¿Quieres hacer crecer a tu club?: Invita a un exbecario de Rotary

Los exbecarios son una red de líderes comprometidos en el servicio alrededor del mundo.

Por Tom Gump

A menudo me preguntan “¿Cómo hago crecer mi club?” o “¿Cómo encuentro socios para mi nuevo club?”. Mi respuesta es: los exbecarios de Rotary. Estos antiguos participantes en los programas de Rotary son una fuente de socios potenciales que a menudo se pasa por alto. Ellos tienen una idea de quiénes somos y saben cómo tomamos acción para cambiar vidas.

Los exbecarios representan una increíble red de líderes comprometidos con el servicio en todo el mundo. Los clubes a veces piensan en invitarlos como oradores o en utilizarlos como participantes adicionales en proyectos de servicio. Pero si nos tomamos el tiempo, hacemos el esfuerzo y tenemos la voluntad de eliminar algunas de las barreras que les impiden afiliarse, podemos experimentar los beneficios de sus conocimientos y talentos para hacer crecer a Rotary.

Permítanme darles tres poderosos ejemplos sacados de la vida real.

Ciberclub Rotaract International para el medioambiente

El Grupo de Acción de Rotary Sostenibilidad Medioambiental (ESRAG, por sus siglas en inglés) con la ayuda de Karen Kendrick-Hands del Distrito 5950, el EcoClub Rotario de Twin Cities, el Club Rotario de Edina / Morningside y el asesor de club Steve Solbrack, fundaron este club en solo unos meses con casi el doble de los socios requeridos para la organización de un club Rotaract. En la actualidad cuenta con 23 socios de 12 países diferentes. Nos pusimos en contacto con exbecarios que pertenecían al ESRAG, entre los que se encuentran expertos en ingeniería medioambiental y otros aspectos del medioambiente que aportan su experiencia a otros clubes rotarios sobre la realización de proyectos. Lo que muchos de los jóvenes profesionales que pertenecen este grupo realmente querían hacer es trabajar ellos mismos en proyectos.

Para que estos jóvenes profesionales pudieran hacerlo, eliminamos algunas de las barreras que a menudo impiden a los exbecarios afiliarse a Rotary: cuotas elevadas, horarios de reunión poco convenientes y demasiadas obligaciones. Creamos un club basado en una causa en torno a su interés común, lo que garantizó que su tiempo se dedicara a proyectos en el área que les interesaba. Y elegimos la estructura flexible de un ciberclub. La mayor parte de las comunicaciones del club se realizan a través de WhatsApp. Las reuniones se celebran en Zoom.

Ciberclub Rotario de viajeros internacionales

Constituido el 23 de abril, este club ya cuenta con 24 socios, 18 de ellos son socios asociados provenientes de 11 estados diferentes de Estados Unidos y de varios otros países.

Cuando una amiga y socia de mi club, Paula Schwartz, se trasladó de Minnesota a Florida, descubrió que el club al que se había unido inicialmente no tenía la misma pasión por los proyectos internacionales que ella. Así que la ayudé a formar su propio club, de nuevo utilizando las conexiones con los exbecarios con las que contábamos ambos.

Ella se centró en las relaciones que había formado años antes en un Intercambio de Grupos de Estudio, mientras que yo me puse en contacto con personas que conocía por haber acogido a seis estudiantes de Intercambio de Jóvenes y haber entablado amistad con muchas otras familias anfitrionas. Muchos de los antiguos estudiantes de intercambio buscan la manera de volver a participar en Rotary si se lo permitimos.

Una vez más, el formato de ciberclub facilitó la asistencia de los socios a las reuniones. El club programó intercambios virtuales con otros países, incluida la India, en los que no solo aprenden sobre el país, sino que se sumergen en su cultura. Los socios organizaron una clase de cocina virtual para aprender a cocinar comida india, y programaron clases de yoga y meditación.

