reflexión creativa sobre los horarios de las reuniones, complicada por el horario de verano en las distintas zonas horarias. Tuvimos que abrir una cuenta bancaria en Nueva Zelanda con un tesorero en el extranjero y con firmantes de banca por internet en diferentes países. Organizar la capacitación de los funcionarios del club exigía la cooperación con los diferentes distritos en los que vivían. Tuvimos que inventar formas de recaudar fondos con los socios distribuidos por todo el mundo, como la noche de juegos de preguntas y respuestas para recaudar fondos a través de Zoom.

Sugerencias para otros clubes 

Los clubes rotarios se forman, crecen y prosperan adaptándose, aprendiendo y cambiando. Aprender haciendo mantiene a nuestro club relevante, sensible a las circunstancias cambiantes y es muy divertido. Al igual que en todos los clubes, es vital encontrar tareas para todos los socios a fin de garantizar el compromiso. En los clubes con un único objetivo existe el riesgo de ser “capturados” por intereses especiales, como, en nuestro caso, por las ONG. También es importante seguir siendo un club rotario. Nuestra presidenta, Heidi, insiste en la necesidad de mantener a los socios “identificados con Rotary”.

Ventajas de centrarse en un tema  

Tener un único enfoque significa que todos los socios están comprometidos con él, y emplean sus diferentes habilidades y experiencia para realizar una tarea común. También nos da acceso a personas con mayor especialización en el tema a través de un Grupo de Acción de Rotary relacionado con nuestro enfoque (WASRAG), y a una variedad de asociaciones profesionales y ONG alineadas con nuestros objetivos. Esto nos hace más eficaces y nos ayuda a captar nuevos socios.

Nuestro impacto

Estamos desarrollando la capacidad de ayudar a los clubes con las solicitudes de subvenciones distritales y globales para proyectos relacionados con WASH. Lo hacemos mediante la revisión de las solicitudes de subvención, el desarrollo de herramientas para ayudar a los clubes a cumplir con los requisitos de la Fundación Rotaria, y herramientas para ayudar a los equipos de proyectos en el campo. Estamos implementando una subvención global para WASH en escuelas en Nigeria. Asimismo, estamos realizando evaluaciones de las necesidades de la comunidad con el fin de obtener subvenciones distritales para el suministro de agua en hogares en Sudán del Sur y WASH en centros de salud en Malawi. Esto nos ayuda a conocer de primera mano qué recursos son más eficaces.

Geoff Elliott, socio del Ciberclub en Ecuador.

El suministro de agua, el saneamiento y la educación sobre la higiene son necesidades básicas para gozar de un ambiente saludable y una vida productiva. Obtén más información a este respecto en: Rotary suministra agua, sanemiento e higiene.

Lo que todo club rotario debe saber sobre cómo organizar reuniones virtuales y presenciales

Por Jim Marggraff, empresario y socio del Club Rotario de Lamorinda Sunrise, California (EE.UU.).

Hace cuatro años, mi esposa MJ me sorprendió con esta pregunta:

«¿Cómo podríamos mantener a los astronautas que se dirigen a Marte conectados con sus seres queridos en la Tierra?».

Esta pregunta me hizo emprender un viaje, aunque no a Marte. En cambio, me embarqué en un viaje para entender el aislamiento social en la Tierra, desarrollar nuevas formas de conectar a los seres queridos a distancia utilizando tecnologías avanzadas, fundar mi séptima empresa, Kinoo.familyinvolucrarme aún más en Rotary

Si bien es probable que pocos rotarios se encuentren dirigiéndose hacia el planeta rojo, muchos de nosotros entendemos la sensación, si no el riesgo, del aislamiento social y el deseo de permanecer en contacto con nuestros amigos y familias.

Sorprendentemente, a los pocos meses de los cierres provocados por la COVID-19 en 2020, casi el 80 % de los clubes rotarios adoptaron Zoom, u otro software para realizar videoconferencias, para celebrar las reuniones del club de manera virtual y mantener a los socios conectados.

Reconociendo tanto una oportunidad como una necesidad, Rotary International encargó a un Grupo de Trabajo Presidencial que estudiara cómo se puede utilizar la conectividad virtual de cara al futuro de Rotary, y tuve el honor de ser invitado a formar parte de dicho grupo. Como inventor y empresario creador del sistema de aprendizaje LeapFrog, el bolígrafo inteligente LiveScribe y, más recientemente, una empresa de seguimiento ocular, Eyefluence (financiada inicialmente por rotarios) que vendimos a Google en 2016, me siento cómodo aplicando tecnología punta a la resolución de problemas espinosos. 

Con las reuniones de Zoom surgió la oportunidad de que los clubes captaran a oradores lejanos de renombre mundial, llevándolos a sus reuniones en un entorno virtual. Algunos clubes incluso empezaron a redefinir las reuniones, explorando de forma creativa las capacidades de la conectividad virtual, en lugar de forzar actividades incompatibles, tradicionales y presenciales en una pequeña pantalla. 

