Vive la experiencia Rotary

Cuando nos tomamos en serio la calidad de ser rotario, esta puede abarcar, empoderar y mejorar una vida entera, así como las vidas de los demás. Aquí compartimos los testimonios de socios que vivieron experiencias transformadoras en Rotary.

Comparte tu secreto con los socios del club

El día que iba a compartir mi secreto con los socios del club, me sentía un poco solo. Me levanté y hablé, y realmente estoy un poco sorprendido de no haberme atascado cuando mencioné el nombre de Steve. No me tembló la barbilla. Cuando les dije a todos que tenía un hijo con sida, hubo un grito ahogado colectivo. La gente como yo no tiene hijos con sida. Esa era la percepción. Así que creo que eso les sorprendió. Pude verlo en la expresión de sus caras.

Si nadie me hubiera demostrado empatía, creo que habría muerto. Pero gracias a Dios, la gente lo hizo. Se me acercaron llorando. Algunas personas muy importantes dieron un paso adelante, incluida la mayoría de los expresidentes de nuestro club.

¡Eso fue un gran alivio! Creo que nunca le dije a ese grupo lo que hicieron. No solo crearon el Proyecto Rotario de Sida de Los Altos, sino que también eliminaron mi depresión. Había pasado seis meses tratando de ocultar esos sentimientos, seis meses llevando este secreto. Nadie debería tener que cargar algo tan pesado solo, ni los afectados por el sida ni sus seres queridos. Steve murió en noviembre de 1989.

DUSHAN “DUDE” ANGIUS (2016). Club Rotario de Los Altos, California (Dushan Angius falleció en 2017)

Revelé mi identidad transgénero a mi club rotario

Al igual que la mayoría de las personas transgénero, al principio me di cuenta de que algo no estaba bien. No encajaba del todo donde la gente intentaba ponerme. Cuando tenía tres o cuatro años, mi madre me sorprendió desfilando con algunos de sus vestidos. Me hicieron ver que esto no era una buena idea. Después de esa experiencia, decidí esconder todo lo relacionado con esto, pero seguía presente todo el tiempo.

Hace cinco o seis años, uno de nuestros amigos cercanos murió de cáncer, y aquello me hizo pensar: “Si alguna vez voy a revelar mi identidad, tiene que ser pronto, porque no queda mucho tiempo”. Mi esposa y yo decidimos “salir del clóset” [como pareja femenina]. Esperábamos mucha resistencia de la comunidad y especialmente de nuestro club rotario, el cual es muy conservador.

Fui a decírselo al presidente actual y al presidente entrante. Me dijeron que me apoyaban al 100 por ciento. El presidente dijo: “Si alguien te causa problemas, renunciaré”. Eso fue asombroso. Poco después, el club realizó una parrillada. Mi esposa y yo no asistimos, pero escribí algo sobre mi “salida del clóset” para que el presidente lo leyera durante el evento. Hubo un silencio total, seguido muy rápidamente por aplausos, que alegraron mi corazón cuando me lo contaron.

Poco tiempo después, recibí flores y correos electrónicos de rotarios expresándome su apoyo. No esperaba eso en absoluto. Cuando llegó el primer ramo de flores, pensé: «Sí puedo hacerlo. Esto va a funcionar».

MONICA MULHOLLAND

Club Rotario de Queenstown, Nueva Zealanda (2017)

Cómo esquiar hacia el corazón de Rotary

Estaba esquiando con amigos en Val d ‘Isère, Francia, cuando ocurrió el accidente. Los dos primeros días fueron gloriosos: buena nieve, condiciones ideales. Al tercer día, apareció una densa niebla, por lo que decidimos descender tomando una ruta más fácil y concluir nuestro día de esquí. Las pistas estaban tranquilas y sin gente. Yo estaba adelante, así que corté a la derecha y miré detrás de mí para ver si podía ver a alguien. Corté a la izquierda y volví a mirar hacia atrás. ¿Dónde estaban?

Cuando miré hacia adelante de nuevo, un poste de señalización estaba directamente frente a mí. Intenté una maniobra de emergencia para evitarlo, pero no funcionó. Golpeé el poste con fuerza.