El club ofrece viajes cortos y largos para llevar a cabo de proyectos de servicio. Los próximos viajes cortos incluyen una visita a Pasadena, California (EE.UU.) en enero de 2022 para trabajar en la carroza de Rotary en el Desfile de las Rosas y un viaje a Nueva York en 2023 para el Día de Rotary en las Naciones Unidas. Están previstos otros destinos en todo el mundo.

Club Rotario de Entusiastas del Intercambio Cultural

Hace cinco años, este club se formó como ciberclub, pero decidió cambiar de modelo y centrarse en una causa para hacer frente a la disminución del número de socios. El presidente del club en ese momento había tomado parte en un Intercambio de Jóvenes de Rotary y participaba activamente en una asociación de exparticipantes Rotex, las cuales actúan como intermediarios entre los socios de Rotary y los estudiantes de Intercambio de Jóvenes para mejorar su experiencia de intercambio.

Si alguna vez has asistido a una reunión de Rotary en la que hayan participado estudiantes de intercambio de jóvenes, conocerás la energía y la diversión que aportan a las reuniones. En los últimos 16 meses, el club ha pasado de 5 a 13 socios aprovechando este grupo de exparticipantes de Rotex. El club anuncia a los oradores semanales en Facebook y en su sitio web, y anima a los socios y a los no socios a asistir a las reuniones virtuales, que se graban y se publican para poder verlas en el futuro. El ambiente de las reuniones es calmado, amistoso y positivo. Las cuotas anuales son asequibles.

Conclusión

Los exbecarios de Rotary pueden ayudarte a hacer crecer tu club, ya sea existente o nuevo. Puedes utilizar modelos de club alternativos para eliminar las típicas barreras que impiden la afiliación de muchos de estos socios potenciales ya preparados. Solo tienes que invitarlos a que se afilien.

Sobre el autor: Tom Gump es exgobernador del Distrito 5950 y expresidente del Club Rotario de Edina / Morningside, Minnesota (EE.UU.) En la actualidad presta servicio como promotor de clubes innovadores de la Zona 29, ayudando a los socios de Rotary de todo el mundo a formar clubes nuevos e innovadores. La dirección de correo electrónico de Tom es: tagump@gmail.com

Un distrito de la India mantiene el Intercambio de Jóvenes de Rotary en marcha…en línea

Después de que su hijo y su hija participaran en los programas de Intercambio de Jóvenes de Rotary, Ashok y Sadhana Bhandari se afiliaron al Club Rotario de Pune Sinhagad Road (India), y Ashok, habiendo visto de primera mano la experiencia transformadora que el programa puede tener en la vida de los jóvenes, se convirtió en miembro del equipo de Intercambio de Jóvenes del Distrito 3131. Así que el año pasado, cuando la pandemia de COVID-19 obligó a cancelar los intercambios previstos, no estaba dispuesto a dejar escapar esta oportunidad para los estudiantes de su distrito. En su lugar, vio una oportunidad: decidió realizar el programa de forma virtual.

Sigue leyendo

Becas de Rotary pro Paz: un vistazo al proceso de selección

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/karina_ito_turma.jpg
Promoción del programa de maestría de la brasileña Karina Ito, becaria de Rotary pro Paz en Estados Unidos

El plazo para presentar solicitudes a las Becas de Rotary pro Paz 2022-23 está abierto hasta el 15 de mayo. Sin embargo, para solicitar y obtener una beca de Rotary pro Paz, tendrás que hacer algo más que presentar tu solicitud a tiempo. Hay que tener el perfil adecuado para emprender una carrera en el campo de la promoción de la paz y el desarrollo en todo el mundo. Para saber si tienes este perfil, hemos hablado con personas que ayudan a preparar a los candidatos y también con personas que ya han sido seleccionadas. 

Francisco Schlabitz, rotario del Distrito 4530, prepara y propone candidatos para las Becas de Rotary pro Paz desde el año 2003. De los cerca de 40 candidatos que ha ayudado a proponer, nueve han sido elegidos. Actualmente preside el Subcomité Distrital de Becas de Rotary pro Paz. 