Inspirado por nuestras discusiones en el Grupo de Trabajo sobre la Pandemia, me puse en contacto con otros rotarios para hacerles llegar una idea.  Rápidamente encontré el apoyo de Rotary International, de mi Club Lamorinda Sunrise en el Área de la Bahía de San Francisco, y de una organización rotaria sin fines de lucro de la cual fui cofundador, The Global Impact Group (TGIG.org.). La idea era producir un video para ayudar a los clubes a ver lo fácil que puede ser organizar una reunión “híbrida”, o virtual/personal, en la que los socios puedan participar tanto físicamente como a distancia. 

Comprendimos que, a la conclusión de los períodos de encierro, con el regreso de los clubes a las reuniones en persona, algunos socios seguirían sintiéndose incómodos o inseguros a la hora de regresar rápidamente a las reuniones presenciales del club. Además, en ciudades de todo el mundo, las encuestas han demostrado que algunos rotarios prefieren participar ocasionalmente a distancia mientras viajan o para evitar el tráfico en los desplazamientos. Por último, las conexiones virtuales han abierto la posibilidad de contar con algunos extraordinarios oradores a distancia, que están encantados tanto de realizar presentaciones a los rotarios a través de plataformas de videochat, como de responder a las preguntas a distancia. 

Así que mi esposa y yo limpiamos nuestro garaje, y con la colaboración de algunos aplicados socios del club que usaron mascarilla y mantuvieron las medidas de distanciamiento social, transformamos nuestro garaje en un estudio para filmar una reunión virtual/personal en vivo para mostrar lo fácil que puede ser incluir a participantes remotos en una reunión en persona o viceversa. Esto nos permitió a todos disfrutar del compañerismo e intercambiar opiniones en tiempo real. 

Sin embargo, pronto advertimos que nuestro entusiasmo por enseñar a los clubes cómo organizar estas reuniones híbridas podría no bastar para atraer la atención generalizada de los clubes de todo Rotary. Sabíamos que necesitábamos otro gancho para conseguir que más rotarios vieran nuestro video y convencerlos de que imitaran nuestro método en sus clubes. 

Entonces se nos ocurrió otra idea: ¿Y si pudiéramos atraer a algunos oradores extraordinarios para ayudar a los rotarios a mirarse en un espejo y ver quiénes somos realmente en momentos de crisis, cuando el mundo más nos necesita?

Con esta idea en mente, me puse en contacto con mi amigo y colega, el Dr. Sten Vermund, decano de la Escuela de Salud Pública de Yale, y en pocas semanas, organizamos una serie de entrevistas en Zoom con expertos en salud mundial y celebridades del mundo de Rotary que van desde el Dr. Anthony Fauci, pasando por el secretario general de Rotary John Hewko y el presidente de Rotary International Holger Knaack. 

Los dos videos resultantes están disponibles en TGIG.orgVirtual/In-Person Meeting es un video de 25 minutos de nuestra reunión en el garaje con los oradores famosos mencionados anteriormente, y algunos más, que está pensado para mostrarse en una de las reuniones del club. El segundo video, Quick Start Video, tiene una duración de dos minutos y muestra lo fácil que es organizar una atractiva reunión virtual/presencial. Gracias a Rotary International, este video ahora está disponible en ocho idiomas. 

Por lo tanto, no es necesario que planees un viaje a Marte, pero soñar con llegar a las estrellas podría provocar un momento rotario y ayudarte a iniciar tu próximo camino rotario. 

Inspírate con los proyectos que los socios de Rotary realizan en todo el mundo para proteger el medioambiente

Durante mucho tiempo, los socios de Rotary han generado cambios positivos en el mundo al emprender proyectos que ayudan a preservar nuestro planeta. La protección del medioambiente es ahora nuestra nueva área de interés, y brinda a los socios de Rotary más formas de incrementar nuestro impacto.

Descubre cómo los rotarios protegen el medioambiente en todo el mundo.

Sigue leyendo

Los diplomáticos de Rotary abren oportunidades en todo el mundo (virtualmente)

Por Judith Diment, decana de la Red de Representantes de Rotary

Ya nos encontramos casi al final de este año rotario y ¡qué año ha sido para los Representantes de Rotary ante las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales! Como “embajadores” de Rotary ante 22 organismos de la ONU y otras agencias clave, nuestra labor consiste en reunirnos con personal estratégico y establecer relaciones que favorezcan la colaboración en las áreas de interés de Rotary.

Esta no es una tarea fácil en medio de una pandemia. Como todos los rotarios, hemos tenido que adaptarnos a hacer las cosas de forma diferente a través de reuniones virtuales: ¡es la diplomacia a través de Internet!