Mi amigo Bernard me encontró. Tenía mucho dolor y mucho frío. Había demasiada niebla para que un helicóptero me evacuara de la montaña, así que el equipo de respuesta de emergencia me subió a un trineo para bajar deslizándome hacia un teleférico que me llevó el resto del camino a una ambulancia que esperaba por mí. Mis lesiones eran demasiado complicadas para que las trataran los dos hospitales más cercanos, así que me trasladaron a un hospital universitario en Grenoble para que me operaran.

Mi esposa, Daniela, estaba en Roma en ese momento. Ella se apresuró a viajar a Francia, pero para cuando llegó a Grenoble, ya me habían llevado al quirófano. Se esperaba que la operación fuera muy larga, por lo que el personal le aconsejó que regresara al hotel.

De vuelta en el hotel, Daniela advirtió el logotipo de Rotary; el portero le dijo que el Club Rotario de Grenoble-Belledonne se reunía allí. De hecho, su reunión estaba a punto de comenzar. Daniela también es rotaria, y la coincidencia se sintió como una bendición. Necesitaba pasar unas horas entre rostros amistosos, incluso si eran desconocidos. Decidió asistir.

Los socios del club la recibieron afectuosamente, y cuando les habló de mi accidente, nos mostraron lo que significa ser parte de Rotary. El tema de la reunión pasó de los asuntos propios del club a cómo ayudar a Daniela. Un socio ofreció el departamento de su hija, que estaba temporalmente desocupado. Otro llevó a Daniela de vuelta al hospital. Cuando me contó todo esto después, me conmoví mucho. Me di cuenta que Daniela había ganado fuerza para lidiar con sus temores por mi salud, sabiendo que podía contar con amigos, incluso los que acababa de conocer, para ayudarla.

Pasé cuatro meses recuperándome en Francia. Los rotarios nunca dejaron de acompañarme. Sus visitas me traían un poco del mundo exterior, y por eso, estaba muy agradecido. Cuando finalmente empecé a moverme en silla de ruedas, le pedí permiso a mi médico para asistir a la reunión del club de Grenoble-Belledonne. Entre lágrimas, les agradecí por cuidar de mí y de mi familia.

GUIDO FRANCESCHETTI. Club Rotario Rome International (2020)

“Si aceptan hospedar a un estudiante de un país extranjero durante varios meses en su hogar, lo hospedarán en su corazón por el resto de sus vidas”.

RANDY Y JANET WILSON
Club Rotario de Sauquoit, Nueva York
“Anfitriones de dos generaciones de estudiantes de Intercambio de Jóvenes” (2020)

Créditos de imágenes: Harry Campbell; Sébastien Thibault

Estos testimonios fueron publicados en la edición de marzo de 2021 de la revista Rotary 

Un esfuerzo innovador da lugar a dos nuevos clubes

Por Yvonne Kumoji, gobernadora de distrito 2020-2021 del Distrito 9102

Como gobernadora entrante, mi participación en el evento anual de capacitación de enero de 2020 en San Diego, California, incluyó información sobre la creación de nuevos clubes y modelos de club. Las palabras que el presidente de Rotary International, Holger Knaack, compartió con nosotros resonaron en mi mente, palabras como innovación, adaptación, cambio, ser diferente. Entonces pensé en Toastmasters, y luché para ver cómo encajaban esos pensamientos.

Junto a un integrante de mi equipo de liderazgo visité un evento de Toastmasters en mi país, Ghana, y busqué a su director de División, el equivalente en Toastmaster de un gobernador de distrito. Papa Arkhurst es un hombre increíble, comprometido y apasionado, con don de palabra. Su entusiasmo es contagioso. Me presenté, pero, por supuesto, él ya sabía todo sobre nuestra nueva colaboración estratégica. Rápidamente se corrió la voz de que “Rotary” estaba en la sala. Intercambiamos datos de contacto y acordamos reunirnos para comer y conversar.

Unos días más tarde, durante el almuerzo, sugerí que organizáramos un evento: “Una noche con los Toastmasters”, protagonizada por nuestras dos organizaciones. También sugerí que invitáramos a los clubes del otro a nuestras reuniones para iniciar el proceso de vinculación, con presentaciones sobre lo que cada organización representaba.