Él dice que el trabajo con los candidatos comienza en cuanto se reciben sus datos de contacto. Es el candidato, y no el distrito, quien decide si presenta o no una solicitud a La Fundación Rotaria. 

“En el primer momento en que nos enteramos del interés, ya sea por correo electrónico o porque el interesado ya ha hecho su solicitud previa, lo que hacemos es programar una conversación, en persona o por video, que dura entre una hora y hora y media. Intentamos explicar cómo es la solicitud, cómo funciona este proceso, para que el candidato pueda tomar la decisión adecuada”, explica Schlabitz. 

¿Y qué busca Rotary en un candidato? “Una cosa importante es su trayectoria en términos de experiencia en el extranjero ayudando a la gente”, dice Schlabitz. “Hay que tener experiencia, conocer a la gente, sentir lo que ocurre en la realidad de las comunidades que más sufren, sea cual sea su naturaleza. Ya sea en una región, en un país o en varios países. Hay que tener experiencia, hay que haber vivido, esa es la diferencia”, señala. 

En el pasado, se han seleccionado candidatos con títulos recientes y sin experiencia en trabajo comunitario en el extranjero. Sin embargo, hoy en día, con el aumento de la competencia por las becas, es necesario destacar para tener una oportunidad real de ser seleccionado. Las acciones puntuales, como la participación en actos benéficos en las iglesias, por ejemplo, pueden no ser suficientes.  

“No digo que Rotary no lo tomará en cuenta, pero las posibilidades de que sea un candidato adecuado para lo que buscamos son escasas”, afirma. “Así que intento hacerle reflexionar y compararse con otras personas, como, por ejemplo, que vivieron y trabajaron durante unos meses en África, ayudando a niños, a familias pobres, a gente de la periferia de las ciudades, en temas relacionados con la salud o la delincuencia”. 

Por otro lado, él da otros consejos importantes para que los solicitantes tengan más posibilidades de obtener la beca. Uno de ellos es buscar centros con menos competencia que los situados en Estados Unidos. Los centros de la International Christian University en Japón y la Universidad de Queensland en Australia suelen recibir menos solicitudes.

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/centro_japao.jpg
Centro de Rotary pro Paz en Japón: menos competencia para las becas. 

Otro punto que destaca Schlabitz es la importancia de la calidad de los ensayos escritos por los solicitantes. “Hay que escribir una redacción que enamore a quien la lea. También intento hacer hincapié en este aspecto, para que la gente sepa venderse”, aconseja. 

Solo el año pasado, su distrito recibió 17 solicitudes, 13 de las cuales fueron remitidas a La Fundación Rotaria para su examen. El tiempo de preparación también es crucial para el éxito de la solicitud. “No se puede comenzar la solicitud 15 días antes de que venza el plazo”, dice Schlabitz. 

¡Ellfue seleccionada! 

Karina Ito, oriunda de Brasil, participó dos veces en el proceso de selección de las Becas de Rotary pro Paz. La primera vez, en 2007, no lo consiguió, pero al año siguiente volvió a intentarlo y tuvo éxito. Fue seleccionada para comenzar su maestría en 2009 en el Centro de Rotary pro Paz en Estados Unidos. 

Licenciada en Derecho, Karina dice que siempre le han interesado los derechos humanos, especialmente en una organización que trabaje con niños. Se enteró de las Becas de Rotary pro Paz a través de una conocida que era socia de Rotary. 

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/karina_beca.jpg
Karina: interesarse por la resolución de conflictos y los derechos humanos tiene que formar parte de tu identidad.

“Aprendí que la selección depende mucho de quiénes son los otros candidatos ese año. Ellos [los seleccionadores] quieren una diversidad [de perfiles] en cada grupo”, señala. “La primera vez que envié mi solicitud, tenía poco tiempo de experiencia laboral. El año que fui seleccionada, en la clase había un antiguo diplomático, una persona que había trabajado en la ONU. El nivel de los participantes fue muy alto”, afirma. 