El embajador suizo jubilado Walter Gyger, ahora representante de Rotary ante las Naciones Unidas en Ginebra, dedicó el último año a la planificación de la Incubadora de Proyectos para la Paz, que en noviembre se debió convertir en una reunión virtual. Esta reunión se celebró en asociación con el Grupo de Acción de Rotary por la Paz, en consonancia con el nuevo Plan de Acción de la red: conectar mejor a los representantes con diversas entidades de Rotary. Walter también involucró a los becarios de Rotary pro Paz, invitándolos a presentar más de 50 proyectos de paz listos para ser implementados y que buscan apoyo, recursos y compromiso de los clubes rotarios. Visita el sitio web del evento para obtener información sobre estos proyectos emblemáticos que buscan colaboradores.

Sé lo mucho que han trabajado nuestros representantes en Bruselas -Michel Coomans y Hugo Schally- para organizar una conferencia virtual sobre la seguridad sanitaria mundial, copatrocinada por el Presidente Holger Knaack y la diputada europea Marlene Mortler, también en noviembre. El objetivo principal de la reunión era abogar por la financiación del programa contra la polio. Una de las ventajas de la reunión virtual fue que contamos con más de 450 participantes de todo el mundo y pudimos incluir en los debates a expertos de Ruanda y los Países Bajos.

Me complació mucho que en el debate de la Asamblea Mundial de la Salud de noviembre se reconociera la importancia del papel desempeñado por Rotary en la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio (GPEI) y que los Estados miembros reafirmaran su compromiso con la erradicación de esta enfermedad, así como que se reconociera la extraordinaria contribución, desde el pasado mes de marzo, de los recursos y el personal que dan respuesta ante la Covid-19.  

Asimismo, en la reunión virtual del Consejo Ejecutivo de la OMS celebrada en enero, los líderes mundiales de la salud y los ministros de salud instaron a realizar esfuerzos concertados y urgentes para librar finalmente al mundo de la polio, señalando la responsabilidad global y colectiva de acabar con esta enfermedad de una vez por todas. Los delegados también reiteraron su apoyo a la transición sostenible de los activos de la polio, reconociendo que el éxito de la transición y la erradicación de la polio son objetivos gemelos. En nombre de Rotary -la rama de la sociedad civil de la alianza de la GPEI- agradecí a los líderes mundiales de la salud su continua dedicación a la erradicación de la polio y a la salud pública, sentimientos de los que se hicieron eco otros socios, incluida la Fundación de las Naciones Unidas.

He estado trabajando durante el último año en la promoción de la reunión de Jefes de Gobierno de la Commonwealth, que se pospuso a junio de 2021 debido a la COVID-19. Fue bueno ver que los temas del evento ahora incluyen la salud a la luz de la pandemia. También estoy trabajando con otras ONG de la Commonwealth en una presentación sobre la salud antes de la reunión de Altos Comisionados de la Commonwealth que se celebrará a finales de este mes.

En Nairobi, la exembajadora de Kenia, Josephine Ojiambo, ha estado trabajando horas extras para dar respuesta ante la COVID-19, poniendo en contacto a UNICEF Kenia con el Distrito Rotario 9212. Ellos firmaron un importante acuerdo de dos años centrado en la COVID-19 y WASH en las escuelas y han lanzado una gran campaña de recaudación de fondos.

También en Nairobi, la representante de Rotary ante la UNESCO, Salome Gitoho, asistió a un seminario web sobre la “Recuperación y revitalización de la educación” para la generación de COVID-19. Organizado por la UNESCO, la Sede de la ONU, la Alianza Mundial para la Educación (GPE) y el Centro de Estudios Interdisciplinarios, el Secretario General de la ONU, António Guterres, señaló que la educación es un derecho humano fundamental y un bien público y que debe protegerse para evitar una catástrofe generacional.

Guterres dijo: “En 2021 debemos redoblar nuestros esfuerzos para reimaginar la educación, formar a los profesores y reducir la brecha digital”. Los 30 representantes de Rotary están haciendo precisamente eso: reimaginar, especialmente a la luz de esta pandemia en curso, cómo Rotary abre oportunidades y se conecta con las agencias internacionales para inspirarse, compartir conocimientos y posibles proyectos de servicio humanitario conjuntos. Para más información, explora la historia de la relación de Rotary y las Naciones Unidas o lee el boletín de la red de representantes de Rotary.

Cien años de Rotary en México

Rotarios en el exterior de la Casa de la Amistad durante la Convención de Rotary International de 1952 en la Ciudad de México (México).

Bajo la dirección de Fred Warren Teele y Arch Klumph, el Club Rotario de la Ciudad de México se convirtió en el primer club rotario del país el 1 de abril de 1921.

Historia temprana

Rotary consideró su expansión a México ya en el año 1918, pero no tomó ninguna acción debido a la inestabilidad política asociada con la Revolución Mexicana que comenzó en 1910. A pesar de la persistente inestabilidad, el interés se renovó a principios de 1920. Ese año, Teele, exsocio del Club Rotario de Montreal (Canadá), se trasladó a la Ciudad de México para trabajar para la Mexican Light and Power Company (Compañía Mexicana de Luz y Energía). Él y K. M. Van Zandt, comenzaron a mantener correspondencia con Rotary sobre la creación de un club en la ciudad.