Me pareció que esta iniciativa era ideal, ya que los rotarios podían beneficiarse del gran arte de hablar en público y de las habilidades comunicativas de los Toastmasters. A su vez, los Toastmasters podrían beneficiarse del impulso humanitario de los rotarios al introducirlos en el lema “Dar de sí antes de pensar en sí“. Ambos grupos tenían un enfoque común en la formación de líderes.

Se distribuyeron folletos con antelación para fomentar el entusiasmo. Hablé a través de Zoom a los miembros de Toastmasters sobre “Por qué soy rotaria”. Otro día, Arkhurst hizo una presentación a los rotarios sobre “La experiencia Toastmasters”. Al final de cada presentación se respondieron preguntas y quedó claro que ambas partes no tenían muy claro lo que la otra representaba realmente.

Sugerí que nos ayudáramos a formar un nuevo club de rotario y Toastmaster. La invitación se hizo llegar a todos los socios, y en poco tiempo empezó a surgir una lista de socios potenciales. Esperábamos contar con 25 socios para formar el núcleo de los nuevos clubes. Seleccionamos a los asesores de los clubes para que formaran a los nuevos socios como rotarios y Toastmasters. El exgobernador de distrito Sam Worentetu, presidente del Comité de Extensión de Clubes de Ghana, y su equipo ya habían creado un programa de formación y se lanzaron a ayudar a captar y formar a los nuevos socios de Rotary.

Toda la capacitación se hizo virtualmente mediante Zoom debido a la COVID-19. Añadimos a todos los futuros socios a una plataforma de WhatsApp para que los asesores del club pudieran compartir información con ellos.

Doce semanas más tarde, el Club Rotario de Accra-SpeakMasters y el Club New Age Toastmasters recibieron sus cartas constitutivas de sus respectivas organizaciones. El 20 de enero de 2021, el Club Rotario de Accra-SpeakMasters se unió con orgullo a la familia de Rotary. Tanto Arkhurst como yo somos orgullosos socios de la organización de cada uno.  Este modelo ha abierto mi pensamiento y mi enfoque para buscar nuevos socios. He contactado a otras organizaciones y asociaciones, como ingenieros, aseguradoras, ecologistas, la industria del petróleo, el gas y la aviación para que consideren la posibilidad de unirse a Rotary. Las oportunidades parecen ahora infinitas.

Ingresa al Centro de Formación en Mi Rotary para acceder a los cursos creados por Toastmasters. Estos los puedes encontrar ingresando a la opción Desarrollo profesional.

Cómo involucrar a los socios durante la pandemia de COVID-19

Por George Robertson-Burnett, coordinador de Rotary de la Zona 34 y exgobernador del Distrito 6890

Capture

Estos son ciertamente tiempos interesantes en los que vivimos. Ninguno de nosotros podía prever estas circunstancias extraordinarias provocadas por la pandemia de COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Los clubes rotarios de todo el mundo están luchando con la pregunta, ¿Cómo mantenemos el compromiso de los socios durante esta pandemia?

Bueno, esto es Rotary y estoy seguro de que estos desafíos sacarán a relucir nuestras considerables fortalezas: ingenio, decisión, flexibilidad e integridad.

Aquí en la Zona 34 (Georgia, Florida, EE.UU. y el Caribe), nuestro equipo de coordinadores de Rotary ha elaborado una guía para ayudar a los clubes en sus esfuerzos por mantener la participación de los socios durante estos tiempos difíciles. Las sugerencias no son exhaustivas, y seguramente muchos clubes aportarán nuevas ideas a medida que su ingenio y adaptabilidad encuentren nuevas e innovadoras formas de mantener nuestro compañerismo. Pero queríamos ofrecer esta guía a todos los clubes a medida que exploran las reuniones en línea y otras soluciones de adaptación.

Sigue leyendo

Evento reúne a Becarios pro Paz y ganadores del Premio Nobel de la Paz

Becarios de Rotary pro Paz en la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz (de izq. a derecha): Lauren Coffaro (University of Bradford); Summer Lewis (University of Queensland); Rosalvina Otálora (Universidad del Salvador); Jorge Meruvia (International Christian University)

Por Summer Lewis, Becaria de Rotary pro Paz y coordinadora de la alianza entre Rotary y el Instituto para la Economía y la Paz

No es frecuente celebrar el Día Internacional de la Paz (21 de septiembre) rodeado de más de 30 galardonados con el Premio Nobel de la Paz y 1200 jóvenes paladines de la paz. Pero gracias a mi red de contactos con Becarios de Rotary pro Paz, pude hacerlo y participar junto a 30 rotaractianos, rotarios y becarios pro Paz de Estados Unidos, México y Colombia en la 17° Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz.