En el momento de presentar su candidatura, Karina no tenía experiencia en organizaciones internacionales. Sin embargo, tenía muchos años de experiencia como voluntaria en una organización sin fines de lucro que brindaba asistencia a niños con cáncer. “Rotary valora mucho el voluntariado”, destaca. 

Karina no escatima elogios para los beneficios que ofrece la beca, incluidos todos los gastos pagados y una acogida que no tiene precio. “Es la mejor beca que existe. Cuando llegas al país donde vas a estudiar, hay una familia rotaria esperándote. Son el grupo de personas más generoso que jamás conocerás. Son personas que creen en el propósito de la beca y abren la puerta de sus casas a becarios que nunca han visto antes”, dice. 

“En el centro también había un almacén con muebles cedidos por los rotarios para que los becarios los utilizaran en los apartamentos que luego alquilan. No me faltó nada”, dice. También recuerda que tenía libertad académica para elegir cuántas y cuáles asignaturas cursar.

https://rotaryblogpt.files.wordpress.com/2021/02/karina_host_family.jpg
Con la familia de rotarios que la acogió en Estados Unidos  
 

Durante su maestría, tuvo la oportunidad de hacer prácticas en la oficina del Unicef en Ginebra (Suiza). Esta oportunidad la llevó a conseguir un trabajo permanente unos años más tarde en la misma organización. En la actualidad dirige el Grupo Permanente de Comités Nacionales del Unicef. 

Según ella, entre los conocimientos que adquirió durante su maestría, los que más utiliza en su trabajo son los relacionados con las relaciones internacionales y las políticas públicas. “La política pública es lo que hacemos cada día en el trabajo para mejorar la vida de las personas. Las relaciones internacionales te hacen ver ciertos problemas mundiales desde otra perspectiva”, explica. 

Para los que están interesados en solicitar la beca, Karina recomienda hablar con personas que ya hayan pasado por la experiencia, algo que ella misma ha hecho. “Cada persona con la que hablé aportó una perspectiva diferente que me ayudó en el proceso de selección”, dice. “Hablar con otros becarios y conocer sus currículos te ayuda a entender el perfil que busca Rotary”. 

Para ella, hay características intrínsecas de los candidatos seleccionados. “Estar interesado en la resolución de conflictos y los derechos humanos tiene que ser parte de tu identidad”, dice. “Aunque no hubiera obtenido la beca, habría seguido en el campo. Comprueba si las cosas en las que crees están alineadas con el propósito de la beca, porque si lo están, es mucho más fácil que te aprueben”. 

Si te interesa postular a la beca o si conoces a alguien que tiene el perfil adecuado, visita www.rotary.org/our-programs/peace-fellowships. Esta página tiene toda la información sobre los Centros de Rotary para la Paz de todo el mundo, los criterios de elegibilidad y mucho más. ¡Prepárate bien y buena suerte! 

Becario de Rotary pro Paz funda una escuela para servir a niños marginados en Siria

Por Muyi Yang, becario de Rotary pro Paz, Universidad Uppsala, 2019-2021

Si me hubieran dicho hace diez años que iba a dirigir una escuela sin fines de lucro en un país en situación de posconflicto, me habría reído a carcajadas. Por aquel entonces, trabajaba como representante de una comercializadora de materias primas, visitando a sus clientes e inspeccionando sus minas de carbón.

Al visitar a un cliente, mis colegas y yo encontramos a varios trabajadores increíblemente jóvenes en varias minas. Algunos parecían tener menos de 10 años. El cliente nos admitió que, efectivamente, los trabajadores estaban por debajo de la edad legal para trabajar en las minas, pero lo mantenían en secreto porque, “¿qué otra cosa podemos hacer?”