En diciembre de 2020, los rotarios H. J. Lutcher Stark y R. C. Lowry de Texas (EE.UU.), formaron parte de la delegación de dicho estado que asistió a la toma de posesión del presidente mexicano Álvaro Obregón. Durante su estancia en la Ciudad de México, se reunieron con Van Zandt y Teele, quienes habían sido designados integrantes del comité organizador local. Ellos evaluaron la ciudad e informaron al Comité de Extensión.

Arch C. Klumph, presidente de Rotary 1916-1917, quien entonces formaba parte del Comité de Extensión, salió de su casa en Cleveland, Ohio, a finales de marzo de 1921 para asegurarse de organizar debidamente un club rotario en la Ciudad de México lo antes posible. Él dedicó casi un día entero a discutir con Teele y Van Zandt. Más tarde, Stark y él regresaron a México para presentar la carta constitutiva al nuevo club el 4 de mayo de 1921.

Expresidentes de Rotary International durante la Convención de Rotary International de 1935 en la Ciudad de México. De izquierda a derecha: Donald Adams, Russell Greiner, Glenn Mead y Paul Harris..

Teele se convirtió en socio fundador y primer presidente del club de la Ciudad de México. En poco tiempo fue nombrado comisionado especial de Rotary International para supervisar los clubes existentes y expandir la red rotaria en México. Sus esfuerzos llevaron a la fundación de clubes en Monterrey en noviembre de 1922 y en Tampico y Veracruz al mes siguiente. A continuación, en enero de 1923 se fundaron clubes en Chihuahua y Guadalajara.

En febrero de 1923, la Directiva de RI decidió que los seis clubes entonces existentes constituían un distrito rotario y Nelson O. Rhoades, socio del Club Rotario de la Ciudad de México se convirtió en su primer gobernador de distrito.

Socios e invitados procedentes de México en la Casa de la Amistad durante la Convención de Rotary International de 1924 en Toronto (Canadá).

Hoy el país cuenta con más de 600 clubes. Descubre cómo podrías involucrarte en https://www.rotary.org/es/get-involved.

Convenciones

México ha acogido cuatro Convenciones de Rotary International.

1935

La primera Convención de Rotary celebrada en Latinoamérica contó con 5330 asistentes. Lázaro Cárdenas, presidente de México, inauguró la convención con un mensaje sobre la comprensión internacional. Obtén más información en http://bit.ly/3lDocaV (discursos disponibles en inglés y español)

1952

El presidente mexicano Miguel Alemán Valdés dio la bienvenida a 6804 asistentes a la 43ª Convención Anual de Rotary International. Obtén más información en http://bit.ly/2OVHw7o (discursos disponibles en inglés y español)

1968

La tercera convención celebrada en la Ciudad de México contó con 11 840 asistentes. Las presentaciones de los rotarios locales proporcionaron información sobre la historia de México, desde la revolución hasta el reciente crecimiento de la ciudad. Obtén más información en http://bit.ly/2ONnfRv (discursos disponibles exclusivamente en inglés)

1991

Los rotarios de México sumaron más de 3000 de los 15 638 asistentes a esta convención. En la sesión de apertura, Carlos Salinas de Gortari, presidente de México, habló sobre temas ambientales. Obtén más información en http://bit.ly/3d0prgi (discursos disponibles exclusivamente en inglés)

Presidentes de Rotary International

1928-1929

I.B. Tom Sutton

Club Rotario de Tampico

1984-1985

Carlos Canseco

Club Rotario de Monterrey

Lema presidencial: Descubra un nuevo mundo de servicio

2000-2001

Frank J. Devlyn

Club Rotario de Anahuac, Distrito Federal

Lema presidencial: Crear conciencia, tomar acción

Becas de Rotary pro Paz: un vistazo al proceso de selección

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/karina_ito_turma.jpg
Promoción del programa de maestría de la brasileña Karina Ito, becaria de Rotary pro Paz en Estados Unidos

El plazo para presentar solicitudes a las Becas de Rotary pro Paz 2022-23 está abierto hasta el 15 de mayo. Sin embargo, para solicitar y obtener una beca de Rotary pro Paz, tendrás que hacer algo más que presentar tu solicitud a tiempo. Hay que tener el perfil adecuado para emprender una carrera en el campo de la promoción de la paz y el desarrollo en todo el mundo. Para saber si tienes este perfil, hemos hablado con personas que ayudan a preparar a los candidatos y también con personas que ya han sido seleccionadas. 

Francisco Schlabitz, rotario del Distrito 4530, prepara y propone candidatos para las Becas de Rotary pro Paz desde el año 2003. De los cerca de 40 candidatos que ha ayudado a proponer, nueve han sido elegidos. Actualmente preside el Subcomité Distrital de Becas de Rotary pro Paz. 

Él dice que el trabajo con los candidatos comienza en cuanto se reciben sus datos de contacto. Es el candidato, y no el distrito, quien decide si presenta o no una solicitud a La Fundación Rotaria. 