La exbecaria Lauren Coffaro, directora de los programas internacionales de PeaceJam Foundation y yo nos conocimos en 2014 y nos volvimos a encontrar en la Convención de Rotary International celebrada en Hamburgo (Alemania). Su organización conecta a ganadores del Premio Nobel de la Paz con la juventud y ella me contó sobre la Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz que se celebraría en Mérida (México), muy cerca del lugar donde vivo. Ella me invitó a mí y a otros quienes participan en Rotary y en los talleres de Paz Positiva del Instituto para la Economía y la Paz (IEP) a participar. Esta sería una oportunidad para que los jóvenes paladines de la paz aprendan de algunos ganadores del Premio Nobel de la Paz y conozcan a otras personas que también trabajar para lograr la paz.

Tenía menos de dos meses para organizar la participación de 30 delegados de tres países. Comencé contactando a becarios de Rotary pro Paz, rotarios y aliados del IEP, quienes participaron en los talleres de Paz Positiva realizados en México y Colombia: Jorge Meruvia, Carlos Juarez, Amparo Buendía, and Rigo Ciceri. Ellos me ayudaron a buscar brillantes jóvenes constructores de la paz quienes deseaban participar en la Cumbre y hacer presentaciones sobre la Paz Positiva en sus comunidades.

Pilares de la Paz Positiva

Además de los galardonados con el Premio Nobel de la Paz, a la Cumbre asistieron varias personalidades internacionales. Ellos hicieron presentaciones frente a miles de asistentes, describiendo cómo la paz se intersecta con géneros, las artes, el desarrollo económico, el turismo y mucho más. Una de las mejores características de la Cumbre fue el programa intensivo para la juventud. Predicando con el ejemplo, nuestros delegados trabajaron directamente con los galardonados mientras creaban redes de contactos y colaboraban con otros constructores de la paz.

Delegada colombiana, Catalina Gutiérrez deja su “Huella por la Paz”

Nuestra delegación puso en acción la capacitación recibida en los Talleres de Paz Positiva organizando un taller interactivo, al que asistieron 80 personas, sobre los Pilares de la Paz Positiva y cómo estos pilares se cruzan con nuestra vida cotidiana.

“Pasamos de ser estudiantes a maestros de la Paz Positiva y compartimos con el resto de los asistentes a la Cumbre la manera de crear Paz Positiva en sus propias comunidades”, señaló Selene Esquivel, rotaractiana y participante en el taller de Paz Positiva realizado en México en 2019.

El poder de la conexión

La oportunidad de conectar a los jóvenes líderes con los ganadores del Premio Nobel de la Paz y otros constructores de la paz no ocurre a menudo. Pero habla del poder que tiene Rotary para unir a personas comprometidas con una causa común.

La paz no es algo que se reduzca a los líderes jóvenes, rotaractianos o becarios de Rotary pro Paz, es algo que todos los rotarios pueden apoyar. Por eso existe la alianza entre Rotary y el IEP: para proporcionar herramientas que los miembros de Rotary puedan utilizar para tomar medidas en torno a la Paz (Positiva).

En palabra de los galardonados con el Premio Nobel de la Paz: “Todos pueden marcar la diferencia, nuestras acciones diarias importan.

Tú puedes convertirte en un paladín de la paz en tu comunidad. Comienza por unirte a la Academia de Paz Positiva de Rotary.

Los venezolanos reciben la mano rotaria en Perú

 

Venezuela refugees in Peru Rotary Club Inkas Cusco

Por Fausto Salinas, socio del Rotary Club Inka Cusco (Perú)

En la ciudad de Cusco, desde octubre del año 2018, cerca de medio millar de familias venezolanas han recibido el apoyo de los rotarios del Rotary Club Inka Cusco, quienes les brindaron en su local un espacio de amistad y bienvenida. Los rotarios instalaron una pequeña casa de acogida para quienes no tenía donde dormir, proveyeron de alimento, ropa, enseres y mobiliario y les  brindaron a dos de cada 5 de ellos oportunidades de trabajo a través de  sus contactos y empresarios locales, bajo el concepto de que la mejor forma de insertarlos en nuestra comunidad es mediante el trabajo digno.