Sigue leyendo

Conoce a los Activadores de Paz Positiva que pueden ayudarte a construir la paz junto a Rotary


Por Oscar Perales, rotaractiano del Distrito 4130 y Activador de Paz Positiva de Rotary,  y Summer Lewis, coordinadora de la Alianza Rotary-IEP

Durante los últimos años hemos enfrentado un deterioro en el tejido social como resultado del incremento de la violencia a nivel global. La paz, al ser un concepto abstracto, en muchas ocasiones resulta difícil desarrollar proyectos que busquen fomentarla en nuestras comunidades. En 2017 Rotary generó una alianza con el Instituto de la Economía y la Paz, un centro de investigación independiente y líder en estudios de paz y conflictos, el cual ofrece una metodología que permite el entendimiento de los factores que generan comunidades más pacíficas.

María Antonia Perez, Activadora de Paz Positiva y becaria de Rotary pro Paz (Colombia)

En 2020 la Alianza Rotary – IEP lanzó el Programa de Activadores de Paz Positiva, el cual busca desarrollar una red internacional de constructores de la paz. El Programa capacitará a 180 Activadores en 6 regiones a nivel mundial entre 2019 – 2024, los cuales contarán con habilidades para educar, capacitar y acompañar a los rotarios y rotaractianos en el mejor entendimiento de la Paz Positiva y cómo desarrollar proyectos con un enfoque sistémico de paz.

María Estela Imamura, Activadora de Paz Positva y rotaria (México)

El Programa realizó un entrenamiento presencial para la región de EE.UU. y Canadá en enero de 2020, capacitando a 26 Activadores en esa región. Además de esto, se realizó un entrenamiento para América Latina con 30 Activadores de diferentes países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Perú, Uruguay y Venezuela. Estos Activadores están distribuidos de forma estratégica para apoyar a toda la región. Debido a la contingencia sanitaria causada por la COVID-19, el entrenamiento se llevó a cabo a través de plataformas digitales.

Sofía Carolina Guerrero Mantilla, Activadora de Paz Positiva y becaria de Rotary pro Paz (Ecuador)

La capacitación de los Activadores de América Latina fue diseñada por Outward Bound México y el Instituto para la Economía y la Paz México, cuyos directores, Héctor Tello y Carlos Juárez (becario de Rotary pro Paz), fueron los facilitadores principales; y Summer Lewis, coordinadora de la Alianza Rotary-IEP (y becaria de Rotary pro Paz), fue la responsable de la logística y la organización. Los Activadores fueron capacitados principalmente en tres líneas temáticas: Rotary; Paz Positiva y Pensamiento Sistémico; y Facilitación y Aprendizaje Experiencial. Además, aprendieron técnicas de facilitación de grupos de manera presencial o a través de plataformas digitales, lo que busca propiciar un entendimiento colectivo de los factores que deben ser tomados en cuenta al hablar de la paz.

Ignacio Asis, Activador de Paz Positiva y becario de Rotary pro Paz (Argentina)

Actualmente se encuentra en planeación las capacitaciones regionales en Europa, África, Asia Pacífico y Oriente Medio. Se espera que esta red propicie los espacios necesarios para dialogar sobre la paz, reducir los índices de violencia y propiciar comunidades más pacíficas utilizando la metodología de la Paz Positiva.

¿Cómo puedes colaborar con un Activador de Paz Positiva? 

  • Invítalos a unirse a los diversos comités relacionados con la paz dentro de tu distrito; además de incluirlos como un recurso dentro del mismo.  
  • Incentiva a los clubes interesados en aprender sobre el marco conceptual de Paz Positiva a invitar a los Activadores a dirigir talleres o presentaciones.  
  • Tu distrito también puede considerar organizar un evento distrital para llevar el marco conceptual de Paz Positiva a los clubes a través de un evento masivo. Te sugerimos tomar en cuenta todo el tiempo, energía y compromiso que se requiere para realizar los talleres, capacitaciones o proyectos de Paz Positiva. Por favor, sé consciente del nivel de participación profesional o voluntaria de cada uno de los involucrados.  
  • Considera organizar cualquiera de las opciones antes propuestas de manera virtual si los eventos presenciales no son posibles.  