“En el primer momento en que nos enteramos del interés, ya sea por correo electrónico o porque el interesado ya ha hecho su solicitud previa, lo que hacemos es programar una conversación, en persona o por video, que dura entre una hora y hora y media. Intentamos explicar cómo es la solicitud, cómo funciona este proceso, para que el candidato pueda tomar la decisión adecuada”, explica Schlabitz. 

¿Y qué busca Rotary en un candidato? “Una cosa importante es su trayectoria en términos de experiencia en el extranjero ayudando a la gente”, dice Schlabitz. “Hay que tener experiencia, conocer a la gente, sentir lo que ocurre en la realidad de las comunidades que más sufren, sea cual sea su naturaleza. Ya sea en una región, en un país o en varios países. Hay que tener experiencia, hay que haber vivido, esa es la diferencia”, señala. 

En el pasado, se han seleccionado candidatos con títulos recientes y sin experiencia en trabajo comunitario en el extranjero. Sin embargo, hoy en día, con el aumento de la competencia por las becas, es necesario destacar para tener una oportunidad real de ser seleccionado. Las acciones puntuales, como la participación en actos benéficos en las iglesias, por ejemplo, pueden no ser suficientes.  

“No digo que Rotary no lo tomará en cuenta, pero las posibilidades de que sea un candidato adecuado para lo que buscamos son escasas”, afirma. “Así que intento hacerle reflexionar y compararse con otras personas, como, por ejemplo, que vivieron y trabajaron durante unos meses en África, ayudando a niños, a familias pobres, a gente de la periferia de las ciudades, en temas relacionados con la salud o la delincuencia”. 

Por otro lado, él da otros consejos importantes para que los solicitantes tengan más posibilidades de obtener la beca. Uno de ellos es buscar centros con menos competencia que los situados en Estados Unidos. Los centros de la International Christian University en Japón y la Universidad de Queensland en Australia suelen recibir menos solicitudes.

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/centro_japao.jpg
Centro de Rotary pro Paz en Japón: menos competencia para las becas. 

Otro punto que destaca Schlabitz es la importancia de la calidad de los ensayos escritos por los solicitantes. “Hay que escribir una redacción que enamore a quien la lea. También intento hacer hincapié en este aspecto, para que la gente sepa venderse”, aconseja. 

Solo el año pasado, su distrito recibió 17 solicitudes, 13 de las cuales fueron remitidas a La Fundación Rotaria para su examen. El tiempo de preparación también es crucial para el éxito de la solicitud. “No se puede comenzar la solicitud 15 días antes de que venza el plazo”, dice Schlabitz. 

¡Ellfue seleccionada! 

Karina Ito, oriunda de Brasil, participó dos veces en el proceso de selección de las Becas de Rotary pro Paz. La primera vez, en 2007, no lo consiguió, pero al año siguiente volvió a intentarlo y tuvo éxito. Fue seleccionada para comenzar su maestría en 2009 en el Centro de Rotary pro Paz en Estados Unidos. 

Licenciada en Derecho, Karina dice que siempre le han interesado los derechos humanos, especialmente en una organización que trabaje con niños. Se enteró de las Becas de Rotary pro Paz a través de una conocida que era socia de Rotary. 

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/karina_beca.jpg
Karina: interesarse por la resolución de conflictos y los derechos humanos tiene que formar parte de tu identidad.

“Aprendí que la selección depende mucho de quiénes son los otros candidatos ese año. Ellos [los seleccionadores] quieren una diversidad [de perfiles] en cada grupo”, señala. “La primera vez que envié mi solicitud, tenía poco tiempo de experiencia laboral. El año que fui seleccionada, en la clase había un antiguo diplomático, una persona que había trabajado en la ONU. El nivel de los participantes fue muy alto”, afirma. 

En el momento de presentar su candidatura, Karina no tenía experiencia en organizaciones internacionales. Sin embargo, tenía muchos años de experiencia como voluntaria en una organización sin fines de lucro que brindaba asistencia a niños con cáncer. “Rotary valora mucho el voluntariado”, destaca. 

Karina no escatima elogios para los beneficios que ofrece la beca, incluidos todos los gastos pagados y una acogida que no tiene precio. “Es la mejor beca que existe. Cuando llegas al país donde vas a estudiar, hay una familia rotaria esperándote. Son el grupo de personas más generoso que jamás conocerás. Son personas que creen en el propósito de la beca y abren la puerta de sus casas a becarios que nunca han visto antes”, dice. 

“En el centro también había un almacén con muebles cedidos por los rotarios para que los becarios los utilizaran en los apartamentos que luego alquilan. No me faltó nada”, dice. También recuerda que tenía libertad académica para elegir cuántas y cuáles asignaturas cursar.

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/karina_host_family.jpg
Con la familia de rotarios que la acogió en Estados Unidos  
 

Durante su maestría, tuvo la oportunidad de hacer prácticas en la oficina del Unicef en Ginebra (Suiza). Esta oportunidad la llevó a conseguir un trabajo permanente unos años más tarde en la misma organización. En la actualidad dirige el Grupo Permanente de Comités Nacionales del Unicef. 