Asimismo, gracias a la contribución de rotarios y no rotarios, la campaña que se denomina “Los venezolanos necesitan una mano”, se pudo otorgar a más de 20 niños venezolanos medias becas para educarse en centros educativos privados del Cusco, que otorgaron a su vez beneficios tarifarios. Sigue leyendo

Cómo mejorar la educación básica en escuelas de bajos ingresos

1.jpg

Por Octavio Jarrin R., socio del Club Rotario de La Puntilla, Ecuador y Keith E. Axtell, socio del Club Rotario Marin Evening, Estados Unidos.

Una evaluación de los profesores de matemáticas en Ecuador mostró que recibieron poca capacitación en la preparación de contenidos y técnicas de enseñanza. Esto resultó en profesores con poca motivación y entusiasmo al preparar y enseñar sus clases. Además, algunos maestros no tienen habilidades para manejar grupos grandes de estudiantes (40-50 por aula). En Guayaquil, hay muchas áreas urbanas con escasos recursos en términos de instalaciones y equipos que pueden manejar grandes grupos de estudiantes.

Con el fin de promover un ambiente más favorable para el aprendizaje de las ciencias y las matemáticas, una organización local, la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL), diseñó un programa llamado “Semillero de Futuros Científicos e Ingenieros: Transformando la Educación Básica de las Escuelas de Bajos Ingresos” que, con el aval y apoyo del Club Rotario de La Puntilla, ha capacitado a 120 docentes de 29 unidades educativas ubicadas en Monte Sinaí, una zona de bajos ingresos de Guayaquil, Ecuador. Sigue leyendo

Cómo trabajar con nuestras organizaciones colaboradoras en proyectos de servicio sostenibles

Por el Personal de Rotary Service Connections

Al trabajar con nuestras organizaciones colaboradoras, los clubes y distritos pueden consolidar sus proyectos de servicio y garantizar la sostenibilidad de los mismos, puesto que tendrán acceso a expertos en la materia y fortalecerán sus redes de contacto locales. Si colaboramos con organizaciones locales, nacionales e internacionales podremos satisfacer mejor las numerosas necesidades que enfrentan las comunidades en todo el mundo.

Sigue leyendo

Empresas de ecoturismo empoderan a las mujeres en Costa Rica

IMG_2338.jpg

Las mujeres de RETUS 

Por Karen McDaniels, socia del Club Rotario de Denton, Texas, EE.UU.

Durante un viaje a Costa Rica, los socios de mi club y yo conocimos a un miembro de la facultad del Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE) en Turrialba que estudia las barreras que enfrentan las mujeres rurales para unirse al creciente negocio turístico de Costa Rica. Al sentarnos con él a tomar un café y aprender sobre las luchas de las mujeres para ingresar a la economía del turismo local, vimos una oportunidad para que Rotary nos ayudara. Sigue leyendo

Cómo tú puedes ayudar a la erradicación de la polio

Sept 13

Equipo de Comunicaciones Globales de Rotary International

La labor de Rotary en la erradicación de la polio comenzó hace más de tres décadas, cuando 350.000 niños en todo el mundo quedaban paralizados cada año. ¡Sí, 350.000!

A lo largo de los años, con la ayuda de rotarios, embajadores y colaboradores como la Organización Mundial de la Salud, UNICEF, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos y la Fundación Bill y Melinda Gates, hemos reducido la incidencia de la enfermedad en un 99,9%. Un gran paso adelante, ¿cierto?

¡Por supuesto! Esto es algo que debemos celebrar con orgullo. Sin embargo, no podemos detenernos ahí. Tenemos que llegar hasta el final. Y eso significa erradicar la poliomielitis donde todavía es endémica, garantizar que no se propague de nuevo por todo el mundo y robe el futuro de nuestros niños.