Para conectar y colaborar con los Activadores, envía un mensaje a Summer Lewis, coordinadora de la Alianza Rotary-IEP, a summer.lewis@rotary.org.


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Únete a la Academia Rotaria de Paz Positiva

Los cimientos para la construcción de la Paz Positiva en Venezuela

Pintando el camino hacia la paz


Rotary hizo realidad mi sueño de estudiar para poner fin a la esclavitud moderna

Los compañeros de clase de Mina Chiang en el Instituto de Estudios para el Desarrollo de la Universidad de Sussex

Por Mina Chiang, becaria de Rotary International para la Universidad de Sussex, 2017-2018

Nunca olvidaré el milagro que cambió mi vida. Lo llamo milagro porque las posibilidades de que esto ocurriera eran casi nulas.

Yo vivía en Bagamoyo (Tanzania). En ese momento estaba apoyando el establecimiento de una nueva universidad de ciencias para una iglesia católica local. Había un pequeño museo junto a la universidad que cuenta la historia de la ciudad como un importante puerto y punto central durante la trata de esclavos hace siglos. Siempre he tenido la pasión de ayudar a los vulnerables y necesitados, y me había asegurado el ingreso a programas de maestrías de algunos de los mejores programas de Desarrollo Internacional del mundo. Pero mi familia y yo carecíamos de los recursos para que yo continuara avanzando en mi carrera profesional.

A unos 10 000 kilómetros de distancia, un rotario de Taiwán respondió a mi correo electrónico en el que pedía ayuda para obtener una beca. Había sido reenviado varias veces. Me dijo que estaba impresionado por mi experiencia y mi sueño, y que me ayudaría a encontrar una posible beca. Se me llenaron los ojos de lágrimas al leer sus palabras.

A las pocas semanas de recibir el correo electrónico, recibí una Beca de Subvención Global de Rotary que cubre no solo la matrícula sino también el costo de vida. La palabra “agradecida” no es suficiente para describir mi sentimiento en ese momento. Agradecí a cada rotario que hizo posible mi maestría, y agradezco a Dios por el milagro.

Comencé mi maestría en Estudios de Desarrollo en el programa mejor clasificado del mundo, el Instituto de Estudios para el Desarrollo (IDS) de la Universidad de Sussex. Con compañeros de clase de más de 50 países, este ambiente diverso e inclusivo constantemente me dejó alucinada y amplió mis horizontes. La experiencia me transformó y me dio habilidades globales que estoy segura me ayudarán a contribuir a hacer del mundo un lugar mejor.

Mientras estudiaba para obtener mi título, mis conocimientos sobre Rotary aumentaron. Conocí a las personas más amables e inspiradoras de mi club patrocinador y anfitrión. Ellos son capaces de equilibrar su carrera y su vida hogareña mientras viven la vida al máximo. Después de prestar servicio voluntario en varios proyectos de servicio, vi cómo dedican su tiempo a la comunidad y a buenas causas y supe que algún día me gustaría ser rotaria.

Cómo poner fin a la esclavitud moderna

Después de graduarme, empecé a trabajar como consultora independiente para organizaciones como la Organización Internacional del Trabajo y la Seafood Slavery Risk Tool, la cual se especializa en poner fin a la esclavitud moderna. La esclavitud moderna es una atrocidad contra la que creo que el mundo tiene el deber moral de luchar. Desafortunadamente, no recibe la atención que necesita. Hoy en día, 40 millones de personas viven en situación de esclavitud, entre los que se cuentan situaciones como la trata de personas, el trabajo forzado y el matrimonio forzado. Trabajé con agencias gubernamentales, varias ONG y academias, contribuyendo a la investigación de la esclavitud humana y ayudando a dar forma a la legislación al respecto. También fundé una empresa de consultoría que es una empresa social, Humanity Research Consultancy, con el objetivo de capacitar y traer más consultores de países en desarrollo para trabajar en este tema.