Según ella, entre los conocimientos que adquirió durante su maestría, los que más utiliza en su trabajo son los relacionados con las relaciones internacionales y las políticas públicas. “La política pública es lo que hacemos cada día en el trabajo para mejorar la vida de las personas. Las relaciones internacionales te hacen ver ciertos problemas mundiales desde otra perspectiva”, explica. 

Para los que están interesados en solicitar la beca, Karina recomienda hablar con personas que ya hayan pasado por la experiencia, algo que ella misma ha hecho. “Cada persona con la que hablé aportó una perspectiva diferente que me ayudó en el proceso de selección”, dice. “Hablar con otros becarios y conocer sus currículos te ayuda a entender el perfil que busca Rotary”. 

Para ella, hay características intrínsecas de los candidatos seleccionados. “Estar interesado en la resolución de conflictos y los derechos humanos tiene que ser parte de tu identidad”, dice. “Aunque no hubiera obtenido la beca, habría seguido en el campo. Comprueba si las cosas en las que crees están alineadas con el propósito de la beca, porque si lo están, es mucho más fácil que te aprueben”. 

Si te interesa postular a la beca o si conoces a alguien que tiene el perfil adecuado, visita www.rotary.org/our-programs/peace-fellowships. Esta página tiene toda la información sobre los Centros de Rotary para la Paz de todo el mundo, los criterios de elegibilidad y mucho más. ¡Prepárate bien y buena suerte! 

Entérate cómo los Pilares de Paz Positiva pueden ayudar a recuperarnos de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19

Pilares de Paz Positiva

Por Oscar Perales, rotaractiano del Distrito 4130 y Activador de Paz Positiva de Rotary

Cuando trabajamos en temas de construcción de paz, en muchas ocasiones pareciera ser un trabajo titánico debido a que la paz resulta ser un concepto abstracto y depende de muchos factores y de las realidades de los individuos para encontrar formas de abonar al desarrollo de comunidades más pacíficas.

A través de las diversas metodologías del Instituto para la Economía y Paz, el cual ha generado una alianza estratégica con Rotary International, hemos podido aterrizar este concepto abstracto a formas concretas de desarrollar actividades y proyectos enmarcados en la creación de la Paz Positiva. Aunado a esto, Rotary International creó el programa de Activadores de Paz Positiva, el cual busca desarrollar una red internacional de constructores de la paz, los cuales contarán con habilidades para educar, capacitar y acompañar a los rotarios y rotaractianos en el mejor entendimiento de la Paz Positiva y cómo desarrollar proyectos con un enfoque sistémico de paz. La Paz Positiva se define como las actitudes, instituciones y estructuras que crean y mantienen sociedades pacíficas. Mide el nivel de desarrollo socioeconómico, la capacidad de recuperación y de resolución de conflictos sin recurrir a la violencia.  Los ocho Pilares de Paz Positiva son los factores que permiten mayor resiliencia y adaptación al cambio y estos factores nos podrían ayudar a tener enfoque más claro de cómo recuperarnos de esta crisis sanitaria.

Sigue leyendo

El recorrido virtual de One Rotary Center brilla con luz propia

Por Bruce Baumberger, gobernador 2010-2011 del Distrito 6440 (Illinois, EE.UU.)

Como uno de los dos clubes rotarios que normalmente celebran sus reuniones en One Rotary Center, los socios del Club Rotario de Evanston Lighthouse se sintieron conmovidos por la inspiradora visita virtual a la sede mundial de Rotary ofrecida por John Hewko. Ver la sala 711, el lugar de la primera reunión de Rotary, fue un recordatorio de que los socios del club, a finales de este año, volverán a pasar por delante de ella de camino a las reuniones del club, al igual que hacíamos antes de la pandemia.

La visita virtual a los pisos 17 y 18 de la Sede Mundial de Rotary nos mostró que el centro neurálgico de Rotary International está listo para recibir a los rotarios de todo el mundo. La oportunidad de ver One Rotary Center virtualmente es una forma maravillosa de aprender el valor de una visita en persona (una vez que las condiciones lo vuelvan a permitir) para cada rotario cuando esté en el área de Chicago.

¡Visita virtualmente la sede mundial de Rotary International!

Recomiendo que todos los clubes muestren el video en sus reuniones. Es una excelente manera de recordar a los socios la fantástica labor que realizamos en todo el mundo. Los socios del club Evanston Lighthouse y del Club Rotario de Evanston están entusiasmados por volver a las reuniones presenciales en el momento oportuno y dar la bienvenida a nuestros amigos rotarios de todo el mundo.

Para más información sobre futuras visitas presenciales, visita la sede mundial de Rotary International.