Capture

Te estarás preguntando: “Pero, ¿cómo puedo ayudar? Soy solo una persona y esta iniciativa tiene enormes proporciones. Ahí es donde te equivocas. Si cada persona hace su parte, por pequeña que sea, podemos tener un resultado colectivo muy grande.

Pensemos…Rotary cuenta con más de 1 millón de socios en todo el mundo. Además, contamos con rotaractianos, interactianos, participantes en programas para la juventud y exparticipantes. Y cada persona tiene sus amigos, compañeros de trabajo, vecinos y familia. Entonces, imagina la fuerza que una pequeña acción personal puede causar en la lucha contra la parálisis infantil….

Ahora, vayamos al grano. ¿Qué puedes hacer para ayudar?:

– Celebra el Día Mundial contra la Polio este 24 de octubre. Participa en nuestra celebración mundial organizando una reunión con rotarios y amigos para seguir un evento especial que se transmitirá en la página de Rotary en Español en Facebook.

Capture1

– Organiza una actividad en tu ciudad para sensibilizar al público y apoyar la causa. Puedes distribuir folletos informativos, recaudar fondos para la erradicación de la polio o incluso participar en una campaña de vacunación.

Capture2

– Corre la voz sobre la polio y la labor de Rotary en los medios de comunicación social. Cuanto más sepa el público general sobre la importancia de la erradicación, más probable es que se involucren.

 Haz una donación hoy mismo para poner fin a la polio. Con la donación de contrapartida 2:1 de la Fundación Gates, tu contribución vale ¡tres veces más!

Registra en la página Pongamos fin a la polio cualquier actividad o evento relacionado con la causa que tu club o distrito haya realizado o vaya a realizar en 2019. Cuando tu iniciativa se incluya en nuestro mapa, será contabilizada en la clasificación de los países que se movilizan para erradicar la polio.

Capture3

– Comparte este blog post con otros rotarios, rotaractianos y familiares de los rotarios, para que sepan cómo participar, dónde registrar sus eventos y cómo efectuar donaciones a la campaña.

¡Juntos, acabaremos con la polio de una vez por todas!

Capture4

Súmate a la “Zona libre” de prejuicios y crea empatía junto a los rotaractianos.

Por Nicolás Silva del Club Rotaract Trenque Lauquen, Argentina.

En ocasión de la celebración de la Semana Mundial de Rotaract, el Distrito 4920 de Argentina se congregó para servir a la comunidad en la ciudad de Santa Rosa, La Pampa, con el proyecto “Zona Libre”.

Foto grupal

El el evento participaron 8  clubes Rotaract: Santa Rosa, General Pico, Trenque Lauquen, Olavarría Norte, Tandil, Tres Arroyos Libertad, Villa Gesell y Punta Alta.

Juntos preparamos distintos circuitos dinámicos, relacionados a algún tipo de discapacidad, como la movilidad reducida, discapacidad motriz en manos, ceguera o esquizofrenia, pero también como la obesidad, y los pusimos en práctica en una zona de la plaza central de la ciudad de Santa Rosa.

Cada uno de los circuitos, preparados previamente por los clubes, tenían el objetivo de:

  • generar conciencia entre los vecinos de la ciudad sobre las distintas discapacidades en las personas
  • promover la empatía hacia quienes habitualmente se sienten diferenciados por la sociedad y
  • ponerse en el lugar de esas personas para no caminar, no tocar con las manos o no ver la vida a través de sus propios ojos, sino guiados por las sensaciones y las condiciones determinadas por la vida social.

A mi parecer, fue una muy linda oportunidad para sensibilizar a la comunidad sobre estas dificultades, aprender sobre distintas discapacidades y a su vez, educar a la gente con la que compartíamos los circuitos.

Zona Libre es un proyecto social de amplio alcance que los clubes han estado promoviendo en sus comunidades en distintas ocasiones y cuyo objetivo es crear una zona libre de prejuicios y llena de empatía, respeto y tolerancia; y en esta ocasión, los rotaractianos nos hemos reunidos para hacer algo que nos motiva y nos mueve a actuar: el servicio.

¿Ya eres parte de Rotaract? Te recomendamos algunas ideas y sugerencias sobre cómo organizar tu propio club y planificar proyectos sólidos.