El Grupo de Acción de Rotary Rotary Action Group Against Slavery (RAGAS) fue el lugar propicio para conectarme con otros apasionados de este tema. Cuando conocí al grupo, pensé en el versículo de la Biblia (Romanos 8:28) que dice que Dios obra todas las cosas para el bien. Rotary no solo me proporcionó la beca para capacitarme con las habilidades y conocimientos que utilizo, sino que también es uno de los pioneros en la lucha contra la esclavitud moderna. Esto es asombroso.

En el 2020, empecé a servir como coordinadora y miembro de la junta de RAGAS, lo que me ha permitido estar al lado de un grupo de bellos seres humanos que también sienten pasión por esta causa. La colaboración es lo que nos hace más fuertes, y creo que terminar con la esclavitud es un hito que Rotary puede ayudar a alcanzar, trabajando juntos.

Evento reúne a Becarios pro Paz y ganadores del Premio Nobel de la Paz

Becarios de Rotary pro Paz en la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz (de izq. a derecha): Lauren Coffaro (University of Bradford); Summer Lewis (University of Queensland); Rosalvina Otálora (Universidad del Salvador); Jorge Meruvia (International Christian University)

Por Summer Lewis, Becaria de Rotary pro Paz y coordinadora de la alianza entre Rotary y el Instituto para la Economía y la Paz

No es frecuente celebrar el Día Internacional de la Paz (21 de septiembre) rodeado de más de 30 galardonados con el Premio Nobel de la Paz y 1200 jóvenes paladines de la paz. Pero gracias a mi red de contactos con Becarios de Rotary pro Paz, pude hacerlo y participar junto a 30 rotaractianos, rotarios y becarios pro Paz de Estados Unidos, México y Colombia en la 17° Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz.

La exbecaria Lauren Coffaro, directora de los programas internacionales de PeaceJam Foundation y yo nos conocimos en 2014 y nos volvimos a encontrar en la Convención de Rotary International celebrada en Hamburgo (Alemania). Su organización conecta a ganadores del Premio Nobel de la Paz con la juventud y ella me contó sobre la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz que se celebraría en Mérida (México), muy cerca del lugar donde vivo. Ella me invitó a mí y a otros quienes participan en Rotary y en los talleres de Paz Positiva del Instituto para la Economía y la Paz (IEP) a participar. Esta sería una oportunidad para que los jóvenes paladines de la paz aprendan de algunos ganadores del Premio Nobel de la Paz y conozcan a otras personas que también trabajar para lograr la paz.

Tenía menos de dos meses para organizar la participación de 30 delegados de tres países. Comencé contactando a becarios de Rotary pro Paz, rotarios y aliados del IEP, quienes participaron en los talleres de Paz Positiva realizados en México y Colombia: Jorge Meruvia, Carlos Juarez, Amparo Buendía, and Rigo Ciceri. Ellos me ayudaron a buscar brillantes jóvenes constructores de la paz quienes deseaban participar en la Cumbre y hacer presentaciones sobre la Paz Positiva en sus comunidades.

Pilares de la Paz Positiva

Además de los galardonados con el Premio Nobel de la Paz, a la Cumbre asistieron varias personalidades internacionales. Ellos hicieron presentaciones frente a miles de asistentes, describiendo cómo la paz se intersecta con géneros, las artes, el desarrollo económico, el turismo y mucho más. Una de las mejores características de la Cumbre fue el programa intensivo para la juventud. Predicando con el ejemplo, nuestros delegados trabajaron directamente con los galardonados mientras creaban redes de contactos y colaboraban con otros constructores de la paz.