Predica con el ejemplo en la prevención de enfermedades

Por Ann Marie Kimball, doctora en medicina, máster en salud pública, socia del Club Rotario de Bainbridge Island; presidenta del Comité Distrital de Servicio en la Comunidad Mundial e integrante del Equipo de Asesores Técnicos de la Fundación Rotaria (Cadre)

Rotary participa activamente en la lucha contra la COVID-19. Me siento honrada por haber sido seleccionada para formar parte de un nuevo grupo de trabajo creado recientemente por Rotary International, pero esto también me ha hecho pensar en nuestro papel como rotarios. ¿Cómo podemos seguir avanzando hacia la erradicación de la polio en los tiempos de la COVID-19?

Rotary encarna dos conceptos fundamentales en el campo de la seguridad sanitaria global:


1) “De lo global a lo local” o “glocal”: un abanico de actividades que van desde el más alto nivel de cooperación global hasta las actividades más locales centradas en las personas, las familias y las comunidades.

2) “Toda la sociedad”: el llamamiento y la respuesta para la preparación ante una pandemia y otras amenazas globales. Estas amenazas afectan a toda la sociedad y, por tanto, la respuesta debe implicar a toda la sociedad.

Con nuestros 1,2 millones de socios y 35 000 clubes en todo el mundo, tenemos un importante papel que desempeñar para vencer a la COVID-19 en nuestros países y en el extranjero. La organización también tiene un enorme interés en alcanzar el éxito en este empeño, ya que la erradicación de la polio y los esfuerzos de vacunación infantil están amenazados. Estos programas emblemáticos han fracasado en zonas críticas como Pakistán y Afganistán, y las tasas de vacunación infantil han disminuido en muchos otros países debido a la pandemia. Ahora que Rotary y otros socios trabajaron con los gobiernos para responder a esta situación, la pausa en las vacunaciones ha concluido y se está progresando de nuevo. Tenemos un doble cometido: asegurar el éxito de la erradicación de la polio y combatir la mortal pandemia de COVID-19. Ambos objetivos están inextricablemente unidos.

De global a local (GLOCAL)

A nivel mundial, la erradicación de la polio ha logrado una amplia colaboración durante décadas para asegurar su éxito en todo el mundo. La polio no podrá ser erradicada hasta que sea vencida en todos los países. Nuestros aliados en la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio trabajan juntos incansablemente para lograr este fin. Desde la vigilancia epidemiológica hasta la adquisición de vacunas y las campañas de inmunización, el programa ha creado una infraestructura que ahora es fundamental no solo para la lucha contra la polio, sino también para la respuesta a la pandemia.

Sin embargo, la respuesta local es igual de importante en la lucha contra la COVID-19. Nuestros socios y clubes son tan fundamentales para el éxito como lo han sido en la lucha contra la polio. Los recursos que aportamos son sumamente eficaces.

Decir la verdad (La Prueba Cuádruple)

En todos los clubes que he visitado durante mis décadas de afiliación a Rotary, los socios recitan La Prueba Cuádruple. Es la promesa que tenemos en común. Lo he repetido con compañeros rotarios desde Singapur hasta Cuernavaca y Seattle. Es nuestra tradición de rectitud: los rotarios son conocidos por decir la verdad. Evitamos la política y el partidismo y, en cambio, buscamos el bien común mediante nuestra participación en la comunidad y nuestros proyectos en el país y en el extranjero. Esto genera confianza.

La ciencia nos dice que el tipo de comunicación que se necesita para asegurar la buena recepción de los mensajes de salud pública y la aceptación de la vacuna es un diálogo en el que participen todas las partes. Este es el ” espacio ideal ” tradicional y apolítico de Rotary, y esta labor será crucial para garantizar que se alcance un nivel de lavado de manos, distanciamiento social y vacunación contra la COVID-19 que proteja a la población.

La profesora Heidi J. Larson lleva estudiando las dudas sobre las vacunas debido a su propia experiencia con UNICEF en el norte de Nigeria en el año 2003, cuando los rumores circulantes provocaron el rechazo a la vacuna contra la polio. En su reciente libro Stuck: How Vaccine Rumors Start – and Why They Don’t Go Away atribuye los rumores y su persistencia a que la gente común se siente excluida de las conversaciones importantes sobre la seguridad de las vacunas. A menudo, los científicos y otras autoridades no encuentran el lenguaje común para proporcionar información directa. Ellos también necesitan saber escuchar. Tenemos que hacer ambas cosas: proporcionar la mejor información disponible empleando un lenguaje fácil de entender y escuchar atentamente para responder de la manera más sincera y respetuosa a la desinformación.

En mi experiencia como médico, vivo este problema tanto cuando atiendo directamente a los pacientes como cuando hablo sobre las pandemias. Históricamente, mi profesión ha utilizado el latín y un vocabulario muy complejo para describir las enfermedades y las curas. Sólo recientemente en la medicina se considera a los pacientes y a sus médicos como un “equipo”.

Me di cuenta de esto en 1983, cuando me encontré hospitalizada en el 97º Hospital del Ejército en Alemania por complicaciones con mi embarazo. Después de que los médicos hicieran sus rondas en la sala, las mujeres alistadas se congregaban en la habitación que compartía con una enfermera del ejército para que les sirviera de traductora. ¿Qué les dijo realmente el médico? ¿Cómo podíamos expresarlo empleando un lenguaje fácil de entender? Me di cuenta de todo lo que le faltaba a mi profesión para otorgar la debida importancia a establecer una relación de comunicación y confianza con nuestros pacientes. Aunque hemos avanzado mucho, decir la verdad y escuchar con atención seguirá siendo fundamental en la lucha contra la COVID-19.

Rotary predica con el ejemplo

Los rotarios también son gente de acción. El viejo adagio “los hechos dicen más que las palabras” es cierto. Lo experimenté cuando dirigía el apoyo a los programas nacionales de la Organización Panamericana de la Salud. Visité uno de los países miembros de la organización en Centroamérica para planificar su programa de prevención del VIH/sida. El sida era una enfermedad profundamente temida: era una infección mortal. Un paciente ingresado en el hospital principal llevaba allí varias semanas. El personal tenía miedo de tocarlo por miedo a contagiarse. Aunque expliqué que el VIH no se transmitía fácilmente, no fue hasta que toqué al paciente, dándole la vuelta y ayudando a hacer su cama, que me creyeron. Tenemos que predicar con el ejemplo y no limitarnos a hablar.

¿Cuál debe ser nuestro ejemplo con la COVID-19? A medida que se emprenden las campañas de vacunación, los rotarios se ofrecen como voluntarios. Los socios que son médicos pueden ayudar a administrar las vacunas. Hay muchas otras tareas en el establecimiento de los centros de vacunación en las que pueden participar los clubes como las labores de recepción, la gestión de los aspectos logísticos, la administración de los datos y la observación de los pacientes.

En nuestro club, el Club Rotario de Bainbridge Island, descubrimos que los coordinadores de la ciudad y el condado estaban abrumados con el número de consultas recibido y la programación de las vacunas. Nos organizamos para asegurar la disponibilidad de los voluntarios, ayudar con las tareas administrativas y de oficina, y aliviar la carga de nuestro personal de la ciudad y el condado tanto como sea posible. No estamos solos. En Rotary Showcase hay literalmente miles de actividades para combatir la pandemia que han emprendido nuestros clubes en todo el mundo.

Sigue siendo fundamental demostrar y promover comportamientos seguros como el uso de mascarillas, el lavado de manos y el distanciamiento social. Además, de “predicar” estas prácticas, debemos practicarlas. Varios clubes han proporcionado estaciones de lavado de manos o materiales para facilitar que sus comunidades sigan las directrices establecidas por las autoridades sanitarias. Asimismo, vacunarse cuando nos llegue el momento es tan importante como promover la vacunación de los demás.

Toda la sociedad

Todas las pandemias se consideran principalmente como acontecimientos “sanitarios”. Y si bien los expertos en salud tienen un papel fundamental, las pandemias exigen la respuesta de toda la sociedad. Todas nuestras áreas de interés tienen implicaciones o se ven afectadas la por COVID-19.

Nuestra membresía es amplia e inclusiva. Prácticamente todos los sectores de la sociedad están representados. Todo el mundo puede contribuir, desde la fabricación de máscaras, hasta la logística, pasando por defender la equidad en los círculos políticos.

Rotary tiene corazón

A medida que nuestra organización despliega su plan estratégico en los próximos meses, aportamos otro elemento importante al esfuerzo. La pandemia se ha cobrado muchas vidas y ha enfermado a muchas personas. Las amistades en los clubes rotarios son de gran ayuda. Podemos reconfortarnos los unos a los otros, comprobar periódicamente el estado de nuestros socios mayores y ayudar a nuestros socios más jóvenes a superar la falta de empleo, el estrés financiero y la intensa exigencia que supone equilibrar el trabajo con la educación y el cuidado de los niños desde el hogar. Esta podría ser nuestra contribución más importante.

Al continuar la lucha para poner fin a la polio, comprobamos que la seguridad sanitaria mundial es importante para garantizar la resistencia de nuestro programa. La fuerza y la determinación de nuestros socios es probablemente el activo más importante que aportamos a la batalla.

Nota del editor: Comparte tus esfuerzos para promover la vacunación contra la COVID-19 y detener la propagación de esta enfermedad en Rotary Showcase.

Becario de Rotary pro Paz funda una escuela para servir a niños marginados en Siria

Por Muyi Yang, becario de Rotary pro Paz, Universidad Uppsala, 2019-2021

Si me hubieran dicho hace diez años que iba a dirigir una escuela sin fines de lucro en un país en situación de posconflicto, me habría reído a carcajadas. Por aquel entonces, trabajaba como representante de una comercializadora de materias primas, visitando a sus clientes e inspeccionando sus minas de carbón.

Al visitar a un cliente, mis colegas y yo encontramos a varios trabajadores increíblemente jóvenes en varias minas. Algunos parecían tener menos de 10 años. El cliente nos admitió que, efectivamente, los trabajadores estaban por debajo de la edad legal para trabajar en las minas, pero lo mantenían en secreto porque, “¿qué otra cosa podemos hacer?”

Sigue leyendo