Delegada colombiana, Catalina Gutiérrez deja su “Huella por la Paz”

Nuestra delegación puso en acción la capacitación recibida en los Talleres de Paz Positiva organizando un taller interactivo, al que asistieron 80 personas, sobre los Pilares de la Paz Positiva y cómo estos pilares se cruzan con nuestra vida cotidiana.

“Pasamos de ser estudiantes a maestros de la Paz Positiva y compartimos con el resto de los asistentes a la Cumbre la manera de crear Paz Positiva en sus propias comunidades”, señaló Selene Esquivel, rotaractiana y participante en el taller de Paz Positiva realizado en México en 2019.

El poder de la conexión

La oportunidad de conectar a los jóvenes líderes con los ganadores del Premio Nobel de la Paz y otros constructores de la paz no ocurre a menudo. Pero habla del poder que tiene Rotary para unir a personas comprometidas con una causa común.

La paz no es algo que se reduzca a los líderes jóvenes, rotaractianos o becarios de Rotary pro Paz, es algo que todos los rotarios pueden apoyar. Por eso existe la alianza entre Rotary y el IEP: para proporcionar herramientas que los miembros de Rotary puedan utilizar para tomar medidas en torno a la Paz (Positiva).

En palabra de los galardonados con el Premio Nobel de la Paz: “Todos pueden marcar la diferencia, nuestras acciones diarias importan.

Tú puedes convertirte en un paladín de la paz en tu comunidad. Comienza por unirte a la Academia de Paz Positiva de Rotary.

Rotary inspira a una joven argentina a caminar por la paz

190423-madga-on-the-trail

Magdalena Zurita, exbecaria de Rotary pro Paz, en la  Via Francigena

Por Magdalena Zurita, exbecaria de Rotary pro Paz, International Christian University, Japón (2016-18)

En mayo de 2018, completé mis estudios de maestría como becaria de Rotary pro Paz en la Universidad Cristiana Internacional en Japón. Mientras esperaba el día de mi graduación, comencé a pensar en dónde poner en práctica todo lo aprendido. Una mañana me desperté con un nuevo, inesperado y magnífico pensamiento: ¡viajar! Y la palabra “Toscana” resonó en mi cabeza. Sigue leyendo

Rotary ha cambiado la forma cómo veo el mundo. Aquí explico por qué

Por Christian Miguel da Silva, exintegrante de los clubes Interact  Rotaract, del programa de Intercambio de Jóvenes y del programa de Nuevas Generaciones de Rotary International

El prender la tele y ver el noticiero hoy día puede causar una crisis de ansiedad. No faltan ejemplos de intolerancia, negligencia y extremismo. ¿Has notado como hay veces en que el mundo parece estar patas arriba? En momentos así, cuando tengo la impresión de que vivimos en tiempos sombríos, me gusta recordar las experiencias que me hicieron una persona optimista.

Muchas de ellas las viví en Rotary.

Sigue leyendo

Rotary: uniéndonos por la paz

Por becarios de Rotary Pro Paz, Phill Gittins y Magdalena Zurita

Phill&Magda1

Un día Rotary nos conectó. Fue Bolivia, este bello pequeño país latinoamericano, la razón de este nexo. Yo, Magda, decidí venir aquí para trabajar en la tesis de la maestría en Estudios de Paz que estoy realizando en Japón. Hoy, aprendo más sobre aquello que me apasiona: la reducción de la pobreza y la desigualdad, la promoción del trabajo en conjunto entre diferentes para hacer frente a estos fenómenos. Yo, Phill, viví en Bolivia más de tres años. Aquí trabajé también en aquello a lo que he dedicado gran parte de mi vida: la educación de jóvenes para la paz. Hoy, un poco más alejado, llevo a cabo mi doctorado en Análisis de Conflicto Internacional en Inglaterra y me desempeño como embajador del Índice Global de la Paz y codirector en NewGen Peacebuilders, un programa de educación de jóvenes para la paz, diseñado por becarios de Rotary y apoyado por diferentes clubes rotarios del mundo.

Sigue leyendo